Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Otro enfoque de paz en Colombia


Apoyar la elaboración del Espacio Regional de Paz en el departamento del Cauca, al suroccidente colombiano, es una de las tareas del Programa Suizo para la Promoción de la Paz en Colombia (SUIPPCOL).

Un intenso proceso participativo de base que involucra a líderes comunitarios y a cinco alcaldes afrodescendientes de los municipios de Padilla, Guachene, Puerto Tejada, Villa Rica y Caloto, con más de 100.000 habitantes.

Con el apoyo de SUIPPCOL, una treintena de delegados participa en un proceso colectivo que identifica los principales problemas comunes. Y define iniciativas sociales de paz, construidas en consenso.

Los participantes esperan elaborar una agenda común subregional, la que contribuirá a crear un ambiente de paz en la región, y facilitará una mayor capacidad de negociación de recursos y ejecución de programas.

swissinfo asistió a una jornada en la Casa de la Cultura del municipio de Padilla, a unos 50 kilómetros, al sureste de Cali.

Guachene, partir desde cero

"El nuestro es un municipio que se acaba de crear. Y tenemos la preocupación de definir un nuevo modelo de gestión, desde los cimientos mismos", explica Jesús Elber González Panguero, alcalde recientemente electo.

"Es un gran desafío y al mismo tiempo una enorme oportunidad, ya que podemos atrevernos a soñar el modelo de municipalidad que queremos construir", acota González, de 40 años, químico con maestría analítica y una especialización en gestión ambiental.

Y todo esto "en una región muy afectada por el conflicto interno". No sólo debido a la cercana presencia de algunos de los actores de la guerra, sino también "por los profundos problemas estructurales que padecemos".

Más del 85% del territorio en esa zona está en manos de grandes empresas, dedicadas al monocultivo de caña de azúcar, configurando un extenso mar verde de centenas de kilómetros, donde se alzan, de tanto en tanto, pequeños poblados.

"Esta propuesta económica rompe totalmente con la visión ancestral de nuestras comunidades negras, para quienes la producción para el autoconsumo y el riguroso respeto ambiental son dos premisas básicas", insiste González, cuya comunidad cuenta con 16.500 habitantes.

Esa tendencia a la concentración de la tierra se ha intensificado en los últimos años, insiste el alcalde.

"Los planes del Gobierno central buscan potenciar la producción de agro-combustibles. Lo que exige una todavía mayor concentración de la tierra... ¿Y de dónde se saca la tierra si no de la poca que le queda todavía a nuestros campesinos?", interroga el dirigente de Guachene.

A fines de septiembre en la región de los Departamentos de Cauca y Valle se realizó un paro de los trabajadores de la industria de la caña de azúcar (denominados popularmente "corteros de caña"). Fuertemente reprimido, exigía a las grandes empresas azucareras y al Estado colombiano el respeto de los derechos sociales.

Ante estos problemas de fondo, "tiene un valor esencial la reflexión en común para elaborar una alternativa productiva y social, válida para toda nuestra región", enfatiza González Panguero.

Fomentar la gobernabilidad desde abajo

"El problema esencial es la falta de agua", enfatiza por su parte Roller Escobar Gómez, joven dirigente de la Unidad de Organizaciones Afro-Caucanas (UOAFRO), quien tiene la responsabilidad del desarrollo de proyectos en la alcaldía vecina de Villa Rica.

"Habría agua ya que contamos con el Río Palo", enfatiza Escobar. Pero el monocultivo de caña es tan extenso que las cañadas y afluentes se están secando.

"Y si bien tenemos una propuesta de pozos familiares de entre 6 y 8 metros de profundidad, las empresas de caña instalan motobombas que extraen desde 250 metros, lo que amenaza la viabilidad de nuestro proyecto", subraya.

La situación se torna dramática, según los habitantes del lugar. Pasa hasta una semana e incluso a veces dos, sin contar con el vital líquido. O debiéndolo pagar a precios europeos.

"La ira se expresa muy seguido. En los últimos meses ha habido muchas protestas y huelgas por el agua, que han paralizado nuestros municipios", explica el joven dirigente social.

La paz "no es para nosotros el encuentro de las autoridades con los guerrilleros, o la negociación entre los diversos actores del conflicto", sino la construcción de alternativas de desarrollo desde las comunidades.

Si bien "un diálogo político puede tener su importancia, entre tanto la gente de abajo soporta hambre, sed y los ataques permanentes de los megaproyectos", enfatiza.

"Nuestra visión de la paz es la de encontrar reales alternativas productivas, sociales y de desarrollo integral", enfatiza Escobar.

Y de allí la "importancia de este acompañamiento que nos brinda el Programa Suizo para la Construcción de la Paz en Colombia. Es un plus enorme. Ya que expresa una cooperación respetuosa, para nada impositiva, de escucha mutua y permanente, de asesoramiento en el aprendizaje de construcción mancomunada", concluye.

swissinfo, Sergio Ferrari, de retorno de Colombia

Contexto

SUIPPCOL nació en el 2001. Un grupo de organizaciones helvéticas de marcado prestigio que trabajaban en Colombia apostaron por sostener la participación de las organizaciones sociales y de base en una perspectiva de paz en ese país latinoamericano. La hipótesis principal era – y sigue siendo- que en aquellos procesos donde se da una participación real y fuerte de la sociedad civil, hay más posibilidades de crear una paz efectiva, estable y durable.

Datos clave

SUIPPCOL transita actualmente por su tercera fase, que concluirá en 2011.

Diez asociaciones suizas de desarrollo y derechos humanos componen ese Programa, que cofinancian, junto con el respaldo del Ministerio Suizo de Asuntos Exteriores.

Para SUIPPCOL prevalece como prioridad el apoyo a organizaciones, iniciativas o procesos locales o regionales, fundamentalmente en el campo, y que se encuentren en las zonas de conflictos.

Para asegurar la implementación del programa, existe un equipo de trabajo compuesto por personal local colombiano.



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×