Reuters internacional

Por Polina Devitt y Gleb Stolyarov

MOSCÚ (Reuters) - Un partido afín al presidente de Rusia Vladimir Putin ganó con comodidad una elección legislativa, según mostraban el lunes los primeros resultados, pero la baja concurrencia a las urnas sugiere que el oficialismo despierta poco entusiasmo 18 meses antes de los próximos comicios presidenciales.

El partido oficialista Rusia Unida obtuvo el 51 por ciento de los votos en la elección efectuada el domingo, de acuerdo a un recuento preliminar de la comisión electoral central tras escrutares una cuarta parte de los sufragios.

Eso permitiría al partido, fundado por Putin y beneficiario de la popularidad del líder ruso, ampliar su dominio en la Duma, la cámara baja del parlamento. Una encuesta a boca de urna también apuntaba a Rusia Unida como ganador por buena ventaja.

Putin, al hablar al equipo de campaña de Rusia Unida pocos minutos después de que se cerraran los comicios el domingo por la noche, dijo que el triunfo mostraba que los votantes todavía confían en su liderazgo pese a una desaceleración económica empeorada por las sanciones impuestas por Occidente a raíz del conflicto en Ucrania.

Los allegados a Putin probablemente usen el resultado como trampolín para su propia campaña de reelección para el 2018, aunque él todavía no ha confirmado que buscará otro mandato.

"Podemos decir con certeza que el partido ha alcanzado un muy buen resultado; se ganó", dijo Putin en el cuartel central de Rusia Unida, al que llegó junto a su aliado Dmitry Medvedev, primer ministro y líder partidario.

Aludiendo a la tambaleante economía, que según pronósticos se contraerá este año al menos un 0,3 por ciento, Putin dijo: "Sabemos que la vida es dura para la gente, hay un montón de problemas, montón de problemas sin resolver. Sin embargo, tenemos este resultado".

Autoridades electorales dijeron que a las 18.00 hora local de Moscú (2100 GMT), dos horas antes de que cerraran los comicios en la capital, la asistencia a las urnas era de un 39,4 por ciento, muy por debajo del 60 por ciento de la anterior elección parlamentaria.

Los restantes partidos quedaron lejos de Rusia Unida.

De acuerdo con el recuento oficial incompleto de votos, los populistas de partido LDPR quedaron segundos con un 15,1 por ciento, los comunistas terceros con un 14,9 por ciento, y el centroizquierdista Sólo Rusia cuarto con un 6,4 por ciento.

Estos tres partidos tienden a votar en el parlamento alineados con Rusia Unida en asuntos cruciales, y evitan la crítica directa a Putin.

Según los resultados preliminares, los opositores liberales, el único grupo abiertamente crítico de Putin, no lograron superar el 5 por ciento necesario para obtener la representación partidaria en la Duma.

Hubo algunos reportes de irregularidades en los comicios. Periodistas de Reuters en una mesa de votación en la región central de Mordovia vieron sufragar a varias personas, que regresaron más tarde para volver a hacerlo.

Autoridades electorales dijeron que hasta el momento no había evidencia de fraude a gran escala. Tras la última elección, el enojo por fraude electoral provocó grandes protestas en Moscú, algo que el Kremlin está ansioso por evitar que se repita.

(Reporte adicional de Dmitry Solovyov en Moscú, Jack Stubbs, Olga Sychkar y Svetlana Burmistrova en Ufa, Andrei Kuzmin en Velikiye Luki, Gleb Stolyarov, Alex Winning y Vladimir Soldatkin en Saransk, Anton Zverev en la región de Tula, Anastasia Teterevleva en la región de Moscú, Maria Tsvetkova, Kira Zavalyova y Gleb Garanich en Kiev; escrito por Andrew Osborn y Christian Lowe; editado en español por Hernán García)

reuters_tickers

 Reuters internacional