Reuters internacional

El Papa Francisco llega para dirigir una misa en el Vaticano. 31 de agosto de 2016. El Papa Francisco hizo el jueves un llamado por una acción coordinada contra la degradación medioambiental y el cambio climático, en un mensaje en que el criticó nuevamente al consumismo y la avaricia que según dijo representan una amenaza para el planeta. REUTERS/Stefano Rellandini

(reuters_tickers)

Por Crispian Balmer

ROMA (Reuters) - El Papa Francisco hizo el jueves un llamado por una acción coordinada contra la degradación medioambiental y el cambio climático, en un mensaje en que el criticó nuevamente al consumismo y la avaricia que según dijo representan una amenaza para el planeta.

Un año después de publicar el primer documento papal dedicado al medio ambiente, el pontífice volvió a hablar del tema al pedir a los cristianos que defiendan a la naturaleza como una parte central de su fe.

"Dios nos ha dado un jardín exhuberante pero lo hemos convertido en una páramo contaminado de desechos, desolación y suciedad", dijo el Papa Francisco en un documento publicado para coincidir con el Día Mundial de la Oración por el Cuidado de la Creación.

El Papa argentino es el primer líder de la Iglesia Católica nacido en un país en desarrollo y ha colocado las causas medioambientalistas en el centro de su pontificado, al denunciar lo que considera como una cultura "derrochadora" consumista y basada en las economías de mercado.

"Economía y política, sociedad y cultura no pueden ser dominadas sólo el pensamiento de corto plazo y los beneficios electorales y financieros inmediatos", dijo Francisco, en una sugerencia de que podrían necesitarse medidas más ambiciosas para combatir el cambio climático.

En diciembre pasado en una cumbre de Naciones Unidas en París, los líderes mundiales se comprometieron a limitar las emisiones de gases de efecto invernadero - que provocan el calentamiento global - en un esfuerzo por estabilizar el ascenso de las temperaturas promedio del planeta.

El Papa acogió el acuerdo, pero dijo que las temperaturas del planeta parecían dirigirse a nuevos récords este año e instó a los votantes de todas partes del mundo a exigir a sus gobiernos que no den marcha atrás.

"Depende de los ciudadanos insistir en que esto suceda y de hecho plantear metas mucho más ambiciosas", manifestó.

El Papa pidió a los 1.000 millones de católicos romanos que adopten las causas ecológicas y dijo que la defensa del medio ambiente debería considerarse como uno de los llamados actos de misericordia, que proveen a los creyentes los principios y deberes que deben seguir como parte de la iglesia.

(Reporte de Crispian Balmer. Editado en español por Marion Giraldo)

reuters_tickers

 Reuters internacional