Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

NEGOCIACIONES ENTRE BERNA Y BRUSELAS Acuerdo marco Suiza-UE: ¿en qué punto está?

Jean-Claude Juncker

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha dicho que está dispuesto a debatir, pero no quiere dar más tiempo a Suiza para llegar a un acuerdo marco.

(Keystone / Olivier Hoslet)

Tras meses de espera, algo se mueve en la compleja cuestión del acuerdo marco entre Berna y Bruselas. El Gobierno suizo pide más aclaraciones, mientras que la Unión Europea (UE) hace saber que está dispuesta a debatir en un futuro próximo, pero que no quiere reabrir las negociaciones. Resumen de la situación y los problemas de este importante convenio.

¿Por qué un acuerdo marco entre Suiza y la UE?

Fin del recuadro

Suiza es uno de los pocos países europeos que no quería adherirse a la UE. En 1992, el pueblo suizo también rechazó la propuesta de adhesión al Espacio Económico Europeo (EEE), que hubiera permitido a Suiza acceder al mercado único europeo, aunque permaneciendo fuera de la UE. Este gran mercado (con más de 500 millones de personas) garantiza la libre circulación entre los Estados miembros de personas, bienes, servicios y capitales. Para evitar quedar excluida de este mercado y, por tanto, desfavorecida (por ejemplo, por la imposición de derechos de aduana), Suiza ha firmado en los últimos 20 años tratados bilateralesEnlace externo con la UE en distintos sectores importantes, como el comercio, la contratación pública, el transporte, la investigación y la educación.   

El mercado interior de la UE sigue un proceso de evolución constante, y durante muchos años Bruselas ha presionado a Berna para que alcance un acuerdo marco (o acuerdo institucionalEnlace externo) que implique una actualización “dinámica” de algunos pactos bilaterales. En la práctica, la adaptación de la legislación suiza a la evolución del Derecho comunitario (en los ámbitos cubiertos por el acuerdo marco) no requeriría nuevas negociaciones y debería realizarse con mayor rapidez. Suiza regularmente ya revisa numerosos desarrollos de la legislación europea, pero a ojos de Bruselas, lo hace de manera muy lenta.

¿Qué comprende el acuerdo marco?

Fin del recuadro

El acuerdo institucional comprende cinco acuerdos bilaterales efectivos que regulan el acceso al mercado de la UE (libre circulación de personas, transporte terrestre, transporte aéreo, obstáculos técnicos al comercio y agricultura). También debería extenderse a cualquier nuevo pacto bilateral sobre la apertura mutua de un mercado (el convenio previsto en el sector de la electricidad, por ejemplo). Las relaciones entre Suiza y la UE se rigen por unos 120 acuerdos.

¿El acuerdo marco vulnera la soberanía suiza?

Fin del recuadro

Según el Gobierno helvético, el concierto no implica que se adopte la legislación europea de manera automática. En primer lugar, se consultará a Suiza sobre la evolución del derecho europeo en los ámbitos cubiertos por el acuerdo marco. La Confederación, por lo tanto, podrá manifestar reservas en una fase temprana. Asimismo, Suiza se reserva el derecho de adaptarse a la legislación europea y de someter a votación popular la reforma de su legislación. Eso sí, se respeta el derecho a referéndum garantizado por la Constitución Federal. Sin embargo, es limitado el margen de maniobra de Suiza en una serie de ámbitos. En caso de que se niegue un ajuste, la UE podría adoptar “medidas proporcionales de compensación”, que debería decidir un tribunal arbitral.

ELECCIONES 2019 ¿Cómo debe posicionarse Suiza frente a la UE?

Durante mucho tiempo las relaciones entre Berna y Bruselas han sido un tema candente tanto en la política exterior como en la política interior.

¿Cómo se resolverán las disputas?

Fin del recuadro

Está previsto crear una “comisión paritaria horizontal” (compuesta por representantes de ambas partes) encargada de garantizar el buen funcionamiento del acuerdo y una “comisión parlamentaria mixta” (con miembros del Parlamento Europeo y de la Asamblea Federal Suiza), que podrá pronunciarse sobre un tema controvertido mediante informes y resoluciones. Si no se llega a una solución, Suiza y la UE podrán solicitar la creación de un “tribunal arbitral común”, compuesto por un representante designado por Suiza, otro designado por la UE y un tercero elegido conjuntamente (o cinco: dos suizos, dos europeos y uno elegido en común). En última instancia, cualquier litigio será sometido al Tribunal de Justicia de la UE, y su veredicto será vinculante para las partes contratantes.

¿Por qué el acuerdo es importante para Suiza?

Fin del recuadro

La UE es el primer socio económico de Suiza: en 2018 absorbió el 52% de las exportaciones suizas, mientras que el 70% de los productos importados por Suiza procedían de los 28 países. Sin un acuerdo marco, la UE no tiene la intención de llegar a otros convenios en cuestiones importantes como la electricidad, la salud pública, la seguridad alimentaria o el acceso de los bancos suizos al mercado europeo. Además, los miembros de la UE podrían adoptar medidas discriminatorias contra Suiza. Para presionar a Berna, Bruselas ya ha amenazado con no reconocer la equivalencia de la normativa bursátil suiza. Por lo que los operadores de la UE no estarán habilitados para operar en el mercado de valores suizo. La UE, a finales del año pasado, concedió una prórroga temporal de este reconocimiento. Prórroga que es válida hasta el próximo 30 de junio. Existe también una incertidumbre jurídica que penalizaría a la economía suiza.

(1)

Principales socios económicos de Suiza

¿Cómo se percibe el acuerdo en Suiza?  

Fin del recuadro

A pesar de algunas reservas, la firma de un acuerdo marco cuenta con el apoyo de los principales partidos del centro y de la izquierda, así como de las principales organizaciones económicas. En su opinión, en vista de la posición de la UE, no hay alternativa para seguir por la vía de los acuerdos bilaterales, de los que Suiza se ha beneficiado económicamente. No obstante, los partidos de izquierda y los sindicatos rechazan cualquier deterioro de las medidas de protección salarial contra el riesgo de dumping. Sin garantías a este respecto, no tienen intención de aceptar un acuerdo marco. Los partidos de derecha que se oponen a cualquier acercamiento a la UE rechazan categóricamente este proyecto. Según la Unión Democrática de Centro (UDC, derecha conservadora), el acuerdo marco equivale a “una condena a muerte para la democracia directa y la independencia de Suiza”.

¿Cuáles son las cuestiones pendientes?   

Fin del recuadro

Tras el procedimiento de consultaEnlace externo a partidos, organizaciones económicas, sindicatos y gobiernos cantonales, tres aspectos especialmente problemáticos han quedado en evidencia. 

ELECCIONES 2019 ¿Cómo debe posicionarse Suiza frente a la UE?

Durante mucho tiempo las relaciones entre Berna y Bruselas han sido un tema candente tanto en la política exterior como en la política interior.

​​Protección salarial. En el ámbito de la libre circulación de personas, Suiza y la UE acuerdan el principio de “a igual trabajo, igual salario”. Sin embargo, el convenio afectaría a ciertas “medidas de acompañamiento” introducidas por el Parlamento suizo para impedir el dumping salarial. Para las distintas partes consultadas (empezando por los sindicatos), es esencial mantener la posibilidad actual de que Suiza adopte sus propias medidas en el ámbito de la protección salarial y defina los sectores de riesgo.

Ayudas estatales. Suiza y la UE coinciden en que deben aplicarse las mismas condiciones a todos los agentes del mercado y que, por lo tanto, las ayudas estatales no deben distorsionar la competencia. Sin embargo, en particular para los gobiernos cantonales, no es aceptable que las normas relativas a las ayudas estatales repercutan en áreas en las que Suiza no tiene acceso al mercado interior de la UE. Los cantones temen que Bruselas no acepte las garantías de las que gozan los bancos cantonales o las aportaciones a las compañías eléctricas u otras empresas al servicio de la comunidad.  

Directiva sobre la ciudadanía. Con la firma del acuerdo marco, Suiza también deberá adoptar los cambios futuros de la directiva europea sobre los derechos de los ciudadanos de la UE. En este contexto, Bruselas prevé extender los derechos de asistencia social a las personas sin empleo y limitar las condiciones para expulsar a delincuentes o revocar los permisos de residencia para quienes amenacen la seguridad pública. Varios partidos y organizaciones piden que esta directiva se excluya explícitamente del ámbito de aplicación del acuerdo institucional.

¿Qué quiere el Gobierno suizo?

Fin del recuadro

El Consejo Federal se encuentra entre la espada y la pared: por un lado, sufre la presión de la UE y, por otro, corre el riesgo de que el Parlamento o el pueblo rechacen el acuerdo marco si el texto final no consigue el apoyo de una mayoría entre las fuerzas del centro y de la izquierda. En los últimos años, el Gobierno ha tratado de ganar tiempo, explicando la importancia del contrato y tratando de reducir la resistencia. Finalmente (el 7 de junio) envió una cartaEnlace externo al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en la que reconocía claramente que en Suiza no sería posible “conseguir una mayoría” a favor del acuerdo sin aclarar o revisar los tres puntos anteriormente mencionados.    

El pasado martes, el Consejo de Estados (cámara alta del Parlamento) apoyó la posición del Gobierno al aprobar por amplia mayoría una moción que pide el mantenimiento del nivel actual de protección de los salarios y de las ayudas estatales, así como la exclusión del acuerdo de la directiva sobre la ciudadanía europea. La moción también pide que los ciudadanos suizos sigan teniendo la última palabra en caso de que Suiza reanude activamente el derecho europeo.

¿Cómo responde Bruselas?

Fin del recuadro

El 11 de junio, Jean-Claude Juncker ha señalado que está dispuesto a debatir con Suiza las “aclaraciones” solicitadas sobre el acuerdo marco. Sin embargo, el presidente de la Comisión Europea ha declarado que el proyecto de acuerdo pactado el pasado mes de noviembre no será renegociado y que estas aclaraciones tendrán que tener lugar “en los próximos días”.


Traducción del francés: Lupe Calvo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes