Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Prix de Lausanne 2017 El trabajo duro tiene su recompensa

Los jóvenes bailarines que concursan en el prestigioso Prix de Lausana están volcados en cuerpo y alma en la danza. Todos aspiran a que un día su vocación se transforme en una manera de ganarse la vida.

La brasileña Marina Fernandes da Costa Duarte es alumna de la Academia de Danza Princesa Gracia en Mónaco. La joven compagina las intensas jornadas de entrenamiento con los estudios.

Pero el esfuerzo ha valido la pena. Marina es una de los 68 jóvenes bailarines de 17 países que han sido seleccionados para competir en la 45ª edición del Prix de Lausanne. Este concurso está considerado como un trampolín para las jóvenes promesas de la danza. Esta experiencia, confiesa Marina, te cambia la vida, te ayuda a ser una mejor bailarina, pero también una mejor persona. (Carlo Pisani, swissinfo.ch)