Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Los puertos francos quieren mejorar su imagen



Dos nuevas leyes federales quieren obligar a los 16 puertos francos que existen en Suiza a una mayor transparencia.

El de Ginebra – uno de los más grandes del país – se felicita de esta iniciativa y espera que sirva para mejorar la imagen dañada por los escándalos de tráfico de arte.

“Los puertos francos no son zonas fuera de la ley”, enfatizaron este martes (24.02.) en rueda de prensa los responsables de los puertos francos de Ginebra.

Respondían así a las críticas aparecidas en la prensa, a raíz del descubrimiento el año pasado de varios escándalos de tráfico ilícito de objetos de arte.

“La revisión de la legislación aduanera y la nueva ley sobre la transferencia de bienes culturales deberán permitir excluir de nuestra actividad a las llamadas ovejas negras”, señala Louis Ducor.

“Pero la legislación actual ya nos permite actuar”, precisa el presidente de los puertos francos de Ginebra.

De hecho, las nuevas disposiciones federales tardarán en entrar en vigor.

La nueva ley sobre la transferencia de bienes culturales será vigente en el 2005, pero falta todavía que el Parlamento discuta el decreto de aplicación correspondiente.

Y también la revisión de la ley de aduanas, que emprendió el Gobierno suizo en diciembre pasado, necesita ser sometida al Legislativo antes de ser aplicada.

Especifidad suiza

Hasta esa fecha los puertos francos helvéticos seguirán gozando de las ventajas adquiridas respecto a la competencia europea.

“Los puertos francos de la Unión Europea dependen de las autoridades aduaneras. Por tanto, están obligados a llevar un inventario detallado de las mercancías que pasan por sus manos. No es así en Suiza”, explica el jefe de la sección de procedimientos aduaneros de la Dirección General de Aduanas.

“En Suiza, el almacenamiento en los puertos francos tiene una duración limitada. Con la nueva ley, las normas suizas se asemejarán más a las vigentes en el resto de Europa”, agrega Roland Hirt.

Para los puertos francos, esta modificación legislativa tendrá como principal consecuencia la realización de un inventario preciso de las mercancías y bienes que transiten por sus depósitos.

Los pormenores de ese inventario se fijarán por decreto, tema que debate el Parlamento.

Conservar la confidencialidad

“Pero hay que evitar que esa obligación de inventario viole la esfera privada de nuestros clientes”, advierte el director de Rodolphe Haller S.A., una sociedad de transporte de objetos de arte.

“Y es que eso podría espantar a los coleccionistas privados, comerciantes de arte, galeristas y las casas de subastas”.

“Significaría un golpe tanto para la economía ginebrina como para la de Zúrich, Basilea o Chiasso, los otros tres principales puertos francos suizos”, puntualiza Alain Disch.

También el presidente de la dirección general de Christie’s Europa – una de las casas de subastas más importantes del mundo – insiste en que los ingresos económicos de los puertos francos son considerables.

Las joyas de Ginebra

“Ginebra es el principal centro de subastas de joyas”, subraya François Curiel. “Representa el 60% del mercado mundial. Eso se traduce en ingresos anuales para el país que oscilan entre 6 y 8 millones de dólares.”

“La calidad del puerto franco y la proximidad del aeropuerto permiten concluir un negocio en un tiempo récord”, agrega.

Según Yves Fischer, jurista de la Oficina Federal de Cultura, las nuevas disposiciones legales no levantarán el anonimato de la clientela de los puertos francos, “siempre y cuando se respete la ley”.

swissinfo, Frédéric Burnand, Ginebra
(Traducción: Belén Couceiro)

Contexto

En el territorio helvético hay 16 puertos francos. Los más importantes son los de Ginebra, Zúrich, Basilea y Chiasso.

Por ellos transitan o permanecen depositadas mercancías que no pagan derechos de aduana ni IVA. Los impuestos se pagan posteriormente en el país de destino.

Las empresas de importación y exportación son los principales clientes de los puertos francos.

Las aduanas suizas controlan las mercancías que entran y salen de los puertos francos.



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×