Al igual que en otros países, hay que notificar a las autoridades los acontecimientos felices o tristes de la vida, como un cambio del estado civil.

Los procedimientos para inscribir a un hijo recién nacido en el registro de natalidad suelen ser fáciles y automáticos. Y hay que notificar del fallecimiento de una persona tanto a las autoridades locales como a la embajada en el caso de un ciudadano extranjero.

Nacimiento

Todos los nacimientos tienen que ser inscritos en el lugar de nacimiento y constar en un registro de natalidad. Esto se hace automáticamente si el alumbramiento tuvo lugar en un hospital, pero los padres deben acreditar su nacionalidad.

Si el padre no está casado con la madre del recién nacido puede inscribir al niño solo si reconoce que es suyo antes del nacimiento o en el mismo registro.

Cuando se trata de nacimientos en casa (no en un hospital ni tampoco en una clínica), el nacimiento debe ser registrado en la comuna donde tuvo lugar. Por regla general hay que hacerlo dentro de los tres días posteriores al nacimiento o en cuanto la madre esté en condiciones de hacerlo.

Para más información al respecto, le rogamos ver la lista de recursos a disposición de los futuros padres, según el lugar de su residencia. Pulse aquí.

Los hijos nacidos de padres extranjeros deben seguir otro proceso de inscripción que se realiza en la embajada o el consulado correspondiente. En la siguiente dirección del Ministerio suizo de Asuntos Exteriores hallará una lista de las representaciones diplomáticas.

Pulse en este enlace para disponer de una lista de autoridades locales.

Defunción

El fallecimiento de una persona debe ser comunicada al registro local, quien emitirá el certificado de defunción. Dentro de los dos días posteriores a la muerte debe comunicarse también al registro el lugar donde vivió el fallecido.

Si una persona muere en casa hay que llamar inmediatamente al médico, para completar los requisitos formales. El entierro o la cremación pueden realizarse solo después de haber not6ificado el fallecimiento.

El fallecimiento de ciudadanos extranjeros sin residencia en Suiza ni inscripción en la oficina de registro debe ser de todos modos comunicado al registro de la localidad donde ocurrió la muerte y a la embajada correspondiente.

Las costumbres o arreglos funerarios varían de cantón a cantón. Algunos de ellos permiten la cremación y otros no. Las personas deben ser enterradas en los cementerios públicos, a menos que se autorice otra determinación. Si desea más información sobre defunciones en Suiza le rogamos consultar lista de autoridades locales pulsando aquí.

Matrimonio y unión civil

Suiza reconoce los matrimonios celebrados en el Registro Civil, incluso los de parejas del mismo sexo. Ambas personas deben haber cumplido los 18 años de edad. Cuentan asimismo con el derecho de divorcio.

Las parejas que sin tener la ciudadanía helvética viven en Suiza deben demostrar que están legalmente en el país para obtener la autorización matrimonial. El registro local revisará todos los documentos necesarios y la solicitud de matrimonio y confirmará por escrito si el casamiento puede llevarse a cabo.

La ceremonia puede realizarse a los diez días de recibir el permiso y a más tardar dentro del mes posterior a esa fecha. Suiza reconoce a las parejas que hayan contraído matrimonio o se hayan registrado como parejas de hecho en el extranjero.

Para las formalidades relacionadas con el matrimonio consulte la siguiente web

En Internet puede hallar numerosos servicios organizadores de bodas que facilitan a los extranjeros la preparación de su matrimonio en Suiza.

swissinfo.ch