Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

LOS SONIDOS DE… Suiza, un país de fútbol

Suiza se ha convertido en un país que vive el fútbol. La selección nacional se ha clasificado en los campeonatos de Europa y del mundo de manera regular desde 1994. Y muchos de los jugadores formados en Suiza juegan en equipos europeos de primera línea, como el Barça, el Arsenal o el Liverpool.

La FIFA y la UEFA (las dos federaciones internacionales más importantes) tienen su sede en Suiza. Pero el fútbol aquí es, ante todo, un deporte popular con más de 1 400 clubes y 268 000 federados, de los que el 8% son mujeres.

375 espectadores, a pesar de la lluvia

En la tarde de un sábado nublado de mayo, a la ciudad deportiva de Liebefeld-Hessgut, en las afueras de la capital, Berna, los primeros espectadores llegan una hora antes de que suene el silbato que da inicio a la contienda. Vienen a ver el partido entre el FC Köniz y el FC Münsingen, que puntúa para el campeonato de la tercera liga. El ambiente es familiar, todo el mundo se conoce y se habla de hockey sobre hielo y de fútbol.

Profesionales y aficionados en el mismo equipo

Las dos ligas profesionales suizas se denominan Super League y Challenge League. En esta liga de promoción los equipos son mixtos. Es decir, aficionados y profesionales luchan codo con codo. Aunque los sueldos de unos y otros no se pueden comparar. En Suiza, un futbolista profesional gana una media de 26 000 francos mensuales, mientras que en las ligas inferiores en cuanto un jugador recibe 500 francos ya se considera que es semiprofesional, explica Daniel Rodríguez, secretario del departamento jurídico de la Asociación Suiza de Fútbol.

Alto nivel, compromiso total

En el plano deportivo, este derbi entre los dos equipos berneses no tiene mucho que ofrecer. Tanto el Köniz como el Münsingen están en la mitad de la tabla: el campeonato lo tienen asegurado y la promoción no es ni factible ni deseada.

Sin embargo, esto no impide que ambos equipos no renuncien a nada. Los jugadores lo dan todo en el campo, como si la clasificación estuviera en juego. El Münsingen domina y durante una buena parte del partido parece tener la victoria asegurada. Pero en el minuto 89, tras un tiro libre desviado por un potente cabezazo, el equipo local iguala el marcador.  

Integración

En el terreno de juego, se habla francés, italiano, español, portugués, serbio, albanés y dialecto bernés. Semana tras semana, el fútbol contribuye a la convivencia de una manera importante. 

Proyecto “Los sonidos de...”

Este artículo forma parte del proyecto “Los sonidos de...”, producido con Radio Polonia, Radio Canadá Internacional, Radio Rumania Internacional y Radio Praga, organizaciones que colaboran con nosotros. En esta crónica cada medio de comunicación (esta vez, sin Polonia) ofrece una visión general de la cultura que hay en torno al fútbol en su país.

Fin del recuadro

Hasta cierto punto, el hockey sobre hielo es parte del ADN canadiense. Sin embargo, hoy en día hay más jóvenes jugando al fútbol que al hockey en Canadá. La inmigración puede ser una de las razones: algunas personas traen a Canadá su amor por el fútbol desde sus países de origen.

El comentarista deportivo rumano Ilie Dobre ostenta el récord mundial del “grito más largo sin respirar”. Logró vocear la palabra “gol” durante 52,03 segundos.

El Sparta y el Slavia (los dos clubes de Praga) son los equipos más célebres de la liga checa. Tras el derbi del pasado mes de mayo, el Slavia pudo celebrar su 19º título de campeón.


Traducción del francés: Lupe Calvo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes