Gente de Davos El que vivió los inicios del Foro


Inserir

Paul Berri tiene 76 años y conoce prácticamente a todos en Davos. Hace muchos años trabajó incluso en el Foro Económico Mundial (Kristian Kapp, swissinfo.ch)

Paul Berri es un “Davoser” de pura cepa. Hace 63 años que desempeña diferentes funciones en el club local de hockey sobre hielo. Fue capataz y trabajó en la construcción de muchos edificios en la estación alpina, entre ellos el Centro de Congresos que acoge la reunión anual del Foro de Davos (WEF).

Luego trabajó quince años para la gran cita como ‘mano derecha’ de Maria Cattaui, la antigua jefa del WEF. Aún recuerda los inicios. “Al principio, el Foro era completamente diferente. Los participantes salían del hotel y caminaban hasta el Centro de Congresos con sus esposas del brazo”.

Pero Paul Berri no se queja. “El evento da vida a Davos”, dice. Y además, “mucha gente tiene trabajo gracias al WEF. Conozco a pequeños empresarios que, de no ser por el Foro, cuando llega el invierno tendrían que despedir a gente”.