AFP internacional

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto durante una sesión del Foro Económico Mundial de Davos el 22 de enero de 2016

(afp_tickers)

México continuará desarrollando su reforma energética y abriendo a la iniciativa privada la extracción de petróleo a pesar de los bajos precios, declaró este viernes el presidente Enrique Peña Nieta en Davos.

"Más allá de la coyuntura que hoy en día presenta la caída de precios de petróleo, estamos decididos a instrumentar en tiempos precisos, la reforma energética", declaró el mandatario ante la audiencia del Foro Económico Mundial.

"Ha sido muy exitosa la primera ronda de licitaciones (de extracción en zonas petroleras). Ahora viene la siguiente licitación, estimo en el segundo semestre del año", comentó el presidente.

"Que hoy tengamo precios bajos… no frena, ni limita, ni detiene la instrumentación de la reforma energética", insistió.

El precio del petróleo, en especial el "light sweet crude" que cotiza en Nueva York, y que sirve de referencia para México, ronda los 30 dólares por barril, menos de un tercio del valor de hace año y medio.

El gobierno de Peña Nieto promulgó la reforma energética, negociada con la oposición, en 2013. México es el primer productor latinoamericano de crudo u el décimo a nivel mundial, según la Agencia Internacional de Energía.

Peña Nieto acudió a Davos tras realizar una gira por países del Golfo, en medio de una gran volatilidad de los precios.

Pero México afronta el futuro con optimismo a pesar de las previsiones de recesión para América Latina en 2016, por segundo año consecutivo, dijo Peña Nieto ante la élite mundial.

El país crecerá un 2,6% este año, según el Fondo Monetario Internacional, lo que lo convierte en uno de los escasos buenos alumnos de la región.

afp_tickers

 AFP internacional