Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo de una plantanción de coca cerca de San Miguel en Colombia, ago 15, 2012. REUTERS/Fredy Builes

(reuters_tickers)

BOGOTÁ (Reuters) - Al menos seis campesinos que protestaban contra la erradicación de cultivos de hoja de coca en una zona selvática del suroeste de Colombia murieron en un confuso enfrentamiento armado, informó el viernes el presidente Juan Manuel Santos, quien ordenó una investigación para esclarecer los hechos.

Los hechos, en los que también resultaron heridos 19 campesinos, se registraron el jueves en una zona rural del municipio de Tumaco, en el departamento de Nariño, cerca de la frontera con Ecuador, donde se concentran grandes extensiones de cultivos de hoja de coca, materia prima de la cocaína.

"Estamos verificando en forma precisa lo que sucedió. Estamos investigando, no quiero amarrarme a ninguna versión hasta que estas investigaciones no nos den total claridad sobre lo que sucedió", dijo Santos en una conferencia de prensa.

Según el Ministerio de Defensa, una disidencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que no acató el proceso de paz ni la dejación de armas, obligó a los campesinos a protestar contra la erradicación de cocales y luego lanzó misiles caseros y disparó contra los efectivos policiales, pero alcanzó a la multitud que se encontraba en el sitio.

Sin embargo, versiones de organizaciones de campesinos de la región acusaron a la policía y al Ejército de haber disparado contra la multitud para dispersar la protesta y avanzar en la erradicación manual de los arbustos de hoja de coca.

El Representante Especial del Secretario General y Jefe de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia, Jean Arnault, lamentó lo sucedido y dijo que las economías ilícitas como los cultivos de hoja de coca y el narcotráfico representan el principal desafío para la consolidación de la paz y para la reincorporación de los excombatientes de las FARC.

"Lo acontecido viene a reforzar nuestra convicción como Naciones Unidas de la necesidad de propiciar por todos los medios que los campesinos de las regiones afectadas por el cultivo de coca puedan escapar a disyuntiva mortal entre la pobreza extrema y la ilegalidad", declaró Arnault a periodistas.

Según Estados Unidos, al cierre del 2016 los cultivos de hoja de coca en Colombia llegaron a 188.000 hectáreas y la capacidad para producir cocaína se disparó a 700 toneladas anuales, los mayores niveles en al menos una década. El Gobierno busca erradicar forzosamente 50.000 hectáreas y arrancar una cifra similar con sustitución voluntaria de cultivos.

(Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado por Silene Ramírez)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters