La liebre en peligro... ¡pero también el lobo!


Cada año aumenta de manera inquietante el número de especies amenazadas. En Suiza, el lobo y la liebre figuran entre los perdedores del 2010, según él Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). Una situación contraria a la de los castores.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) censó en 2010 no menos de 18.351 especies amenazadas, es decir, una tercera parte del inventario estudiado.

Con respecto al 2008, esa cifra representa un aumento del 8%.

Los peces son particularmente vulnerables.

Suiza no escapa a ese cuadro preocupante, destaca el capítulo helvético del WWF en su balance anual publicado este martes.

Entre los perdedores figura particularmente el lobo que cuenta con una protección bastante estricta a escala internacional.

Se estima que en territorio suizo hay apenas 15 ejemplares. Sin embargo, el Consejo Nacional decidió en su sesión de otoño que ese animal podría ser abatido en caso de representar una amenaza para los animales de caza.  

El gobierno tendrá que renegociar el Convenio de Berna que en toda Europa protege al lobo así como a centenares de otras especies.

El WWF manifestó igualmente su preocupación por la suerte de la liebre.

En Suiza, la población de ese mamífero asciende a 2,7 animales por kilómetro cuadrado, y en algunas regiones a únicamente 1,5. Los expertos consideran como crítica una densidad de entre 2 y 6 por kilómetro cuadrado.

swissinfo.ch y agencias



Enlaces

×