AFP internacional

La policía cerca una zona frente a la estación de trenes en Chemnitz en el este de Alemania el 8 de octubre de 2016

(afp_tickers)

La policía alemana lanzó este sábado una vasta operación para capturar a un sirio de 22 años sospechoso de preparar un atentado con bomba, tras hallar en su apartamento materiales "altamente explosivos".

La seguridad fue reforzada en aeropuertos y estaciones de ferrocarril de Berlín, y la búsqueda era particularmente intensa en la ciudad de Chemnitz (este), donde vivía Jaber Albakr, un sirio que llegó como refugiado el año pasado a Alemania.

Según la agencia de prensa alemana DPA, que citaba fuentes de seguridad, el sospechoso tendría vínculos con el grupo Estado Islámico (EI).

El hombre va ataviado con un "suéter con capucha negro con un gran estampado".

"No sabemos dónde se encuentra ni lo que transporta. Sean prudentes" tuiteó la policía local.

"Varios centenares de gramos" de una "sustancia muy peligrosa que no puede transportarse sin medidas de precaución" fueron hallados en el apartamento del fugado, precisó el portavoz de la policía de Sajonia, Tom Bernhardt.

Es una sustancia "mucho más peligrosa" que la dinamita, precisó el portavoz. "Una pequeña cantidad puede provocar enormes daños" precisó.

El hombre, según el sitio internet de la revista Focus, preparaba un atentado contra un aeropuerto.

Vecinos del apartamento, situado en un barrio humilde de Chemnitz, fueron evacuados por precaución.

Tres personas en relación con el caso fueron detenidas, dos cerca de la estación y otra en el centro de la ciudad.

"Se trata de conocidos del sospechoso buscado que fueron detenidos provisionalmente", indicó Bernhardt, precisando que estaban siendo interrogados.

Jaber Albakr estaba siendo vigilado por los servicios interiores de inteligencia desde hacía un tiempo, afirmó Focus, citando fuentes de los servicios de seguridad.

Anteriormente, la policía de ese estado había precisado que estaba llevando a cabo "una operación a gran escala por sospechas de preparación de un atentado con bomba".

La información que condujo a esta operación provenía de los servicios de inteligencia interior, precisó el portavoz.

"Nos tomamos los hechos en serio. Las autoridades competentes están en estrecho contacto", indicó a la AFP un portavoz del Ministerio de Interior, en Berlín.

- Más de 500 'atacantes potenciales' -

Hace poco más de dos semanas, la policía alemana arrestó a un solicitante de asilo sirio de 16 años en Colonia (oeste), sospechoso de preparar un atentado a cuenta del grupo yihadista EI.

Según la policía alemana, 523 personas están fichadas como "atacantes potenciales" que representarían una amenaza para el país y la mitad de ellos se encontraría en Alemania.

La otra mitad estaría compuesta principalmente por alemanes o binacionales en el extranjero, la mayoría, en Siria, que, según se cree, podrían atacar Alemania si regresaran a su país.

El gobierno también ha reconocido en varias ocasiones su preocupación por el hecho de que los refugiados sirios puedan ser contactados por movimientos yihadistas para reclutarlos.

Alemania sufrió en julio dos ataques reivindicados por la organización EI: un atentado suicida cometido por un sirio de 27 años al que le habían denegado su solicitud de asilo, que causó 15 heridos, y otro con hacha perpetrado por un solicitante de asilo afgano de 17 años, que se saldó con cinco heridos.

Mientras que las críticas contra la canciller, Angela Merkel, por su política de apertura hacia los solicitantes de asilo van en aumento, la derecha populista del movimiento Alternativa por Alemania (AfD), ha encadenado varios éxitos electorales en los últimos meses.

Unos 890.000 solicitantes de asilo llegaron a Alemania el año pasado, y la mayoría huía de la guerra en Siria.

afp_tickers

 AFP internacional