Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

La dura vida de los mineros en el Gotardo


Por Testimonio de Gerhard Fürpass, recogido por Gerhard Lob


Gerhard Fürpass, de regreso a la luz del día. (swissinfo.ch)

Gerhard Fürpass, de regreso a la luz del día.

(swissinfo.ch)

Cientos de mineros trabajan desde hace años en el nuevo túnel del San Gotardo. Uno de ellos, el austriaco Gerhard Fürpass, un padre de familia de 45 años, habla a swissinfo.ch de una vida cotidiana que “nadie puede imaginar”.

Hace 25 años, desde 1985, trabajo como minero en la construcción de túneles. Llegué a las obras de la nueva línea de ferrocarril del San Gotardo en 2002, primero a Bodio, luego a Faido, como empleado de la empresa Alpina.

Laboro cerca del túnel en el tubo oeste L1. Con un colega, soy responsable de todo el trabajo de la seguridad, justo después de la perforación. Somos cuatro o cinco, a cinco metros solamente de la cabeza de la máquina tuneladora.

Nosotros somos los primeros en ver el túnel despejado tras el paso de la máquina. Si la roca es dura, no debemos asegurar mucho, con redes y anclajes. Si la roca es más friable, se deben colocar bandas y arcos.

El viaje en coche es mucho más peligroso

Este no es ciertamente un trabajo ordinario, y de alguna manera, es peligroso. Pero cuando se tiene cierta experiencia, como en mi caso.. . y también se puede confiar en los colegas. Los peligros se traducen en erupciones de chorros de agua, caída de rocas, resbalones y caídas. A mí por suerte nunca me ocurrió nada, y espero que no me ocurra.

El viaje de vuelta con mi familia parece más peligroso. Con algunos colegas, viajamos juntos cada diez días. Recorremos cerca de 600 km. ¡Todo lo que podemos vivir en el camino … qué locura!

Once horas seguidas

Yo trabajo por turnos cuando la tuneladora está en marcha. El primer día salimos a las 22: 00 horas y empezamos a trabajar desde las 23:00 en punto hasta las 8 de la mañana. A las 09:00 horas vuelvo al aire libre y me voy a dormir. Esto se repite durante cinco días.

Tengo una habitación en un contenedor, pequeña pero suficiente. Incluso cuenta con aire acondicionado. El sexto día, cambio de ritmo: nuestro programa va de las 16:00 a las 23:00 horas. Siguen luego cuatro días con horarios de las 13:30 a las 23:00. El décimo día salimos a las 23:00 horas del túnel. Algunos se van esa misma noche a casa, otros duermen ahí y salen al día siguiente. El período de descanso es de cinco días.

Cinco días con la familia

Hay que acostumbrarse a este ritmo de trabajo. Mi familia y yo lo hemos logrado. Tengo tres hijos y cuatro nietos. Mi hija menor ha dicho siempre que es mejor tener un padre realmente presente durante cinco días, al cuidado de su familia, que un padre que está todas las noches pero no se ocupa de su familia. Mi esposa me conoció cuando yo ya trabajaba así, ella no tiene ningún problema con ese ritmo.

Llegué a esta área por mi padre. También era minero en los túneles. De hecho, hice un aprendizaje como instalador de tuberías de gas y agua. Como estuve desempleado por un período corto, mi padre me llevó. Pero las obras nunca habían sido mi sueño.


Una motivación: el salario

Pero me encanta mi trabajo. No podría ni imaginarme trabajando en una oficina o una fábrica. Ser minero no es solamente un trabajo, es más que eso - aunque la palabra “vocación” sería exagerada. El dinero también desempeña un papel importante.

Si ganara lo mismo en casa, yo no estaría aquí. No es diferente para mis colegas. Ganamos bien, pero ese salario tiene un precio. Hace ocho años que estoy aquí. Es un poco especial. Nunca me quedé tanto tiempo en una obra de construcción. Nadie hubiera pensado que duraría tanto tiempo. Pero este túnel es un mega proyecto y ha habido imprevistos.


Nunca he tenido dudas sobre la viabilidad del proyecto. Cuando se construyen túneles, se logran. En ocasiones avanzamos centímetro a centímetro, pero avanzamos.

Orgullo

En verano puede hacer mucho calor en el túnel si hay problemas de abastecimiento de agua, por ejemplo. Si la temperatura es de 26 a 28 grados, todavía se aguanta. Pero a veces la temperatura sube a 34 grados. ¡Dios mío! Nadie puede imaginar eso.

Es verdad que uno se siente muy orgulloso de trabajar en el túnel más largo del mundo. En el trabajo diario, sin embargo, no pensamos en eso. Un ingeniero que murió recientemente en un accidente decía siempre que “detrás del pico, está la obscuridad”. Y tenía razón. Un túnel es un túnel.

…y duelo

Cuando ocurren accidentes, por supuesto, hablamos de ellos. Evidentemente, nos afectan. Nos hacen reflexionar. ¿Qué es esto? Los colegas son reemplazados. En cierta forma no somos más que un número. Yo trato de ir a trabajar siempre con un espíritu positivo.

Durante mi tiempo libre, me gusta hacer ciclismo. Es cuando puedo refrescarme las ideas. El aire fresco sienta bien. Tenemos bastante aire malo en el túnel. La región es ideal para el ciclismo de montaña. Paseamos mucho juntos. Conozco todos los caminos, las carreteras y los pasajes. Y si estoy demasiado cansado, voy solamente hasta Faido para tomar un café.


Lenguas extranjeras ...

Por desgracia, todavía tengo problemas con el suizo-alemán y no he aprendido italiano durante todos estos años. Sería diferente si trabajara directamente con los italianos. Pero trabajamos principalmente en grupos lingüísticos. Estoy con mis colegas austriacos, a los que conozco desde hace años.

¿Qué haremos cuando nuestro trabajo esté terminado? No sé si mi compañía obtendrá más trabajo. Me gustaría seguir trabajando en Suiza. El Seguro Social es mucho mejor aquí que en otras partes de Europa. Tal vez algún día habrá un segundo túnel carretero. Estamos aquí para eso. Podríamos construirlo en ocho años. A menudo hablamos acerca de cuánto costaría.

Un día, el tren pasará por el túnel en 15 minutos. Y nadie podrá imaginar el trabajo que se esconde detrás, sin mencionar el costo.

TÚNEL DEL GOTARDO

Longitud: 57 kilómetros, récord mundial.
Longitud del túnel, de los pozos de acceso y las galerías: 151,84 kilómetros.

Horadación final del tubo entre Faido y Sedrun: prevista para el 15 de octubre de 2010. Perforación en el tubo oeste: primavera de 2011

Escombros: 24 millones de toneladas; es decir, cinco veces el volumen de la pirámide de Keops.

Puesta en marcha prevista: diciembre de 2017, quizá 2016, según las nuevas previsiones.

Velocidad máxima: 250 km / h (tren de pasajeros) y 160 km / h (de mercancías).

Empresa constructora: AlpTransit Gotthard AG (fundada el 12 de mayo 1998), filial de CFF a 100%, con sede en Lucerna.

Empleados en la obra: cerca de 2000 (túneles del San Gotardo y Ceneri).

Estimación de costos finales (para todo el túnel del San Gotardo): 12,2 millones de francos (precios de 1998, sin IVA, sin impuestos, sin ajuste por inflación).


Traducción: Marcela Águila Rubín, swissinfo.ch



Enlaces

×