Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Penuria de médicos


Se buscan: jóvenes doctores para pacientes mayores


Por Jeannie Wurz


La geriatría es una especialidad médica con futuro en Suiza, merced al aumento del promedio de vida. (Keystone)

La geriatría es una especialidad médica con futuro en Suiza, merced al aumento del promedio de vida.

(Keystone)

Ahora, cuando la gente vive más tiempo, aumenta la necesidad de médicos que atiendan las dolencias de pacientes mayores. Sin embargo, el trabajo de geriatra, considerado poco espectacular en comparación con la neurocirugía o la cardiología, no atrae al número requerido de reclutas.  

La unidad de cuidados intensivos del Hospital Universitario de Berna bulle.  Las enfermeras controlan los monitores y cambian los vendajes a pacientes conectados a máquinas que pitan. Los doctores se trasladan en grupos de cama en cama, transfieren información a uno de los tres turnos diarios.

De las 51 camas, 40 a 45 están generalmente ocupadas, dice Stephan Jakob, jefe de la unidad de cuidados intermedios.

Precisa que la edad promedio en la unidad está en aumento. “Hace diez años, no estaba muy por encima de los 60. Ahora es de 65 años, pero con una amplio rango de hasta 90-95”.

También hace una década, añade, era inhabitual aplicar a personas en edad avanzada procedimientos tales como trasplantes, incluidos corazones artificiales o terapias invasivas para accidentes cerebrovasculares.

“Ahora, en virtud de que cada vez hay más ancianos, esos tratamientos son más utilizados en ellos. Eso supone una hospitalización más prolongada que la de pacientes más jóvenes, y la necesidad de más camas”.

Las necesidades de la vejez  

Muchos de los problemas que afectan a la población de la tercera edad  comienzan cuando la gente no se considera vieja. Ya a los 50, uno de cada cinco residentes en Suiza sufre de dos o más enfermedades crónicas en forma simultánea, según el Observatorio Suizo de Salud. Y los pacientes de  entre 75 y 84 años constituyeron la quinta parte del total en los hospitales de atención aguda en 2012. En el Reino Unido, el paciente promedio tiene más de 80 años.  

El tratamiento de la población que nos ocupa requiere conocimientos especiales, como lo señala Thomas Münzer, presidente de la Sociedad Suiza de Gerontología y jefe en la clínica de esa especialidad en San Gall. “En su mayoría tienen tres, cuatro o cinco problemas diferentes de salud que necesitan ser manejados con mucho cuidado. Se precisa información sobre la biología del envejecimiento, sobre el hecho de que un cuerpo viejo funciona de manera diferente”.

El entrenamiento de los nuevos profesionistas

Andreas Stuck, responsable del departamento de geriatría del Hospital Universitario de Berna, subraya la necesidad de contar con conocimientos y habilidades específicas en esa área.

Los futuros médicos deben aprender primero la manera especial en que las enfermedades aparecen. Tienen que aprender a comunicarse. Deben considerar cuestiones éticas, tales como “si se elige un cuidado muy proactivo, con muy un tratamiento muy intensivo, en una persona de 90, en comparación con el alivio paliativo”.

Para contribuir a estandarizar el contenido de los estudios en geriatría, Stuck y un grupo de investigadores europeos reunieron las aportaciones de 49 expertos de 29 países y establecieron una lista de diez puntos con los requisitos mínimos, conocimientos y habilidades a adquirir desde la escuela de medicina.

El estudio, publicado en marzo pasado, concluyó que: “Serán necesarios grandes esfuerzos para implementar estos requerimientos, dada la gran variación en la calidad de la enseñanza en las escuelas de medicina geriátrica”.

Por otra parte, no solamente los jóvenes estudiantes deben aprender a tratar con los pacientes en cuestión, durante toda su carrera, los galenos deben responder a ese imperativo, destaca Stuck.

Especialistas vs generalistas

Los geriatras prestan atención en diversos ámbitos, desde los cuidados en los nosocomios, hasta la atención en las instituciones en estancias prolongadas y estadios terminales. También están involucrados en la supervisión de la atención y la educación geriátrica.

Jürg Schlup, presidente de la Federación de Médicos Suizos (FMH), considera razonable exigir que el Departamento de Geriatría de un hospital universitario sea dirigido por un geriatra. Pero, de acuerdo con Münzer, hasta 2014 no todas las facultades de Medicina en Suiza tenían una cátedra de Geriatría, “por lo que estamos muy por detrás, en términos de formación y educación”.

