Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Política monetaria ¿Cómo aumentará el banco central suizo los tipos de interés?

El gobernador del banco central de Suiza Thomas Jordan

El gobernador del Banco Nacional Suizo, Thomas Jordan, ya ha hablado sobre su estrategia para la normalización monetaria.

(swissinfo.ch)

En Suiza se multiplican las voces que critican la actual política monetaria del Banco Nacional Suizo (BNS). Muchos economistas consideran que la existencia de tasas de interés negativas -solo reservadas para las peores crisis- es cada vez más absurda. Pero aumentar los tipos de interés no es una estrategia exenta de riegos. Exige un plan inteligente y, afortunadamente, el banco central ya lo tiene.

La última vez que el BNS aumentó sus tasas de interés fue en 2007.Y probablemente lo hará de nuevo en 2020. Pero la pregunta relevante no es cuándo, sino cómo lo hará. Ya que el asunto es complicado.

Fabio CanetgEnlace externo es economista especializado en macroeconomía en la Universidad de Berna. Es el autor de este artículo, que escribió en colaboración con Daniel Kaufmann.

Fin del recuadro

Antes de la crisis financiera de 2007-2008, el BNS permitió que las tasas de interés fueran guiadas por los llamados acuerdos de recompra (conocidos como repo). Estos instrumentos fueron eficaces porque los bancos comerciales enfrentaban un déficit estructural de liquidez. Por ello, debían pedirle prestado dinero al BNS para cumplir sus reservas mínimas obligatorias. Y el precio del dinero, que es la tasa de interés, era determinado por el banco central.

Esto permitió al BNS tener un control absoluto sobre las tasas de interés del mercado monetario porque la liquidez era muy limitada. Hoy en día, las cosas son muy distintas, los bancos tienen liquidez en exceso, debido a las múltiples intervenciones en el mercado cambiario del BNS. Por lo tanto, los repos ya no ayudan a guiar las tasas de interés.

Y el instrumento más probable que utilice el BNS para aumentar las tasas de interés ahora son los títulos emitidos por el banco central. Esencialmente, se trata de bonos emitidos por el banco central que son valores generadores de rendimientos.

¿Qué ventajas tendría esta solución? Los principales funcionarios del BNS, incluido el gobernador Thomas Jordan, han mencionado en reiteradas ocasiones que los bonos pueden ser una herramienta para la normalización de la política monetaria. En 2009, Jordan dijo que “los bonos del BNS asumirán un rol importante en la transición [...] hacia una gestión normalizada de las tasas de interés”.

Cuando se debaten las ventajas y desventajas de los diversos instrumentos que hay en el mercado, los personajes más cercanos a la junta directiva del banco central frecuentemente destacan los beneficios de los bonos, como la posibilidad que tienen de transferirlos a terceros, incluidas las entidades no bancarias.

Otro punto importante es que el BNS ya tiene experiencia práctica en la emisión de este tipo de títulos. Entre 2008 y 2011, fueron emitidos para controlar la oferta monetaria.

Desde entonces, el BNS ha emitido bonos reiteradamente “como parte de sus operaciones de prueba”, según deja constancia en sus informes anuales.

Del ‘sin intereses’ al ‘con intereses’

Pero ¿cómo funcionan esos bonos? En general, a los bancos les vendría bien deshacerse del exceso de liquidez que tienen porque es dinero que no les genera intereses o que incluso les genera intereses negativos [les cuesta dinero mantener esos recursos]. Pero como todos los bancos están en la misma situación, no es posible hacer intercambios entre ellos.

Emitir bonos es una atractiva oportunidad de inversión para los bancos nacionales. Las reservas que hoy tienen en exceso, y que no les generan interés alguno, podrán ser intercambiadas ahora por títulos ‘con intereses’, lo que es sinónimo de ganancias.

Si los bancos comerciales intercambian sus reservas de dinero por títulos del BNS, habrá menos exceso de liquidez en el sistema bancario. Y provocar esta ‘escasez’ permite que la demanda sea mayor y, como resultado, exista una tasa de interés más alta en el mercado monetario.

Lo que es fundamental en esta estrategia es que, dado que ahora los bancos podrán invertir su dinero en instrumentos del BNS que pagan una tasa de interés determinada por el propio banco central, ya no estarán dispuestos en el futuro a prestar dinero a otros bancos a cambio de una tasa inferior a la que les pagaría el BNS. Como resultado, el nivel general de las tasas de interés aumentará en Suiza.

Aunque la teoría sea clara, existen una serie de desafíos técnicos y políticos que deben resolverse antes de que esta política de normalización monetaria se materialice. Por ejemplo, el BNS tiene el reto de explicar a la gente por qué es conveniente y necesario pagarle intereses a los bancos para que aumenten las tasas de interés.

Sin embargo, la pregunta de cómo hará exactamente el BNS para aumentar los tipos de interés un día de estos, parece que ya está clara y respondida.

Apreciación del franco Las tasas de interés negativas amenazan la economía

Al abandonar el tipo de cambio mínimo del franco frente al euro, el Banco Nacional Suizo también anunció tasas de interés negativas, en un intento ...


Traducción del inglés: Andrea Ornelas., swissinfo.ch

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes