Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Partido cristiano ultraconservador Sr. Früh, ¿su partido es homofóbico?

 Imagen de dos silueta bajo un paraguas de colores

Sin apoyo adicional, un pequeño partido suizo cristiano ultraconservador lanza un referéndum contra la ley que penaliza la homofobia. 

(Keystone)

La Unión Democrática Federal (UDF) decidió lanzar un referéndum contra la nueva legislación que penaliza la homofobia. Marc Früh, representante de este pequeño partido cristiano ultraconservador en la Suiza francófona, explica los motivos.

La UDF

El partido cristiano ultraconservador, la Unión Democrática FederalEnlace externo (UDF), se describe a sí mismo como “el partido de los valores éticos”, basado en “la Biblia y la palabra de Dios”. Ocupa un lugar marginal en la escena política suiza con 3 000 miembros y ningún representante en el Parlamento. En las últimas elecciones federales, la UDF obtuvo apenas 1,2% de los votos.

Sin embargo, ese pequeño partido ha sido en diversas ocasiones la fuerza motriz de las votaciones en temas sociales como la familia o el aborto. En 2004 consiguió reunir 67 000 firmas para celebrar un referéndum contra la ley de uniones registradas, que había sido aceptada por el pueblo. Sin embargo, en 2016 fracasó su recogida de firmas contra la reforma en materia de adopción.

Fin del recuadro

El pasado mes de diciembre, el Parlamento decidió ampliar la ley antirracista a la discriminación basada en la orientación sexual. Una enmienda legal que permitirá castigar la homofobia de la misma manera que el racismo o el antisemitismo. Sin embargo, la UDF considera que esa nueva norma es una violación de la libertad de expresión. “Opiniones legítimas serán criminalizadas en el futuro”, escribe el grupo en un comunicadoEnlace externo.

La UDF decidió optar por el referéndum sin el apoyo de ningún otro partido. Marc Früh, dirigente de la UDF en la Suiza francófona, estima que la organización está en condiciones de recoger las 50 000 firmas necesarias para abril. También asegura que su partido político no es homófobo.

swissinfo.ch: ¿Considera legítimo expresar opiniones homofóbicas?

Marc Früh: No queremos leyes que impidan la discusión. El tema de la homofobia y los temas LGBTIQ deben poder ser discutidos libremente, así como los temas de los refugiados o de las personas con discapacidades. Me niego a vivir en una sociedad en la que las personas son condenadas penalmente por expresar una opinión.

Marc Früh

(rts)

La UDF lucha por la moralidad cívica, la ética y el respeto moral de todas las personas. Para promover eso, se debe desarrollar la educación, no erigir leyes para proteger a todo tipo de personalidades. No hay una categoría de personas que merezcan ser protegidas más que otras. Un homosexual tiene derecho a ser respetado de la misma manera que una persona discapacitada, un anciano o incluso un refugiado.

swissinfo.ch: Siguiendo su lógica, ¿no se debería simplemente eliminar la ley antirracista para que todo el mundo tenga las mismas condiciones?

M.F.: La ley antirracista fue creada porque hubo exageraciones que llevaron al genocidio contra los judíos. Creo que es diferente del tema de la orientación sexual.

“No hay necesidad de que una categoría de personas esté súperprotegida”.

Fin de la cita

swissinfo.ch: ¿Para usted, las minorías de la comunidad LGBTIQ no son discriminadas y no necesitan ninguna protección especial?

M.F.: Nunca advertí que esas personas fueran particularmente menospreciadas. He constatado menosprecio en todos los niveles. No hay necesidad de que una categoría de personas esté súperprotegida.

swissinfo.ch: ¿Es la UDF un partido homofóbico?

M.F.: Es deshonesto asumir eso. El texto de nuestro referéndum es muy claro. Queremos que los ciudadanos puedan expresar sus opiniones sobre el tema, porque la nueva norma reduce la libertad de expresión. Nunca hemos asumido una postura agresiva contra la homosexualidad ni contra ningún otro movimiento. Sin embargo, está claro que vemos algunas cosas de manera diferente.

temas

Ser LGTBIQ en Suiza

Historias de vida, derechos y reivindicaciones de la comunidad LGTBIQ en Suiza. Este acrónimo se refiere a las personas lesbianas, gays, transgénero, bisexuales, intersexuales y queer.

swissinfo.ch: ¿Cuáles son las opiniones diferentes que le gustaría poder expresar?

M.F.: Soy padre de cinco hijos. Tengo nueve nietos y creo que eso está muy bien. Creo que la sociedad debería interesarse mucho más en los problemas reales, por ejemplo, en las madres que dan a luz y que a veces están en situación de desamparo. El tema de la orientación sexual es alguien que elige su orientación sexual, luego la asume. Si soy cristiano, asumo que soy cristiano. Si soy pintor, asumo que soy pintor.

swissinfo.ch: Uno de los grandes temas sociales en la agenda política de los próximos años será el matrimonio para todos. ¿También va a luchar en contra?

M.F.: El matrimonio es la unión de un hombre y una mujer y lo consiguiente es tener hijos. Eso es algo que fue definido por el Creador, no es algo inventado por el hombre. La UDF se compromete a defender esa visión.


Quieren “mantener el derecho a insultar a los homosexuales”

El lanzamiento del referéndum de la UDF ha generado reacciones. Entrevistado por el diario ‘Tribune de Genève’, el diputado socialista Mathias Reynard, artífice de la nueva legislación, considera que no es de extrañar que algunos se opongan “a un avance considerable para los suizos”. “Sin embargo, simbólicamente, me resulta difícil entender cómo se puede dedicar tanto tiempo, recursos y energía a tratar de mantener el derecho a insultar a los homosexuales”, comenta.

En las redes sociales, las declaraciones de Sylvie Guignard-RuffieuxEnlace externo, vicepresidenta de la sección de Ginebra de la UDF, también causaron indignación. En particular, manifestó su temor a no poder hablar más de personas “salidas de la homosexualidad”, estimando que esa orientación sexual estaba ligada a circunstancias, a una educación, un entorno e incluso un tipo de físico. “Es desolador… escuchar todavía (lamentablemente) este tipo de planteamientos en 2019, y en Suiza”, comenta por ejemplo un internauta. Las asociaciones LGBTIQ también han criticado esos comentarios. “Es un montón de tonterías y maldades”, dijo Pascal Messerli, presidente de Dialogai, al periódico ‘20 Minutes’.

Fin del recuadro


Traducido del francés por Marcela Águila Rubín

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes