Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Obtener un permiso de trabajo en Suiza depende de varios factores, como el país de origen o las competencias profesionales.

Suiza aplica un sistema dual para autorizar el trabajo de extranjeros en el país. El primero atañe a los ciudadanos de países pertenecientes a la Unión Europea (UE) y/o de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA), a quienes generalmente se les permite entrar y buscar trabajo en Suiza durante tres meses. 

Ese periodo puede ser ampliado hasta seis meses mientras se sigue buscando empleo. Para este caso existe un permiso de corta duración que se emite si una persona está inscrita en una oficina de desempleo y tiene muchas probabilidades de conseguir un trabajo. Este permiso se puede extender hasta un año, siempre y cuando una persona pueda demostrar que busca efectivamente trabajo y no razón para pensar que no vaya a encontrarlo. Durante este periodo, la persona recibirá un permiso de residencia de corta duración, con seis meses de validez, a condición de que esté inscrita en una oficina de desempleo. 

El 23 de junio de 2016, los británicos decidieron abandonar la Unión Europea (UE). Reino Unido seguirá siendo miembro de los Veintiocho durante al menos dos años, mientras se negocie la salida de la UE. Las negociaciones incluyen la libre circulación de personas. No está claro cómo afectará el Brexit a los ciudadanos británicos que quieran trabajar en Suiza.

Más información sobre los requisitos que deben cumplir los ciudadanos de un país miembro de la UE/EFTA aquí.

El segundo afecta a los ciudadanos del resto de los países (los denominados ciudadanos de terceros Estados). Estos deben poseer un contrato de empleo garantizado por el empleador y el correspondiente visado de trabajo antes de entrar en el país. Una oferta de empleo no es suficiente para obtener el permiso. Más información aquí.

Los integrantes de la familia pueden quedarse y establecerse en Suiza, independientemente de su nacionalidad. Se consideran miembros de la familia a la/el cónyuge, los descendientes menores de 21 años o las personas a su cargo cuya custodia y cuidado estén acreditadas cualquiera que sea su edad.

Las autoridades cantonales son las encargadas de emitir los permisos. Para más información consulte la web de la Secretaría de Estado de Migración.

Soy ciudadano de la UE/EFTA

Los ciudadanos de la Unión Europea (UE) y de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA) se benefician de la libre circulación de personas vigente desde 2002 y actualizada en distintas ocasiones. En términos generales, los acuerdos les conceden el derecho de entrar, residir, buscar empleo o establecerse con un trabajo propio. El acceso de los ciudadanos búlgaros y rumanos al mercado laboral estaba regulado por normas provisionales hasta el 31 de mayo de 2016. Hasta esa fecha, los permisos de residencia y de estancia breve para búlgaros y rumanos estaban sometidos a un sistema de cuotas. 

Para obtener información específica sobre cualquiera de los países pertenecientes a  la UE/EFTA puede visitar la página web de la Secretaría de Estado de Migración

Los permisos de trabajo otorgados a los ciudadanos de la UE/EFTA están desglosados en varias categorías y clasificados por letras:

L: Permiso de corta duración

La duración del contrato de trabajo determina el  tiempo de validez que tendrá el permiso, pero suele oscilar entre tres y doce meses y se concede a personas que trabajarán en Suiza menos de un año. Este tipo de permiso es extensible también a los ciudadanos de la UE/EFTA que ya pasaron tres meses en el país buscando empleo. Se puede cambiar de trabajo y de domicilio (cantón). Más información aquí.
 
Si piensa trabajar en Suiza menos de tres meses por año civil puede que no necesite permiso alguno. En determinadas circunstancias, los ciudadanos de la UE/EFTA con una ocupación en Suiza, aquellos que cumplen servicios en el país y los empleados de otras nacionalidades que son destacados a Suiza temporalmente por empresas radicadas en la UE/EFTA  pueden utilizar el procedimiento de registro en línea. Esta posibilidad es accesible solo si se trata de empleos de tres meses por año y debe ser realizada antes de que una persona comience a trabajar para un empleador suizo. Más información aquí.

Las condiciones previas para usar este recurso dependen de la nacionalidad del trabajador y/o de la ubicación de la empresa que envía al empleado. Encontrará información más específica aquí.

B: Primer permiso de residencia

Este tipo de permiso de residencia es extendido a las personas con una relación laboral indefinida o de al menos 12 meses. Tiene validez de cinco años y es automáticamente prolongado por otros cinco si se mantiene la relación laboral. Sin embargo, la ampliación puede limitarse a un año si la persona queda desempleada durante más de 12 de meses consecutivos. Quienes deciden instalarse en el país sin una actividad lucrativa pueden recibir el permiso B si disponen de suficiente respaldo económico para hacerlo.

Los ciudadanos de un país miembro de la UE/EFTA que quieren trabajar por cuenta propia pueden obtener un permiso B de cinco años si demuestran que tal actividad autónoma es rentable.

C: Permiso de residencia fija

Los ciudadanos de los países miembros de la UE/EFTA pueden obtener un permiso C, de validez ilimitada, después de haber vivido un periodo de cinco años sin interrupción en Suiza. No obstante, de acuerdo con la Secretaría de Estado de Migración (SEM), “el derecho a establecerse en Suiza no está sujeto a ninguna restricción temporal o condición. La Secretaría de Estado de Migración determina a partir de qué fecha las autoridades nacionales competentes pueden garantizar los permisos de residencia”. Los titulares de un permiso C pueden cambiar libremente de lugar de residencia (cantones) y de trabajo. Más información sobre permisos de trabajo aquí.

G: Trabajadores transfronterizos

Los extranjeros que viven en una región fronteriza y se desplazan a un centro de trabajo en el área limítrofe de Suiza pueden obtener el permiso G, aunque ya no es necesario para la mayoría de los ciudadanos de la UE y la EFTA. (Las zonas fronterizas son establecidas mediante tratados con los países vecinos). Todas las personas que cruzan de una frontera a otra para trabajar deben volver a su hogar de residencia fija al menos una vez por semana.

No soy ciudadano de la UE ni de la EFTA

Los trabajadores de los denominados terceros estados, es decir, que no son de países pertenecientes a la UE ni a la EFTA, deben poseer un contrato de trabajo. Las normas para conseguir uno son mucho más estrictas que para la mayoría de los europeos y suelen estar vinculadas con el empleo. Conseguir una oferta de trabajo es solo uno de los muchos pasos que hay que dar para obtener un permiso.

El ciudadano de un tercer estado puede ocupar un puesto de trabajo en Suiza solo si no es posible cubrir esa vacante con una persona del mercado laboral suizo o de alguno de los países de la UE y de la EFTA. Los empleadores deben demostrar que “hicieron grandes esfuerzos” para encontrar un ciudadano suizo, de la UE/EFTA o un extranjero ya establecido en Suiza con permiso de trabajo. Más aún, deben demostrar por qué los candidatos con prioridad no eran adecuados para el puesto vacante.

Quienes tienen mejores oportunidades para acceder a este tipo de permiso son los directivos, especialistas y personal de cualificación superior; es decir, con títulos universitarios y experiencia profesional. No es raro que en ciertos casos se pida al solicitante el conocimiento de alguno de los idiomas oficiales. 

En circunstancias especiales pueden concederse permisos de trabajo para empresas conjuntas (‘joint ventures’), puestos de enseñanza de duración limitada, traslados de directivos o especialistas, científicos de alta cualificación, o para algunos trabajos relacionados con el arte y la cultura.

El trámite no tiene un plazo fijo de duración, pero generalmente dura unas tres semanas si el caso es sencillo, es decir, tiene la documentación en orden y requiere poco seguimiento (por ejemplo, el traslado de un alto ejecutivo). En otros casos puede durar varios meses.

Al igual que en el caso de la UE/EFTA, los permisos de trabajo de los ciudadanos de terceros Estados están desglosados en varias categorías y se los define con letras. He aquí su significado:

L: Permiso de corta duración

Este permiso de corta duración se suele conceder a personas que trabajan en Suiza durante un periodo de hasta un año. Está vinculado al contrato de trabajo y, en casos excepcionales, puede extenderse hasta 24 meses, si el titular no cambia de empleador. Se consideran también estancias de corta duración la educación elemental, así como la formación continua en Suiza.

B: Primer permiso de residencia

Por regla general, esta forma de permiso de residencia no se concede por más de un año la primera vez. El permiso B se renueva cada año si no hay razones contrarias, como el depender de la asistencia social. El número de este tipo de permisos es limitado y está sujeto a cuotas. Impone al titular restricciones sobre dónde puede vivir (en el cantón que le extendió el permiso) y está vinculado con el empleador. Las deducciones tributarias se hacen sobre la fuente.

C: Permiso de residencia fija

Después de diez años de estancia ininterrumpida en Suiza, los ciudadanos de terceros Estados pueden solicitar, en principio, el permiso C. Los ciudadanos de Estados Unidos y Canadá, después de cinco años. Un titular de un permiso C puede cambiar libremente de trabajo y de domicilio (cantón de residencia). Asimismo se le dejará de aplicar la retención en la fuente.

Los cantones expiden los permisos, previa aprobación federal. Para obtener información detallada sobre el trámite (dónde presentar la solicitud, qué formularios hay que rellenar, cuánto tiempo dura, etc.), le rogamos comunicarse con laoficina cantonal correspondiente.

¿Le prometieron un permiso? ¿Qué debe hacer luego?

Los ciudadanos de la UE y de la EFTA que planean permanecer en Suiza más de tres meses y/o trabajar deben informar a las autoridades del municipio donde quieren vivir dentro de los 14 días posteriores a su llegada o antes de empezar a trabajar.

Los mismos plazos de inscripción en el registro rigen para las demás personas, pero se les añaden algunos trámites más. En general, si usted viene a Suiza a trabajar, su empleador hará las gestiones necesarias para obtener el visado antes de su entrada en el país. 

Una vez realizado ese trámite y antes de partir a Suiza, usted debe enviar su pasaporte a las autoridades suizas en su país de origen que están facultadas para extender el visado. Tras llegar a Suiza debe notificar a la comuna (municipio) donde vivirá. 

Las autoridades municipales envían luego sus documentos a las autoridades cantonales que en última instancia emiten el permiso de residencia, cuya forma de tarjeta pequeña se parece a la de un carnet de conducir. Sólo las personas oriundas de terceros estados reciben los permisos L, B o C en la nueva forma de tarjeta de crédito. Los demás obtienen los permisos con la forma del antiguo pasaporte.

Para  registrarse en el municipio local debe llevar su pasaporte, fotos en tamaño pasaporte, contrato de trabajo y una justificación de su seguro de enfermedad. Hay requisitos muy específicos y vale la pena tomarse el tiempo necesario para consultar a las autoridades cantonales sobre todo lo que debe presentar.

swissinfo.ch

×