Suiza registra un índice de desempleo bajo. Y es frecuente que las empresas contraten a mano de obra extranjera. Atraídos por los altos salarios, muchos extranjeros trabajan en negro y asumen los riesgos que esto conlleva.

Suiza depende mucho de la mano de obra foránea. Uno de cada tres trabajadores en Suiza es extranjero, la mayor parte de ellos procedentes de la Unión Europea (UE) con la que Suiza ha suscrito acuerdos bilaterales.

Empleo y desempleo

A juicio de un dicho popular, Suiza es un país con una pegada superior a su peso, dando a entender con ello que su economía es más fuerte de lo que puede hacer suponer el tamaño del país. Su PIB en 2013 fue de 676 000 millones de dólares, aunque por población solo ocupa el lugar 97° del mundo, con 8  millones de habitantes.

Puede obtener más información en la página de la Oficina Federal de Estadística.

Si desea conocer más sobre empleo e ingresos le rogamos consultar la siguiente página de la Oficina Federal de Estadística.

Incluso en el momento más crítico de la recesión de 2009, Suiza acusó un índice de desempleo bajo en comparación con los países vecinos, España y Estados Unidos. Consulte las actuales cifras de desempleo en la página de la Oficina Federal de Estadística.

Trabajo ilegal

Trabajar en Suiza sin permiso es ilegal y el hacerlo está penado por la ley. En términos legales usted no puede comenzar a trabajar –ni siquiera en un puesto que ya le autorizaron–,  sin haberse registrado ante las autoridades locales. No empiece en un empleo sin haber cumplido estos requisitos. (Ver sección Permisos - ¿Le prometieron un permiso?)

El trabajo ilegal es castigado con multas o penas aún peores. El empresario también puede ser sancionado. Además, no hay argumentos legales para obligar a que el empleador le pague por un trabajo realizado ilegalmente.

swissinfo.ch