Reuters internacional

Un mosquito Aedes aegypti hembra visto sobre la piel de un técnico médico en Ciudad de Guatemala, 4 de febrero de 2016. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el viernes que había una creciente acumulación de evidencia que apunta a la relación entre el virus de Zika y la microcefalia, una malformación congénita en bebés, pero que probarlo podría llevar de unos 4 a 6 meses. REUTERS/Josue Decavele

(reuters_tickers)

Por Stephanie Nebehay

GINEBRA (Reuters) - La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el viernes que existe una creciente acumulación de evidencia que apunta a la relación entre el virus de Zika y la microcefalia, una malformación congénita, pero que probarlo podría llevar de 4 a 6 meses.

Médicos hallaron evidencia del virus en el cerebro de bebés nacidos con microcefalia en autopsias realizadas en Brasil, dijo el director del departamento de brotes y emergencias de salud de la OMS, el doctor Bruce Aylward.

"Esto aún no prueba causalidad (...) pero es una creciente acumulación de evidencia en términos de relación temporal-geográfica del virus y las consecuencias que nos preocupan", dijo en una conferencia de prensa. "Vemos una falta de otras causas explicativas", agregó.

La OMS declaró el brote como una emergencia sanitaria internacional el 1 de febrero, citando una "sospechosamente fuerte" relación entre el virus, transmitido por mosquitos, y la microcefalia, una condición en que los bebés nacen con la cabeza y el cerebro más pequeños de lo normal tras una infección durante el embarazo.

Aylward dijo que la OMS se reuniría a comienzos de marzo para acelerar la investigación de exámenes de diagnóstico y vacunas contra el Zika convocando a expertos internacionales. Esto es "muy similar a lo que hicimos en los primeros días del ébola", agregó.

Brasil dijo que confirmó más de 500 casos de microcefalia y considera que la mayoría está relacionado con infecciones del virus de Zika en las madres. Investiga más de 3.900 casos sospechosos adicionales.

Embarazadas en Colombia que están infectadas con el virus tendrán a sus bebés en los próximos meses, lo que será una oportunidad para reunir más evidencia, dijo Aylward. "Probablemente pasarán (unos) 4 a 5 o 6 meses antes de que podamos decir algo con alguna seguridad", explicó sobre la relación entre el brote, que ya se extendió a más de 30 países, y la microcefalia.

En tanto, los resultados preliminares de un estudio realizado por Estados Unidos y Brasil sobre la relación entre el virus y las malformaciones congénitas estarán listos entre marzo y mayo, dijo el viernes una funcionaria de salud pública del país norteamericano.

(Editado en español por Patricia Avila)

reuters_tickers

 Reuters internacional