AFP internacional

Un Falcon 900 de la Fuerza Aérea suiza, en la pista del aeropuerto de Ginebra, el 17 de enero de 2016

(afp_tickers)

Tres de los cuatro exprisioneros irano-estadounidenses liberados el sábado por Teherán, en el marco de un intercambio con siete iraníes presos en Estados Unidos, llegaron este domingo de noche a la base norteamericana de Ramstein en Alemania, según una fuente del departamento de Estado.

"Podemos confirmar que los ciudadanos estadounidenses que salieron de Irán esta mañana tras ser liberados han llegado a Alemania", indicó la fuente.

Los exprisioneros habían realizado previamente una escala en Ginebra y eran esperados en la base estadounidense, donde serán sometidos a exámenes médicos.

"Los exprisioneros partieron como estaba previsto, tras una corta escala en Ginebra, hacia una base aérea estadounidense en Alemania", había anunciado más temprano a la AFP un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores suizo.

"Un avión suizo en el que viajan un representante del DFAE [ministro de Exteriores] y médicos transporta a tres de los estadounidenses que estaban detenidos en Irán, así como a la esposa de uno de ellos", había indicado más temprano en un comunicado el ministerio suizo.

El ministerio señaló que Estados Unidos e Irán acordaron el pasado 17 de enero la liberación de las once personas tras "discusiones confidenciales durante catorce meses en Suiza".

En Washington, un alto funcionario del gobierno que no quiso identificarse confirmó la información. "Nuestros ciudadanos detenidos han sido puestos en libertad" y han salido de Irán, afirmó.

La televisión estatal iraní había informado por su parte que los excarcelados abandonaron el domingo Teherán a bordo de un "avión especial suizo" con destino a Suiza.

En el vuelo viajaron el marine Amir Hekmati, el pastor Said Abdeini y el periodista Jason Rezaian, corresponsal de The Washington Post.

Un cuarto liberado, Nosratollah Khosravi, no subió a la aeronave, informaron The Washington Post y The New York Time, citando a funcionarios del gobierno estadounidense no identificados.

The Washington Post confirmó que su corresponsal salió de la prisión de Evine, en Teherán, y abandonó el país sano y salvo.

"Estamos aliviados de que la pesadilla de Jason y de su familia, que ha durado 545 días, finalmente haya terminado", declaró el director del periódico.

Rezaian abandonó Irán en avión junto a su esposa, Yeganeh Salehi, según el Post, que criticó en un editorial a las autoridades judiciales iraníes por "violar repetidamente las propias leyes de Irán" con la detención del periodista durante meses.

Por su parte, la familia del exmarine Amir Hekmati, amenazado con pena de muerte en Irán por supuesto espionaje, informó que fue liberado y que subió al vuelo que lo sacará del país.

"Nuestro hermano, hijo y amigo Amir Hekmati ha sido liberado hoy por Irán. Se nos ha dicho ahora oficialmente que está a bordo de un avión abandonando el país", dijo la familia.

- Intercambio inédito -

Las liberaciones forman parte de un intercambio inédito con Estados Unidos, que a cambio liberó a siete detenidos iraníes.

El presidente Barack Obama, por su parte, celebró este domingo lo que llamó "avances históricos" logrados gracias a la fuerza de la diplomacia estadounidense.

El anunció de la liberación de los detenidos coincidió con la reunión el sábado en Viena del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y del jefe de la diplomacia iraní, Mohamad Javad Zarif, que puso punto y final al acuerdo sobre el programa nuclear iraní entre Teherán y las grandes potencias.

El secretario de Estado, John Kerry, dijo a los periodistas que viajaban con él desde Viena a Washington que el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Javad Zarif, resolvió el problema.

"Fue parte del acuerdo, estaba establecido claramente", señaló Kerry en referencia a que los familiares del periodista debían acompañarlo en su salida del país.

Rezaian, de 39 años, había sido detenido en julio de 2014 y condenado a finales de 2015 a una pena de prisión cuya duración nunca se anunció por "espionaje" y "colaboración con gobiernos hostiles".

A cambio de estas cuatro liberaciones, Estados Unidos anunció la entrega de siete iraníes, entre ellos seis con doble nacionalidad, acusados o ya condenados por vender a Irán equipos industriales, en violación de las sanciones internacionales contra Teherán.

Estos siete prisioneros son Nadar Modanlou, Bahram Mekanik, Khosro Afghani, Arash Ghahreman, Touraj Faridi, Nima Golestaneh y Ali Sabounchi.

afp_tickers

 AFP internacional