AFP internacional

Un trabajador de Petrobras participa en una protesta contra la privatización las secciones de la petrolera, el 15 de julio de 2016 en Rio de Janeiro

(afp_tickers)

La estatal brasileña Petrobras, vapuleada por los escándalos y la caída de los precios del barril, anunciará el martes sus metas quinquenales que según analistas se centrarán en la reducción de inversiones, metas de producción y nuevas ventas de activos.

"El plan estratégico" 2017-2021 será el primero bajo la gestión del nuevo presidente del grupo, Pedro Parente, nombrado en junio por el presidente conservador Michel Temer, quien sustituyó a la mandataria de izquierda Dilma Rousseff tras ser destituida por el Congreso.

El anuncio se hará bajo una amenaza de huelga de los operarios de la empresa contra una propuesta de congelamiento salarial.

El plan que se presentará el martes en la sede de Petrobras en Rio de Janeiro será "realista", con el objetivo de "reorganizar a la empresa", dijo a la AFP el director de la consultora CBIE, Adriano Pires.

Petrobras afronta al mismo tiempo las consecuencias del escándalo de los sobornos pagados por grandes constructoras a políticos y ejecutivos para obtener licitaciones de la petrolera -que según estimaciones le costó por lo menos 2.000 millones de dólares- y de la caída de los precios del barril de 100 dólares a mediados de 2014 a menos de 45 dólares en la actualidad.

La compañía cerró 2015 con pérdidas récord de 34.836 millones de reales (9.600 millones de dólares al cambio de la fecha).

En el segundo trimestre de este año reportó ganancias de 106 millones de dólares, rompiendo una racha de tres trimestres en rojo.

Para sanear sus cuentas, inició un plan de ventas de activos. En julio, cedió un campo presal a la noruega Statoil por 2.500 millones de dólares.

afp_tickers

 AFP internacional