Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (derecha), y el ex mandatario del país sudamericano, Álvaro Uribe (izquierda), durante una reunión con el Papa Francisco (no está en la foto) en El Vatican, 16 de diciembre de 2016. REUTERS/Vincenzo Pinto/Pool

(reuters_tickers)

BOGOTÁ (Reuters) - El principal partido de oposición en Colombia propondrá que el acuerdo de paz firmado entre el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC sea ajustado para evitar impunidad y que los jefes guerrilleros ocupen cargos de elección popular, anunció el lunes el ex presidente Álvaro Uribe.

El líder del derechista Centro Democrático dijo que su partido no planteará revocar los acuerdos que firmó Santos con las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el 2016 para acabar con conflicto armado de más de 52 años que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

"El Centro Democrático no propondrá revocar los acuerdos con las FARC, pero luchará para introducir ajustes", aseguró Uribe en un mensaje difundido por sus redes sociales en que el sostuvo que apoyarán la desmovilización de los combatientes rasos y las indemnizaciones a las víctimas de la confrontación.

La declaración del ex presidente se produce en la antesala del comienzo de la campaña política del 2018, en la que los colombianos elegirán un nuevo Congreso y al sucesor de Santos.

Un destacado senador del partido de Uribe planteó recientemente la posibilidad de revisar el acuerdo con las FARC si ganan la presidencia, a lo que el jefe del equipo de negociación del Gobierno, Humberto de la Calle, respondió que es un riesgo para la paz y que se debe respetar el pacto.

Santos, ganador del Premio Nobel de la Paz en el 2016, firmó en noviembre un acuerdo con las FARC que fue ajustado después de que el original fue rechazado en un plebiscito. El pacto busca que unos 7.000 combatientes dejen las armas y conformen un partido político.

Uribe insiste en que los jefes de las FARC paguen cárcel por sus crímenes y que no se les dé la posibilidad de ocupar cargos de elección popular.

Los antiguos combatientes de las FARC se encuentran actualmente ubicados en más de una veintena lugares en las selvas y montañas de Colombia, antes de comenzar el proceso de dejación de armas ante una misión de las Naciones Unidas.

(Reporte de Luis Jaime Acosta. Editado por Javier Leira)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters