Reuters internacional

Un hombre lleva a un niño herido tras los ataques aéreos en al-Qaterji, Alepo, Siria. 21 de septiembre de 2016. Naciones Unidas pidió el jueves al presidente sirio, Bashar al-Assad, y a los grupos rebeldes en el país que permitan el ingreso de asistencia humanitaria en el este de Alepo, luego de reanudar las operaciones de ayuda tras una suspensión de 48 horas debido a un ataque mortal contra una caravana. REUTERS/Abdalrhman Ismail

(reuters_tickers)

Por Stephanie Nebehay y Tom Miles

GINEBRA (Reuters) - Naciones Unidas pidió el jueves al presidente sirio, Bashar al-Assad, y a los grupos rebeldes en el país que permitan el ingreso de asistencia humanitaria en el este de Alepo, luego de reanudar las operaciones de ayuda tras una suspensión de 48 horas debido a un ataque mortal contra una caravana.

Camiones de la ONU cargados con alimentos, insumos médicos y otros artículos para 35.000 personas llegaron a Mouadamiya, un suburbio de Damasco en manos de los rebeldes, dijo el portavoz del organismo Jens Laerke. La entidad espera enviar otros convoys a áreas sitiadas en Idlib y cerca de la frontera libanesa en los próximos días.

La ONU suspendió las entregas terrestres cuando un convoy de 31 camiones fue atacado el lunes por la noche en Urem al-Kubra, en el oeste de Alepo. La Media Luna Roja Árabe Siria dijo que un miembro de su personal y unos 20 civiles murieron y un depósito fue destruido.

"Cuarenta camiones están en la frontera turco-siria, los alimentos expirarán el lunes. Los conductores están durmiendo en la frontera y lo han hecho por una semana", dijo el asesor de ayuda humanitaria en la ONU Jan Egeland a periodistas.

"Así que por favor, presidente Assad, haga su parte para dejarnos entrar al este de Alepo y también a otras áreas sitiadas. Además, los grupos armados de la oposición también deben darnos las garantías para ingresar en el este de Alepo", agregó.

Funcionarios estadounidenses creen que aviones rusos fueron los responsables del incidente, pero Moscú ha negado su participación y su Ministerio de Defensa aseguró el miércoles que el avión no tripulado estadounidense Predator sobrevolaba la zona al momento del ataque al convoy.

Egeland dijo que la ONU también esperaba entregar ayuda a las poblaciones de Foua y Kufreya, asediadas por los rebeldes, en Idlib y las localidades Madaya y Zabadani, sitiadas por las fuerzas del Gobierno, cerca de la frontera con El Líbano en los próximos días.

(Reporte adicional de Marina Depetris, escrito por Stephanie Nebehay. Editado en español por Rodrigo Charme/Patricia Avila)

reuters_tickers

 Reuters internacional