En Suiza no solamente los geriatras se ocupan de los mayores. “La mayor parte de la asistencia sanitaria es proporcionada por doctores de cabecera, del hospital y, en suma, especialistas responsabilizados en el cuidado de las personas mayores”, dice Stuck. Así que, en “cualquier disciplina que se elija, se necesita una formación específica en geriatría como parte de la formación, desde el pre y hasta el postgrado”.  

La escasez de médicos suizos

Proporcionar atención especializada a las personas mayores se complica por el hecho de que en Suiza hay una escasez de generalistas.

“Esta carencia tiene sus raíces en cuatro hechos principales en nuestro país”, dice Schlup, de la FMH.

“En primer lugar, el número de estudiantes de Medicina es demasiado bajo. La demanda de servicios se incrementa con el envejecimiento de la población. Aumenta el número de médicos que trabajan a tiempo parcial mientras las horas de trabajo que les son permitidas se redujeron de 60 a 50 por semana en 2005”.

En la actualidad, aproximadamente una tercera parte de la fuerza de trabajo en el rubro procede del exterior, señala Schlup, y se prevé que en diez años la proporción aumente a 50%.

“Gracias a los médicos extranjeros estamos bien”, dice Schlup. “Pero Alemania, que exporta a sus doctores, trata ahora de recuperarlos. No podemos mantener  el sistema sin ellos”.

De hecho, las diferentes disciplinas médicas luchan por atraer a suficientes galenos. “Si usted trabaja para un departamento de cirugía, un servicio de medicina interna o un departamento de dermatología, hay una gran competencia” para reclutar estudiantes, dice Schlup. Eso significa que incluso hay menos candidatos potenciales para las carreras en geriatría.

¿Quién va a elegir la geriatría?

“Estamos buscando desesperadamente a médicos jóvenes interesados en la formación en geriatría”, dice Münzer.

Pero los estudiantes de hoy en día “quieren dedicarse a la medicina del deporte, ser oftalmólogos o neurocirujanos o lo que sea”, dice. “En realidad, nadie dice: ‘Quiero convertirme en geriatra’, pero creo que algunas personas toman la decisión más adelante, ya en el ejercicio de su carrera”.

Gianna Negri, joven asistente en el departamento de geriatría del Hospital Ziegler de Berna, dice que no ha decidido si quiere ser geriatra, pero que le gusta trabajar con pacientes de edad avanzada.

“Una gran cantidad de médicos jóvenes piensan que la geriatría no es emocionante”, comenta, “pero yo no estoy de acuerdo en lo absoluto. Yo no la encuentro aburrida. Muchos días son un desafío y están llenos de acción”.

“Creo que tengo una de las profesiones más interesantes que existen”, señala  Stuck, quien eligió la geriatría en la década de 1980.

Münzer, también, está satisfecho con su elección.  

“No es tan espectacular como la cirugía cardiaca o la neurocirugía”, señala. “No se puede hacer un montón de dinero con esto. Y se tratan enfermedades que no son muy atractivas, como la demencia o la fragilidad o caídas y fracturas y osteoporosis”.

Sin embargo, el tratamiento de las personas mayores es “fascinante y fantástico”, califica. Cada paciente es diferente y cada enfoque es individual. “Y si nos fijamos en los números, en realidad, este es el campo del futuro”.

Algunos problemas de salud asociados con el envejecimiento

Caídas y fracturas óseas, incontinencia, desnutrición, osteoporosis, Síndrome de Parkinson, demencia -incluida la enfermedad de Alzheimer-,  úlceras por presión (en pacientes encamados), múltiple medicación e interacciones medicamentosas, pérdida de la autonomía, estadio terminal. 

El nacimiento de la geriatría

La medicina geriátrica fue desarrollado por los pioneros en el Reino Unido a finales de 1800 y principios de 1900. En 2012, los geriatras eran el mayor grupo de médicos en el servicio de consultas (1.252 de 12.221) del Royal College of Physicians. En Suiza, empero, la geriatría es una disciplina relativamente nueva.

La Sociedad Suiza de Gerontología, fundada en 1953, es una organización nacional que se enfoca en los temas de la “vejez” y “envejecimiento”. Pero de sus 1.400 miembros, solamente 300 son geriatras y están organizados en una filial, la Sociedad Suiza de Geriatría. 

En 2000, la Asociación Médica de Suiza, bajo los auspicios del Instituto Suizo de Educación Médica Continua, desarrolló una especialización de tres años en geriatría para especialistas en medicina interna general. 


Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín, swissinfo.ch

×