Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Nuevo gigante empresarial


‘Glenstrata’ - los accionistas avalan la fusión


Por Matt Allen


El grupo que nacerá de la fusión mantendrá su sede en el cantón de Zug. (Keystone)

El grupo que nacerá de la fusión mantendrá su sede en el cantón de Zug.

(Keystone)

Los accionistas de Xstrata han autorizado la adquisición del grupo minero y de materias primas Glencore. Nace así un nuevo gigante de 70.000 millones de dólares (66.000 millones de francos).

Esta fusión creará una compañía cuya potencia internacional la hará capaz de controlar la extracción de diversas materias primas –sobre todo minerales– y su distribución alrededor del mundo.

La operación es considerada un golpe comercial maestro, porque permitirá a la nueva firma reforzar sus ingresos al tiempo que reduce sus costos.

El negociador de materias primas, Joseph Di Virgilio, poseedor de una amplia experiencia en este pujante mercado en Suiza, considera que se observa el principio de una tendencia, y tras el camino trazado por Xstrata y Glencore habrá otras fusiones similares.

“La perspectiva a largo plazo del mercado de las materias primas es muy sólida, debido al crecimiento exponencial de la población mundial y al continuo repunte en el consumo de insumos, como el agua, las materias primas o los energéticos en los mercados en desarrollo”, explica a swissinfo.ch

“Lo anterior estimulará el interés de otras entidades para obtener una mayor cuota de mercado vía las adquisiciones y las fusiones”, apunta.

Transacciones que, no obstante, son interpretadas por los observadores como un peligro para los países en desarrollo, porque podrían agudizar el encarecimiento artificial de las materias primas.

Preocupaciones

La ONG Declaración de Berna ha destacado reiteradamente los abusos medioambientales que cometen ambas empresas y las riesgosas condiciones de trabajo que presuntamente aplican en los países en desarrollo en los que operan.

Adicionalmente, esta organización acusa particularmente a Glencore, con sede en el cantón de Zug, de evadir impuestos a gran escala en los países más pobres.

La volatilidad registrada por los precios de las materias primas causa preocupación entre los gobiernos de todo el mundo. A este respecto, Declaración de Berna opina que la fusión que dará vida a la nueva Glenstrata provocará un obligado monopolio en algunas materias primas, acrecentando los temores de nuevos repuntes de precios.

“La perspectiva de una dominancia por parte de Glencore y Xstrata ha causado inquietudes, que van desde los representantes de la industria siderúrgica en Alemania hasta a los miembros del Parlamento Europeo”, señala a swissifo.ch Andreas Missbach, portavoz de Declaración de Berna.

“En general, tanto la minería como el comercio de materias primas están dominados actualmente por unos pocos jugadores. Y la influencia de estos oligopolios en los precios de los insumos debe ser monitoreada de forma muy cuidadosa”, subraya.

La manzana de la discordia

La posible fusión de las dos compañías se planteó por primera vez hace más de un año, cuando Glencore aún era una empresa privada –que se había rehusado, por lo tanto, a presentar públicamente sus resultados financieros. En 2011 salió de las sombras para listarse en los mercados de valores de Londres y Hong Kong.

Una incursión que atrajo suficiente dinero externo para permitir a Glencore hacerse con Xstrata. Pero irónicamente, la llegada de nuevos accionistas fue la que casi colocó en punto muerto la compra.

Los principales inversionistas de Qatar, Noruega y Estados Unidos objetaron férreamente el acuerdo inicial propuesto por las dos compañías, porque iba de la mano de un excesivo paquete de compensaciones para los ejecutivos de Xstrata.

Sin embargo, tras un verano de frenéticas negociaciones se logró un acuerdo revisado que las empresas presentaron de nuevo ante sus accionistas en octubre. Su contenido fue aceptado este martes. 

Los accionistas, no obstante, refrendaron su rechazo al paquete de privilegios financieros para los directivos de Xstrata.

Los detalles

Tanto Glencore como Xstrata celebraron asambleas extraordinarias independientes este martes, pero era la de Xstrata la que más inquietudes generaba porque sus accionistas debían decidir si aceptaban o no la oferta de Glencore (por unos 33.000 millones de dólares).

Los opositores eran accionistas propietarios del 16,5 % de los títulos de Xstrata. Pero el fondo soberano Qatar Holding LLC –el principal inconforme- expresó a finales de la semana pasada que veía con mejores ojos la propuesta revisada de Glencore.

Esencialmente, Glencore ofreció inicialmente 2,8 acciones nuevas a cambio de cada título de Xstrata, para luego aumentar su oferta a 3,05 acciones nuevas.

Tras la ratificación de las asambleas de este martes, corresponde a la Comisión Europea (CE) pronunciarse durante la presente semana sobre el nuevo gigante por constituirse.

megafusión

La fusión entre Glencore y Xstrata ha creado una compañía que tiene sede en Suiza, posee activos y proyectos en 33 países, y cuenta con una plantilla de 130.000 empleados.
 
Los activos de Glencore-Xstrata incluirán más de 100 minas, 30 concentradores, 25 fundiciones de metales básicos, 8 plantas de extracción por solventes de cobre, 4 plantas de electro-obtención de cobre, y 8 refinerías para metales básicos y preciosos.

Asimismo, dispondrá de una red mundial de almacenes con una capacidad para albergar 1,5 millones de toneladas de materiales y también un acceso a 100 llamados parques de tanques en el mundo.

Los activos agrícolas de Xstrata incluirán 270.000 hectáreas de tierras entre las propias y las arrendadas.
 
Y unas 200 embarcaciones –propias o arrendadas- para operar el negocio del petróleo.

Datos clave

El nuevo gigante que conformarán Glencore y Xstrata será una de las cuatro mineras más importantes del mundo.

En la región iberoamericana, el nuevo grupo opera fundamentalmente en Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Chile y España.

Entre los productos en los que más destacará su operación mundial se encuentran los metales, minerales, petróleo y gas natural.

Algunas de sus propiedades en esta región serán: Punitaqui (Chile), Los Quenuales (Perú), Caballo Blanco y Comsur (Bolivia), El Cerrajón (Colombia), Alumbrera (Argentina), Asturiana de Zinc (España).


(Traducción: Andrea Ornelas), swissinfo.ch



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×