Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Jardín de peonías Mar de rosas sin espinas en Zúrich

Hace 20 años, la Escuela Superior de Ciencias Aplicadas de Zúrich plantó un jardín de peonías. Hoy, durante el período de floración a principios del verano, el parque atrae a curiosos de todo el mundo, ávidos de descubrir sus 250 variedades de flores.

En el jardín, situado en el pueblo de Wädenswil (cantón de Zúrich), las diferentes especies de flores están dispuestas según su país de origen. Las preferencias culturales de los visitantes son claras: los japoneses prefieren los arbustos con flores simples y finas, mientras que los chinos aman las plantas con muchos pétalos y frutos carnosos, representadas en la porcelana de la época de la corte imperial.

Pocas plantas de jardín tienen una historia tan larga como la peonía, cultivada en China desde hace más de 4000 años. En Occidente, es conocida desde la antigüedad por sus propiedades medicinales. La leyenda cuenta que Peón - el médico de los dioses, del que deriva el nombre de la planta- utilizó la flor para curar una herida de Plutón. Este último, en agradecimiento, le hizo el don de la inmortalidad, convirtiéndolo en peonía. Los benedictinos también utilizaron la planta, especialmente la raíz, para el tratamiento de enfermedades como la gota o la epilepsia.

También llamada ‘rosa sin espinas’, la peonía es considerada un símbolo de riqueza, de curación y de la belleza femenina.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes