Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Oficina Española del Retorno


La nueva realidad de la emigración española


Por Iván Turmo, Madrid


Sede del Ministerio español de Trabajo e Inmigración, en Madrid. (swissinfo.ch)

Sede del Ministerio español de Trabajo e Inmigración, en Madrid.

(swissinfo.ch)

La Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración es el órgano encargado de apoyar e informar a los españoles retornados cuando ponen fin a sus años de trabajo y deciden regresar a su país.

Si en el siglo pasado España era un país de fuerte emigración, la situación cambió mucho en los últimos años y se ha transformado en un Estado receptor.

En 2010, un millón y medio de españoles siguen residiendo en el extranjero, de los que más de 90.000 lo hacen en Suiza, lo que supone la quinta mayor colonia ibérica en el mundo.

Por otro lado y según los datos de Eurostat en 2008, España era con 5,3 millones el segundo territorio con más extranjeros de la Unión Europea (UE) tras Alemania, y el primero en porcentaje de ellos sobre la población total (11,6%).

Entre 1997 y 2008, España recibió a uno de cada tres inmigrantes que llegaron a la UE, en torno a 4,6 millones de personas.

Reconocer el sacrificio

Para hacer frente a esta nueva realidad internacional, el Gobierno español aprobó en 2006 el Estatuto de la Ciudadanía Española en el Exterior, que introduce un importante cambio de enfoque en materia de emigración.

Como explica a swissinfo.ch Vilma Barcos, jefa de área de la Dirección General de la Ciudadanía Española en el Exterior, el citado estatuto tiene el afán de acoger y de reconocer el esfuerzo y el sacrificio que hicieron los emigrantes que debieron salir del país para conseguir una vida mejor, en un momento en el que España no podía brindarles el deseado bienestar.

“El espíritu de la ley pasa por acoger de la mejor manera al que vuelve y garantizar la asistencia sanitaria y las pensiones para evitar situaciones de necesidad”, indica Barcos.

La cifra de retornados crece hasta 2002 y después disminuye, aunque las razones no son claras. “Esto depende del país de origen, de la realidad de cada territorio. No hay un criterio fijo y hay que atender cada caso concreto”, relata.

En los últimos cinco años (2005-2009) 172.233 emigrantes retornaron a España, 15.151 de ellos procedentes de Suiza, lo que representa más del 11% del total.

“De los procedentes de Latinoamérica se disparó la cantidad a principios de este siglo, aunque luego no se mantuvo el ritmo debido al mayor crecimiento de aquellos países”, estima Barcos.

Orientación general

Una de las novedades de la normativa comentada fue la puesta en marcha, desde hace tres años, de la Oficina Española del Retorno con el fin de materializar la inserción social y laboral de los retornados en España.

“La creación de la Oficina Española del Retorno tiene su origen en la voluntad de ofrecer una política de apoyo integral al retorno de los ciudadanos que quieren volver a su país”, señala la responsable de la Oficina Española del Retorno.

La Oficina Española del Retorno dispone de tres vías para informar a los interesados: se atienden consultas presenciales, telefónicas y especialmente las que llegan por medio de correo electrónico. La mayoría de las consultas se refieren a la posibilidad de recibir un apoyo económico o prestaciones por desempleo a la hora de la vuelta a casa.

En una fase previa, la citada oficina da una orientación general a los que pretenden retornar antes de que salgan del país de acogida y llegar a España: trámites en el consulado como darse de baja y obtener los documentos relativos de matrimonios o de hijos, recoger la documentación laboral -para poder después optar a ayudas- o las cotizaciones a la Seguridad Social y los justificantes de empresas en las que se haya trabajado.

Además, en este fase, los que quieran retornar pueden acudir a las embajadas o las Consejerías del Ministerio de Trabajo e Inmigración en el extranjero para encontrar orientaciones concretas y, por ejemplo, hacer las gestiones respecto a los estudios realizados en el exterior para su posterior homologación.

Esta entidad sirve también como enlace, ya que a muchos retornados se les deriva a las respectivas Comunidades Autónomas de las que proceden en esta materia. “La mayoría de estos servicios les corresponden a las regiones, como la educación de los hijos, el acceso a vivienda o a ayudas sociales o la homologación de títulos estudiantiles”, apunta Barcos.

Cuando el retorno ya se ha producido, es necesario tramitar el Documento Nacional de Identidad (DNI), la asistencia sanitaria, la escolarización o realizar consultas en materia de nacionalidad.

Poco volumen de Suiza

Los retornados españoles de Suiza han trabajado y cotizado durante muchos años, con lo que disponen de su pensión o de sus ahorros. Vuelven a España para vivir la vejez, destaca la responsable de la Oficina del Retorno.

Hasta la fecha se han registrado pocas consultas de españoles que emigraron a Suiza. “Los retornados de Suiza acuden poco para solicitar ayudas, tienen otros canales de información. Las escasas peticiones o consultas que tenemos están casi siempre relacionadas con el Segundo Pilar (fondos aportados a las cajas de pensiones). Entonces se les remite a las oficinas que la Consejería del Ministerio de Trabajo e Inmigración tiene en Suiza, donde les dan información sobre los trámites para resolver esta cuestión”.

Ley de Memoria Histórica

El perfil del retornado tradicional es el español que ha trabajado fuera durante muchos años, “aunque en los últimos años este modelo ha cambiado. Se han registrado muchas peticiones de descendientes de españoles que adquirieron la nacionalidad. Estas personas tienen muchos vínculos con el país, pero nunca han vivido en España. Llegan aquí para residir o estudiar”, según Barcos.

Debido a la aprobación de la Ley de Memoria Histórica en 2007, se permite durante un periodo de tiempo (2008-2011) acceder a la nacionalidad española a los extranjeros hijos o nietos de españoles que perdieron o renunciaron a la nacionalidad por razones de exilio.

En 2009, un total de 161.463 personas, el 95,5% latinoamericanas, la solicitaron por esta vía y 81.715 la consiguieron, según datos del Ministerio de Justicia.

“De todas formas, aunque se vaticinaba un gran número de solicitantes y de retornados debido a esta ley, el incremento no ha sido el previsto”, concluye Vilma Barcos.

Totalizar cotizaciones

Entre las ayudas al retorno en materia de desempleo hay que distinguir entre los que vuelven de los países comunitarios (entre los que se incluye Suiza) y los que lo hacen de países extracomunitarios.

“En los primeros, deben venir con la E-301, el documento de las cotizaciones a la Seguridad Social para hacer valer esas cuantías y totalizarlas con las españolas en materia de prestaciones de desempleo”.

“De los que retornar de países que no pertenecen a la UE, deben haber trabajado al menos un año para tener derecho al subsidio de desempleo en España”, argumenta Barcos.

Asistencia sanitaria

El derecho a la asistencia sanitaria para el retornado tiene varias vías.

En 2008 se hizo un convenio con la Seguridad Social para cubrir el derecho a la asistencia sanitaria, también a las personas sin recursos para que el retornado tenga siempre cubierto el derecho a la asistencia sanitaria.

En este ámbito, los retornados de Suiza, donde es obligatorio tener un seguro privado, tienen que dirigirse a la tesorería del Instituto Nacional de Seguridad Social para hacer un convenio en caso de que se quiera acoger a la Sanidad pública española.

Españoles en Suiza

Según el Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE) de enero de 2010, 90.142 españoles vivían todavía en Suiza.

Una cantidad menor debido a la no inclusión de los menores de edad, de 72.291 españoles, figura en el censo electoral de españoles residentes en Suiza (CERA), en septiembre de 2010.

Retornados españoles de Suiza. Bajas consulares.

3.821 en 2005
4.068 en 2006
3.942 en 2007
1.784 en 2008
1.536 en 2009

swissinfo.ch



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×