Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Mosaicos romanos Un tesoro arqueológico en medio de los campos

Mosaïques montrant un char romain à quatre roues

Este mosaico descubierto en Orbe es una de las raras representaciones de un vehículo agrícola romano de cuatro ruedas.

(swissinfo.ch)

La pequeña ciudad de Orbe en el cantón suizo de Vaud, tiene la colección más grande y más hermosa de mosaicos romanos al norte de los Alpes. El carácter excepcional del sitio es reconocido internacionalmente. Pero este tesoro arqueológico sigue siendo poco visitado.

A primera vista, el lugar no parece muy atractivo. Al llegar solo aparecen ante nuestros ojos amplios campos, una entrada de autopista y, a unos cientos de metros, los edificios de una prisión.

Plan de situation de Boscéaz

carte google map

En Boscéaz, cerca de la ciudad de Orbe, descubrimos un edificio principal en chapa de acero y, más adelante, una especie de pequeños pabellones de cemento. Pero bajo este panorama poco espectacular se encuentran los restos de una majestuosa construcción y en los pabellones, mosaicos de excepcional calidad.

Vasta explotación agrícola

Hace casi dos milenios, el sitio albergaba una villa romana. Una villa que era una vasta explotación agrícola en la que se encontraba la residencia del propietario al centro. Un estilo de explotación que puede recordarnos las actuales haciendas de América Latina.

Pavillons en ciment dans un champ

Los mosaicos se encuentran en estos pequeños pabellones.  

(swissinfo.ch)

Esta villa tuvo su mejor período entre los años 170 y 270 dC y era inusualmente grande y rica para la región. "La casa del dueño era extremadamente sofisticada. Algunos elementos como el peristilo y los baños fueron incluso duplicados. También llama la atención la abundancia de mosaicos", señala Yves DuboisEnlace externo, doctor en arqueología por la Universidad de Lausana y presidente de la Fundación Pro UrbaEnlace externo, que explota este yacimiento, propiedad del cantón de Vaud.

Por razones desconocidas, la villa fue decayendo poco a poco, hasta que fue completamente abandonada. Los últimos vestigios de ocupación – la presencia de monedas de pago - datan de principios del siglo V. El yacimiento sirvió entonces de cantera y desapareció por completo en el siglo XVIII. Las murallas de la ciudad fueron demolidas en esa época.

El recuerdo de la existencia de esta villa también había desaparecido, hasta el punto de que se creía que algunos mosaicos descubiertos ya en el siglo XIX provenían de una ciudad vecina. Pero finalmente, la gran sequía de 1976 permitió mostrar claramente los cimientos de la magna edificación..

Un conjunto excepcional

Las excavaciones realizadas por toda una generación de arqueólogos nos han dado "una visión completa del yacimiento y una buena comprensión del funcionamiento de una villa", explica Yves DuboisEnlace externo. Entre los elementos interesantes, citaremos en particular el sistema de calefacción, una imponente red de tuberías, baños termales o un santuario del dios Mithra.

Pero son sobre todo los mosaicos los que constituyen la joya del lugar. Los expertos opinan que el conjunto de estas obras desenterradas es el más importante descubrimiento hasta la fecha al norte de los Alpes.

"Este conjunto es excepcional por varias razones", subraya Yves Dubois. Primero, por su cantidad, con nueve mosaicos descubiertos. Luego, a través de la diversidad, encontramos tanto mosaicos geométricos como representaciones figurativas. Finalmente, por la calidad, especialmente con el mosaico de las Divinidades de la Semana que presenta medallones de una gran finura de elaboración y de diseño gráfico, con teselas que llegan hasta los 3 milímetros de sección".

Mosaïque avec figure géométrique

Ejemplo del mosaico geométrico encontrado en Orbe.

(swissinfo.ch)

Baja asistencia

Sin embargo, no hay muchos visitantes a la zona arqueológica suiza. En el momento de nuestra visita, a mediados de julio, solo había una pareja y una familia en las instalaciones. Muy poco para un período de vacaciones estivales.

Las cifras oficialesEnlace externo de visitantes a los museos de Vaud confirman esta impresión. Hubo 2 618 en Boscéaz en 2016. En comparación, dos museos romanos en el cantón tuvieron una asistencia mucho mayor ese año, con 15 214 visitantes en AvenchesEnlace externo y 8 462 en NyonEnlace externo.

El Museo Romano de VallonEnlace externo ofrece otra interesante comparación. Situado a menos de 50 kilómetros de Orbe, el museo del pueblo friburgués informó de 5 456 visitantes en su informeEnlace externo de actividades de 2017, mientras que solo contiene dos mosaicos. Pero las obras antiguas están mejor expuestas allí que en el Orbe, con un edificio reciente y una cafetería. Además, el espacio puede albergar diversas actividades como talleres y exposiciones temporales.

En Vallon, el museo fue construido en el sitio de origen de dos de los mosaicos descubiertos. 

(Keystone)

no hay un camino real entre los diferentes pabellones y hay que caminar sobre la hierba. No es muy práctico en días lluviosos. Y en el interior de algunos pabellones, incluso es difícil percibir todos los detalles de los mosaicos, porque algunas lámparas ya no funcionan.

La falta de dinero también tiene un impacto en la capacidad de alojamiento. En 2017, la Fundación Pro Urba solo llevaba 49 días abierta. Este año, el sitio está abierto 110 días, desde Semana Santa hasta septiembre.

Gran potencial

Yves Dubois es consciente del problema de asistencia. Esto se explica en parte por el acceso a las imágenes. "Antes de internet, los visitantes veían estos mosaicos en sus libros de texto o en tarjetas postales. Pero hoy en día, todos los pisos se reproducen en la red. Podemos tener conocimiento directo de las imágenes en línea. Creo que este hecho no es ajeno al bajo índice de asistencia".

La solución al problema de los usuarios es mejorar la infraestructura y sobre todo ampliar la oferta. Ya no basta con presentar mosaicos. "Es evidente que si se pusiera de relieve la villa en su conjunto, habría muchas otras cosas que ver que no podrían ser simplemente vistas a través de una docena de imágenes en Internet. Entonces estaríamos más inclinados a visitar este sitio", argumenta Yves Dubois.

Sería posible explicar la vida cotidiana en una villa, mostrar in situ cómo funcionaba la calefacción de la piscina o caminar por la alcantarilla principal, que está a la altura del hombre. El potencial de los elementos a desarrollar en el sitio es inmenso.

Pero para desarrollarla y atraer visitantes, se necesita dinero. Dinero que las autoridades de Vaud no están dispuestas a pagar. Así que todo se trata de paciencia. Pero los arqueólogos saben mejor que nadie que "Roma non uno die aedificata est" (Roma no se construyó en un día)...

Vía francígena

Los mosaicos del Orbe están situados a lo largo de la Vía francígena.

Esta ruta cultural es una antigua vía de peregrinación que, en la Edad Media, conducía de Canterbury a Roma, luego a Bari para tomar el barco a Tierra Santa.

En Suiza, esta ruta se extiende a lo largo de poco más de 200 kilómetros, entre la región de San Bernardo (Alpes del Valais) y Sainte-Croix (Vaud/Jura).

swissinfo.ch publica regularmente informes sobre los lugares de interés de la parte suiza de esta ruta.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes