Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

POBREZA EN SUIZA “No puedo dejar la ayuda social, la guardería es muy cara”

Niños jugando en su cuarto

Tener hijos aumenta el riesgo de pobreza en Suiza. En la foto, dos niños jugando en la tienda de segunda mano de Emmen [Foto de ilustración].

(Keystone / Christof Schuerpf)

Entre quienes reciben asistencia social en Suiza hay muchas madres solteras. Entrevista con una de ellas que, a pesar de tener un empleo a tiempo parcial, una pensión alimenticia y subsidios familiares,  depende de la ayuda social.

Este texto forma parte de una serie de artículos sobre la pobreza en Suiza.

Fin del recuadro

Dado que las personas afectadas se encuentran en situaciones complejas y precarias, la pobreza es un tema difícil de abordar en Suiza. Además, la población que no tiene que afrontar ese tipo de problemas por lo general percibe mal que se dependa de la ayuda social.

Sin embargo, una persona que quiere permanecer en el anonimato ha accedido a contarnos su historia. Quedamos con esta madre soltera en una cafetería, mientras sus hijos están en la guardería y en la escuela.

La asistencia social en Suiza

La ayuda social proporciona el mínimo de subsistencia y es la red final del sistema de seguridad social (tras agotar el seguro de desempleo, el seguro de invalidez o el seguro de pérdida de ingresos en caso de enfermedad). Si la situación económica del beneficiario mejora o recibe una herencia, por ejemplo, las prestaciones deben reembolsarse. Las condiciones varíanEnlace externo de un cantón a otro.

Fin del recuadro

swissinfo.ch: ¿Por qué pidió ayuda social?

Soy madre soltera y no puedo llegar a fin de mes. Tuve un hijo en 2009. Mi embarazo no fue planeado: no vivía con el padre del niño.

¿Ha trabajado siempre?

Sí. Al 40 o al 50% la mayoría de las veces. De momento, solo trabajo un día a la semana. No puedo dejar la ayuda social porque la guardería es muy cara. Ahora que tengo dos hijos, no quiero trabajar al 100%. Si encontrara un buen trabajo, podría trabajar al 60 o al 70%. La guardería para mi hija de tres años cuesta 150 francos al día. Yo no puedo pagar los gastos de la guardería. Ahora los cubre la ayuda social.

Efecto umbral

La interacción entre las prestaciones sociales, los ingresos procedentes del trabajo remunerado y los impuestos pueden dar lugar a “efectos umbralEnlace externo”, según la CSIAS. Así, la persona afectada a pesar de (o debido a) un aumento de los ingresos procedentes de un empleo remunerado verá que sus ingresos disminuyen. La “renta disponible” se refiere a la cantidad que dispone una familia después de deducir los gastos fijos y los impuestos. Los efectos umbral conducen a incentivos laborales negativos y contradicen el principio de que el trabajo debe ser remunerado. Para la CSIAS, eliminar los efectos umbral facilita el abandono de la asistencia social. 

Fuente: CSIASEnlace externo

Fin del recuadro

Estamos hablando del “efecto umbral”. Cuando una madre soltera aumenta su jornada de trabajo para dejar la asistencia social, dispone de menos dinero. ¿Cuánto debería ganar usted para renunciar a la ayuda social y vivir más cómodamente?

Hum (reflexiona y empieza a enumerar). Tengo un alquiler de 1 700 francos al mes por un apartamento de cuatro habitaciones y pago unos 50 francos por el teléfono, la electricidad e Internet. El seguro médico es muy caro: 500 francos al mes para los tres. Habiendo hecho “solo” una formación como vendedora, gano entre 21 y 22 francos brutos por hora. Probablemente tendría que ganar 5 000 francos al mes, pero con mi formación, nunca ganaré tanto, aunque trabaje al 100%. No creo que pueda dejar la asistencia social mientras mis hijos no vayan a la escuela y  necesiten ir a la guardería, que es muy cara. Hoy por hoy mi situación es esta: si trabajo más horas, pagaré más impuestos –porque recibiré menos ayuda social– pero no dispondré de más dinero.

¿De cuánto dispone usted al mes después de deducir los gastos fijos?

Recibo 1400 francos al mes, de media, para cubrir las necesidades básicas. Con esto, pago la comida, las facturas y la ropa de los niños. Se va rápido.

Grundbedarf

Grafik

Estas sumas deben ser suficientes para cubrir los gastos en comida, tabaco, ropa, calzado, electricidad/gas, productos de limpieza, impuesto de basura, productos domésticos, transporte, teléfono, correo, canon de radio y TV (Serafe), gastos de escuela, mantenimiento de mascotas, formación, ocio, peluquería, productos de higiene personal, etc. No todos los cantones se atienen a las recomendaciones de la Conferencia Suiza de Instituciones de Acción Social (CSIAS).

La CSIAS ha elaborado una cesta de la compra basándose en las estadísticas sobre el comportamiento de consumo del 10% de los hogares suizos con ingresos bajos. Nos hemos basado en esta cesta para proponer un presupuesto para una familia monoparental con dos hijos:

Fin del recuadro
Gastos básicos de una persona que recibe ayuda social
(Kai Reusser / swissinfo.ch)

¿Qué partidas de gastos son problemáticas?

Yo diría que la comida y la ropa. Los niños crecen tan rápido. Tengo que comprar zapatos nuevos dos veces al año. Voy al mercadillo y a las rebajas. A veces los amigos me dan algo. La comida y la ropa para los niños constituyen los gastos más grandes.

Tener hijos aumenta el riesgo de pobreza

En Suiza unas 278000 personas (el 3,3% de la población) reciben ayuda social. Un tercio, niños y adolescentes. Las familias monoparentales son las que corren mayor riesgo de depender de la asistencia social.

Fuente: (CSIAS)Enlace externo

Fin del recuadro

¿Ya no podemos permitirnos tener hijos en Suiza? ¿Se han convertido en un lujo?

Un hijo sale muy caro. Hay que considerarlo antes de tener uno. Los hijos son un placer caro, pero también una fuente de felicidad (risas). Siempre pienso: tengo un apartamento y comida, puedo pagar las facturas e incluso ir de vacaciones, si es barato. Lo que ya está bien, si se compara con otros países.

¿No se siente abandonada?

Tengo una amiga –también madre soltera– que vive en Alemania. Según ella, en Alemania no se recibe nada. Aquí lo estamos haciendo bien. Pero en otros países los gastos del cuidado de los hijos tienen más apoyo. En Suiza, en este sentido, estamos en la Edad de Piedra.   

En Suiza, además de los gastos de guardería, los alquileres son muy caros.

Sí, tengo que pagar 100 francos por el apartamento. Los gastos cubiertos por la asistencia social para la vivienda ascienden solo a 1600 francos. Quería vivir en la ciudad. En el campo los alquileres son más baratos, pero mis prestaciones de asistencia social disminuirían.

¿Cómo reacciona la gente cuando dice que recibe ayuda social?

Algunas personas piensan que estoy de brazos cruzados. Pero siempre he trabajado. Y tengo dos hijos en casa, lo que ya es mucho trabajo.

¿A qué tiene que renunciar? ¿Qué es lo que no se puede permitir, incluso aunque sea importante?

No hago casi nada para mí, como ir de compras o comer fuera. O un tatuaje: es caro, pero desearía no tener que renunciar a él. Los amigos a veces me dan vales para hacerme un tatuaje.

¿Qué pasa con los gastos médicos?

Tengo un seguro complementario opcional, que pago yo, porque la asistencia social no lo cubre. Envío todas las facturas médicas y tengo que esperar a ver si las reembolsan o no. Hace poco, después de un accidente, recibí una factura de ambulancia de 900 francos. Ahora tengo que consultar con mi empresa a ver si el seguro de accidentes cubre este riesgo.

¿La asistencia social cubre los gastos dentales?

Esto varía. Necesitaría un tratamiento endodóntico en dos dientes, pero es carísimo. La asistencia social no paga este tipo de tratamiento, solo la extracción dentaria. Ahora me faltan dos dientes. Mi hijo necesita aparato para corregir un prognatismo inferior. El padre de mi hijo cubriría la mitad de los gastos. El aparato dental cuesta 5 000 francos. Tengo que comprobar si la otra mitad la pagará la asistencia social.

¿Los niños sufren por la situación?

El mayor a veces quiere ir de vacaciones a algún lugar concreto o al cine. Mi respuesta es que no tenemos tanto dinero. Tengo cuidado de no decir: “Somos pobres”. No creo que seamos pobres. Le digo que tenemos todo lo que necesitamos. A los niños no les falta de nada.

¿Es difícil vivir con poco en Suiza, mientras otras personas tienen tanto?

No, necesariamente. Cuando mis amigos me dicen que van a salir a cenar o que se van a Zúrich, me gustaría acompañarles. No puedo, porque el presupuesto no me lo permite, pero no me siento pobre. Soy una persona positiva.

¿Cuál es su deseo más querido para el futuro?

Dejar de depender del Estado. Que yo misma pueda pagar todos mis gastos gracias a mi trabajo.


Traducción del francés: Lupe Calvo, swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes