Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La típica vaca suiza vive en Chile

Una de las fotografías de las vacas de descendencia friburguesa.

De ello dan prueba las fotografías y los testimonios recogidos por Roger Pasquier, quien viajó a Punta Arenas para seguir la huella de sus familiares que emigraron a Magallanes a inicios del siglo XIX. Se trata de la tradicional vaca blanquinegra friburguesa, desaparecida hace 30 años en Suiza.

El hallazgo provoca gran interés en la prensa suiza y la fundación en defensa de la flora y fauna helvéticas Pro Specie Rara quiere evidenciarlo con pruebas genéticas.

El último ejemplar de esta vaca originaria del cantón de Friburgo fue abatido en 1975. Dándola por desaparecida desde entonces en Suiza, una nueva esperanza se asoma luego de que Roger Pasquier mostrara las fotografías de unas vacas que en mucho se asemejan a la extinta friburguesa.

Aún más, Pasquier recoge en Punta Arenas tres testimonios que coinciden en la siguiente afirmación: un descendiente de inmigrantes helvéticos de nombre José Davet -quien se convirtió después en vicecónsul de Suiza allá- importó una docena de vacas del pueblo friburgués de Blessens en la década de los 30.

Esta información colateral a las indagaciones del socioeconomista septuagenario -autor del libro 'Los friburgueses y sus descendientes en la Patagonia Chilena', publicado en Chile a principios de año-, ha provocado el interés de muchos medios de información helvéticos.

"Constato que se muestra más interés por la vaca que por los propios inmigrantes. Los periodistas me hacen más preguntas sobre este tema", dice a swissinfo con un cierto lamento el ex funcionario de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

Un símbolo

Y aunque Pasquier admite que la reacción de los diarios le ha sorprendido, advierte el fondo de este interés:

"Comprendo un poco a los friburgueses apegados a la tradición y a las costumbres con las que identifican a ese animal; como el ascenso a la montaña para pacer en verano: toda una fiesta y que tenía como protagonista a esta vaca blanca con negro con sus cencerros típicos. Incluso aquellos que no son agricultores ni criaderos de reses tienen un vínculo sentimental muy fuerte con esa tradición".

Pero la industrialización llegó a Suiza y esta especie de Friburgo, como muchas otras locales, desapareció en la segunda mitad del siglo XIX.

"La vaca Holstein, de origen holandés, gran productora de leche y también con manchas blancas y negras, suplantó al rumiante que era el símbolo del cantón suizo de Friburgo", señala Philippe Ammann, director adjunto de Pro Specie Rara, la fundación dedicada a preservar la diversidad patrimonial y genética de la flora y fauna suizas.

"La gente piensa que la vaca aún existe en Suiza"

Ammann advierte que incluso muchos suizos no se dieron cuenta de que la vaca friburguesa original desapareció. "En 1975 murió el último toro, llevándose una parte de la variedad animal de nuestro país consigo".

¿Por qué ocurrió esto? "Nadie vaticinó el fin de las razas antiguas, pero todos vieron el futuro en las nuevas. Vieron que el cruce entre una vaca holstein y una vaca friburguesa daba como resultado animales más grandes y de mayor producción láctea. Todos cruzaron a estas dos especies. Nadie quiso conservar una vaca de raza pura friburguesa. Así fue que desapareció".

Pero esta especie habría sobrevivido en Punta Arenas, si las conjeturas recogidas por Roger Pasquier son ciertas. Philippe Ammann de Pro Specie Rara quiere seguirle el rastro a esas vacas para comprobar su origen.

"Es importante que al inicio de este proyecto podamos decir que efectivamente esta exportación –que se habría producido entre 1926-1930- tuvo lugar hacia Punta Arenas. Nos gustaría documentarlo".

Ya comenzó la búsqueda en los archivos locales, aunque aún sin resultado. "En esa época de posguerra no se hicieron registros al respecto en Friburgo", lamenta Ammann.

Exámenes genéticos

La etapa siguiente consistirá en localizar los ranchos donde subsisten estas vacas en el sur chileno, y, finalmente, enviar a un experto a esa punta del mundo para tomar las pruebas de sangre que permitan respaldar el parentesco de esos especimenes chilenos con la extinta vaca tradicional de Friburgo.

"Ya no podemos cotejar los resultados con la referencia genética de una vaca original friburguesa, pero sí con la de la vaca de Simmental, que aún existe y es muy cercana a la extinta friburguesa – pero de color rojo con blanco y que antiguamente se encontraba en el mismo rebaño", explica Ammann.

Y si bien en Punta Arenas también se intentaron en el pasado los cruces a fin de conseguir vacas más productivas, se dice que no tuvieron éxito, pues las crías de esas mezclas no soportaron el clima extremo del lugar, al que sí estaba acostumbrada la raza friburguesa. Esto permite pensar que los especimenes de Chile son lo suficientemente libres de otras influencias genéticas y que bien pueden significar recuperar la vaca perdida de los suizos.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Roger Pasquier

El economista realizó entre los años 2005 y 2007 tres viajes a la región de Magallanes para encontrar descendientes de sus familiares emigrados a partir de 1876.

Las familias friburguesas llevaron consigo plantas y la vaca blanquinegra local, según testimonios.

En 2007, Pasquier visitó la lechería de Jaime Barrientos para tomar fotografías de las vacas que le recordaron a aquellas de su abuelo en la granja familiar de Friburgo y que permitieron constatar el parecido de esos especimenes de Punta Arenas con la extinta raza friburguesa.

Fin del recuadro

Vaca blanquinegra friburguesa

Esta raza destacaba por su cuerpo musculoso y su ubre en forma de embudo, además de su resistencia a condiciones climáticas rudas.

Robusta y grande, era un animal de triple propósito para los campesinos tradicionales (producción láctea, carne y tirar del arado).

La raza holstein, por sus cualidades lecheras, suplantó a la auténtica vaca friburguesa. Los cruces de razas locales con la Holstein duplicaron la producción láctea, pero terminaron con varias razas de rumiantes en la planicie helvética.

En 1940 se contabilizaban 40.000 vacas friburguesas; en 1946, 25.000. El último ejemplar puro fue el toro Héron, abatido en 1975.

Fin del recuadro

En busca de voluntario

Pro Specie Rara busca un benévolo -que hable español y francés, inglés o alemán - para las averiguaciones y contactos previos en Punta Arenas antes de organizar el viaje para tomar las pruebas sanguíneas.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×