Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Maurer en la Casa Blanca Trump requiere la ayuda de Suiza con respecto a Irán

 Maurer

El presidente suizo, Ueli Maurer, tiene muchos temas que tratar en la Casa Blanca: su homólogo estadounidense, Donald Trump, lo invitó en un momento de tensión internacional para Washington.

(sda-ats)

El presidente de la Confederación Suiza, Ueli Maurer, emprendió un viaje exprés a Washington, directamente al despacho oval de la Casa Blanca para reunirse con el presidente estadounidense, Donald Trump. ¿Cuáles son los intereses? Análisis sistemático.

Se advierte la urgencia: De manera sorpresiva, el presidente suizo partió este jueves en horas de la mañana a Washington para reunirse con su homólogo estadounidense. El lugar de reunión: el despacho oval de la Casa Blanca, la oficina de Trump. Ningún presidente suizo la había pisado antes.

¿Cuál es la prisa, cuáles son los intereses?

1. Irán

Fin del recuadro

Como potencia protectoraEnlace externo, Suiza representa en Irán los intereses de Estados Unidos. Estos dos últimos no tienen relaciones diplomáticas desde 1980. En las últimas semanas, el presidente Trump ha arrojado petróleo al fuego, aumentando la tensión con la República Islámica. Con nuevas sanciones (minería, acero), exigencias más severas (programa nuclear, papel de Irán en Siria, Yemen e Israel) y amenazas abiertas (portaaviones y escuadrón de bombarderos frente al Golfo Pérsico), quiere obligar a Irán a sentarse a la mesa de negociaciones.

Paralelamente a este aluvión de acciones amenazantes, Trump dijo el jueves pasado que estaba “abierto a la discusión”. Poco después, la CNN informó que la Casa Blanca se había puesto en contacto con Suiza. Según la emisora, Estados Unidos transmitió a Berna un número de teléfono en el que los iraníes podían comunicarse con Donald Trump.

Pero Irán no ha llamado.

El miércoles (15.05) Donald Trump escribió en Twitter que estaba seguro de que “Irán querrá hablar pronto”. Más o menos a la misma hora, el presidente Ueli Maurer reveló en la reunión semanal del Gobierno suizo que volaría a Washington al día siguiente.

tweet

Trump probablemente espera que Suiza se acerque a Irán. Hasta ahora, el papel de Suiza ha sido más bien de un buzón o, a lo sumo, de un relevador. En ese papel, no está prevista la transmisión de números de teléfono, a menos que Irán lo busque por sí mismo.

Para Suiza, por tanto, se plantea la cuestión de si debe pasar de buzón a cartero o incluso a mediador. Sin embargo, es cuestionable si esto es compatible con su mandato de potencia protectora. E incluso como mediador, Suiza tendría las manos atadas mientras Irán ignore la demanda de diálogo de Estados Unidos. La mediación requiere más paciencia de la que se advierte actualmente en Donald Trump en el tema de Irán. Sin embargo, una mediación en el conflicto más peligroso y más urgente en la actualidad sería casi una coronación del papel mediador de Suiza.

2. Venezuela

Fin del recuadro

Aquí, la situación es similar. Desde el pasado mes de abril, Estados Unidos solicitó a Suiza representar sus intereses en Venezuela, pero para la entrada en vigor de ese mandato de potencia protectora se requiere la aceptación del país latinoamericano. Sin embargo, este último no se ha pronunciado al respecto.

En consecuencia, Estados Unidos todavía no tiene ninguna posibilidad de entablar un diálogo con Venezuela a través de un canal diplomático. También en este caso, las manos de Suiza siguen atadas, al menos para encontrar una solución a corto plazo.

3. China

Fin del recuadro

Gracias a sus estrechas y seguras relaciones comerciales, Suiza se ha convertido en un polo en Europa para este país en rápida expansión. Las buenas relaciones con Suiza sirven a China no solamente como sello de calidad para su nueva economía, sino también como puerta de entrada a Europa.

Esto debe ser una espina clavada en el costado de Donald Trump, que en los últimos días ha intensificado de nuevo su guerra comercial con China. No estaría en contradicción con el temperamento de Trump el planteamiento a Suiza de la embarazosa pregunta: ¿Quiere hacer negocios con nosotros o con nuestro enemigo?

4. Libre comercio

Fin del recuadro

En cuanto al comercio, actualmente está en juego -al menos desde el punto de vista suizo- un acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y Suiza. Después de que los primeros intentos de 2006 se estancaran debido a la preservación de los intereses de los agricultores helvéticos, Suiza relanzó el tema en 2018. Se celebraron conversaciones exploratorias a nivel diplomático y declaraciones de buena voluntad a nivel ministerial.

Por la parte suiza, el expediente está encabezado por la Secretaria de Estado, Marie-Gabrielle Ineichen-Fleisch, que integra la pequeña delegación de Maurer en Washington. Aunque la agricultura suiza sigue siendo un obstáculo, la luz verde de Trump a la elaboración de un acuerdo de libre comercio sería un importante paso para la diplomacia helvética.

Suiza tiene grandes oportunidades por delante, pero también un gran riesgo: todo depende de que Donald J. Trump entienda que se trata de un pequeño país neutral al que le gusta ocuparse de sus asuntos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes