Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Ley del Juego con Dinero Apuesta multimillonaria en las urnas suizas

una roulette che gira

El destino de la nueva ley sobre juegos de dinero no depende del azar sino de la voluntad del pueblo suizo, que votará el 10 de junio de 2018.

(Keystone)

El conflicto es enorme y no sigue los esquemas tradicionales. El pueblo suizo decidirá el próximo 10 de junio el destino de la nueva ley federal sobre los juegos de azar. Para sus partidarios, favorece el bien común y protege a los jugadores de los riesgos. Por el contrario, sus adversarios denuncian que impone la censura de Internet y preserva el monopolio de los casinos nacionales. Las sumas en juego son enormes.

Mapa de Suiza con las localidades donde hay casinos

En Suiza los casinos son competencia de la Confederación. Existen 21, con dos tipos diferentes de concesión, que se distinguen fundamentalmente por la oferta de juegos, las apuestas y las ganancias. Los del tipo B tienen restricciones a las que no están sujetos los casinos del tipo A (gran casino).

Por el contrario, las loterías, las apuestas deportivas y los juegos de habilidad son competencia de los cantones, que deciden también el destino de los beneficios de las dos empresas que detentan el monopolio de las grandes loterías: Swisslos para los cantones de habla alemana y el Tesino, y Loterie Romande en los cantones francófonos.

(swissinfo.ch)

Ruleta, black jack, póker. Estos son solo algunos de los juegos que los casinos suizos podrían ofrecer también ‘online’ si entrase en vigor la Ley Federal sobre los Juegos de Dinero (LJDEnlace externo), aprobada el pasado mes de septiembre por el ParlamentoEnlace externo. Como ocurre ya con las mesas de juego reales, sería preciso obtener una autorización, que se concede con condiciones precisas. Por el contrario, quedarían bloqueados los accesos a cualquier oferta de juego de azar que careciera de concesión federal.

Además, con la LJA, las empresas autorizadas a organizar grandes loterías y apuestas deportivas podrían ofrecer nuevas fórmulas para estas últimas. Por ejemplo, apuestas con ‘bookmakers’ [corredores de apuestas] y apuestas en tiempo real, es decir, mientras tiene lugar el partido o la competición.

Hay también otras novedades. Por ejemplo, los premios y ganancias de loterías y apuestas deportivas estarían exonerados de pagar impuestos hasta un millón de francos -hoy lo están solo hasta mil francos. Podría también obtenerse autorización para pequeños torneos de póker organizados fuera de las casas de juego.

Los beneficios para utilidad pública

La idea que está detrás de esta ley es mantener el mercado de los juegos de dinero regulado y controlado por el Estado, permitiendo al mismo tiempo adaptar la oferta a los tiempos actuales. En aplicación del artículo 106Enlace externo de la Constitución Federal, aprobado por el pueblo y los cantones en 2012, la LJA garantiza que el producto de los juegos de dinero se destine a los seguros de vejez, supervivencia e invalidez (AVS/AI) y a entidades de utilidad pública, culturales, sociales y deportivas.

Mesa de juego en un casino

Los casinos pagan una tasa del 40% al 80% sobre el producto bruto del juego (PBJ) que corresponde a las sumas ingresadas menos los premios pagados. La tasa de los casinos A (grandes casinos) es enteramente pagada al AVS/AI. La de los casinos B es destinada en el 60% al AVS y el 40% restante al cantón en que está domiciliado el casino.

En 2016 los 21 locales de juego del país pagaron un total de 323 millones de francos, es decir, 276 millones al AVS/AI y 47 millones a los cantones. Además, los casinos pagan el impuesto sobre el beneficio, como todas las empresas.

(Keystone)
Extracción de los números de la lotería

Swisslos y Loterie Romande, las dos compañías autorizadas a organizar loterías y apuestas deportivas a escala intercantonal, deben destinar las ganancias netas a fines benéficos y de utilidad pública, sobre todo en el ámbito de la cultura, las obras sociales, el deporte y el medio ambiente. En 2016 sus beneficios netos totales ascendieron a casi 630 millones de francos. Las compañías de lotería están asimismo obligadas a pagar cada año a los cantones una tasa por la lucha contra la dependencia del juego, que en 2016 fue de 4,5 millones de francos.

(Keystone)

El Parlamento aprobó la LJD por clara mayoría. No obstante, se opusieron los Verdes Liberales, la mayoría de grupos de la Unión Democrática de Centro (UDC, derecha conservadora) y de los Verdes y una pequeña minoría de los Liberales-Radicales (PLR).

Rebelión juvenil

Pero, por ironía del destino, la ley que GobiernoEnlace externo y Parlamento presentan como “una adaptación a la era digital” es rechazada precisamente por la denominada “generación digital”. En efecto, son las secciones juveniles de cuatro partidos con representación en el Parlamento Federal –UDC, PLR, Verdes Liberales y Verdes-  las que han lanzado el referéndum. Y han ganado su primera apuesta: reunir las 50 000 firmas necesarias para que la LJD sea sometida a votación popular.

Y eso no es todo. Ahora parece casi seguro que las secciones juveniles de todo el espectro político harán frente común contra la LJD. Los jóvenes socialistas y los del Partido Burgués Democrático (PBD) se han unido al campo del “no”.

Por lo que respecta a los jóvenes del PLR, han asestado un golpe magistral en los preparativos de la campaña de votación: la asamblea de delegados del partido ha decidido adherirse a su causa y luchar contra la ley, desautorizando así al grupo parlamentario del PLR que había votado a favor de la ley por amplísima mayoría.

Contra la “censura” y el proteccionismo

Aunque no sea la única cuestión de la ley que es contestada por adversarios de todo tipo, es indiscutible que el bloqueo de las plataformas extranjeras que ofrecen juegos de azar es el elemento que concentra la hostilidad de todos sus adversarios, que denuncian “la censura estatal de Internet” y un “aislamiento digital”.

Para sus detractores, este bloqueo viola la libertad económica y de información, y constituiría un “peligroso precedente”. “Si se empieza por el póker, ¿dónde acabaremos?”, se preguntan. Consideran que si hoy se prohíbe el acceso a los sitios de juegos de dinero para proteger los intereses de los casinos suizos, mañana podría ocurrir lo mismo con otros sectores del mercado.

Una práctica generalizada

Los juegos de dinero no son un bien de consumo cualquiera, en venta libre. Ya hoy están sometidos a autorización, ha señalado la ministra de Justicia y Policía, Simonetta Sommaruga, en el inicio de la campaña a favor de la LJD.

Además, el bloqueo no sería una particularidad helvética, sino que está en vigor en otros muchos países. Solo en Europa la aplican 17 Estados, de los cuales dos -Francia e Italia- son vecinos de Suiza, ha subrayado la ministra.

Los operadores de juego en línea que carecen de concesión de la Confederación no aportan nada al AVS/AI ni a las entidades de utilidad pública, ha subrayado Simonetta Sommaruga. Además, no tienen necesidad de tomar medidas para prevenir los riesgos inherentes a los juegos de azar, como la dependencia, el fraude y el blanqueo de dinero.

Insuficiente protección de los jugadores

Por el contrario, la LJD refuerza las medidas contra el juego patológico. La obligación de adoptarlas, que ya se aplica a los casinos, se extendería así a los cantones y a las empresas organizadoras de loterías. La nueva ley prevé además que haya al menos un especialista en prevención de dependencias entre los dirigentes de la Autoridad de Vigilancia.

Pero también en este terreno los adversarios de la nueva ley piensan que el texto es insuficiente y que haría falta crear una comisión nacional de expertos. Además, los cantones deberían cobrar una tasa específica para financiar los costes de los abusos de juegos de dinero.

Por ello, están también en contra de la exoneración fiscal de los premios de lotería hasta un millón de francos.

Los ‘lobbies’ complican el juego

Pero la batalla entre adversarios y partidarios de la LJD no se desarrolla solo con argumentos estrictamente vinculados al texto de la ley. Los que la defienden reprochan a sus adversarios estar a sueldo de las empresas extranjeras de juegos de dinero en línea. En efecto, el comitéEnlace externo del referéndum ha recibido el apoyo financiero de dos de estas sociedades internacionales. Precisamente esta es la razón por la que los jóvenes Verdes han constituido un comité separado, para seguir siendo independientes.

Por el contrario, los adversarios de la LJD acusan a sus partidarios de estar manipulados por las casas de juego y por las sociedades intercantonales que organizan loterías y apuestas deportivas, de las cuales reciben financiación para su campaña a favor de la votación.

La tensión es grande y las fuerzas del “sí” –de las que forman parte el Gobierno, la mayoría del Parlamento Federal y los gobiernos cantonales- disponen de un apoyo amplio y heterogéneo. Tienen como aliados a las organizaciones deportivas, culturales y sociales, y cuentan también con el apoyo de un importante comitéEnlace externo formado por varios partidos y compuesto por políticos federales y cantonales de los partidos de derecha y centro.

La lucha promete ser reñida y las apuestas están lejos de haberse cerrado.


Traducción del italiano: José M. Wolff


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes