AFP internacional

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y su esposa, Sophie Gregoire-Trudeau, durante la visita a Canadá del príncipe Guillermo de Inglaterra y su esposa, Catalina de Cambridge, el 25 de septiembre de 2016 en Vancouver

(afp_tickers)

Al ganar las elecciones legislativas en Canadá el 19 de octubre de 2015, el primer ministro Justin Trudeau puso fin a una década de mandatos conservadores y lanzó grandes proyectos políticos con su gobierno liberal.

A continuación, sus principales logros y propuestas.

- Medio ambiente

El gobierno de Trudeau ratificó el 5 de octubre el acuerdo climático de París COP21, que busca limitar el aumento de la temperatura global a un máximo de dos grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales, una decisión tomada pocos días después de haber introducido un impuesto progresivo sobre las emisiones de carbono.

A pesar de su preocupación por el medio ambiente, Trudeau quiere permitir que se construyan oleoductos para exportar petróleo de arenas bituminosas de Canadá.

Al no lograr que todas las provincias del país se pongan de acuerdo sobre un límite a las emisiones, su gobierno optará por cumplir con la meta que fijó el gobierno anterior, de reducir los gases de efecto invernadero en un 30% para el 2030 (con respecto a 2005). Una reducción insuficiente, según los defensores del medio ambiente, mientras que los expertos la consideran poco realista.

- Combate al grupo Estado Islámico

Después de haber retirado los cazas canadienses de las operaciones dirigidas por Estados Unidos contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), tal cual prometió Trudeau en su campaña electoral, el primer ministro triplicó el contingente de fuerzas especializadas en Irak, de 70 a unos 200 soldados élite. Su gobierno también ha enviado cuatro helicópteros tácticos, financiado un hospital en Kurdistán iraquí y aumentado la ayuda humanitaria a esta región.

- Refugiados sirios

La foto del pequeño sirio de tres años Aylan Kurdi muerto en una playa turca conmocionó a Canadá en septiembre de 2015 y en plena campaña electoral Trudeau se comprometió a recibir 25.000 refugiados sirios. Marcando el regreso de Canadá en la escena internacional, estableció un puente aéreo para permitir la llegada de estos refugiados. Al día de hoy, 31.000 sirios han recibido asilo en el país, lo cual hizo que el número de inmigrantes que llegaron entre el 1 de julio de 2015 y 30 de junio de 2016 alcanzara un nivel récord en el último siglo: 320.000 personas.

- Reconciliación con los pueblos autóctonos

Los indígenas, los inuit y mestizos representan un 4,3% de la población canadiense pero viven en muchos casos en condiciones precarias. El gobierno de Trudeau prometió responder a sus necesidades invirtiendo 8,4 millones de dólares canadienses durante cinco años en educación, infraestructura y viviendas para estos grupos.

Además, su gobierno lanzó una investigación sobre los 1.200 asesinatos y desapariciones de mujeres pertenecientes pueblos autóctonos que no fueron esclarecidos en los últimos 30 años, algo que se negaba a hacer el gobierno anterior. En un gesto simbólico, Justin Trudeau nombró por primera vez en la historia del país a una indígena como ministra de Justicia.

- Igualdad de género

Trudeau, que se define como "feminista", formó un gobierno con la misma cantidad de hombres que de mujeres. Cuando se le preguntó sobre esta decisión inédita respondió: "Porque estamos en el 2015", una frase que lo hizo famoso. El primer ministro es un ardiente defensor de los derechos de la comunidad LGBT y participa desde hace años en las marchas del orgullo gay. En Canadá se ha presentado un proyecto de ley para reconocer los derechos de las personas transgénero y el país se ha comprometido a cumplir con la igualdad salarial en la administración pública.

- Cannabis

El primer ministro, quien ha admitido haber fumado cannabis "cinco o seis" veces, prometió legalizar esa droga al ser elegido. Tras un año en el poder, un grupo de expertos liderado por un exviceprimer ministro de Canadá presentará al gobierno un marco legislativo y reglamentario para el consumo y comercialización del cannabis. La meta es legalizar el cannabis en 2017, lo cual trasformaría a Canadá en el primer país del G7 en hacerlo.

afp_tickers

 AFP internacional