Reuters internacional

El ex ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, es escoltado por policías federales en Sao Paulo, Brasil. 22 de septiembre de 2016. La policía brasileña arrestó el jueves al ex ministro de Hacienda Guido Mantega, como parte de una extensa investigación sobre sobornos a políticos para obtener contratos con Petrobras, dijo una fuente cercana al ex funcionario. REUTERS/Nacho Doce

(reuters_tickers)

Por Brad Haynes y Brad Brooks

SAO PAULO (Reuters) - La policía brasileña arrestó el jueves al ex ministro de Hacienda Guido Mantega, cuando una amplía investigación sobre sobornos a políticos se cierra en torno a los principales líderes del Partido de los Trabajadores (PT), que gobernó el país por 13 años.

Investigadores policiales dijeron en una conferencia de prensa que arrestaron a Mantega, un aliado de la ex presidenta Dilma Rousseff y uno de los primeros miembros del PT, en el Hospital Albert Einstein de Sao Paulo. El ex funcionario estaba allí acompañando a su esposa que se preparaba para una cirugía.

Mantega también fue presidente del directorio de Petroleo Brasiliero, o Petrobras, la petrolera controlada por el Estado que actualmente está en el centro de un enorme escándalo de sobornos políticos.

Los investigadores dijeron que, según declaraciones de testigos, Mantega pidió en 2012 pagos de 5 millones de reales, o 2 millones de dólares de la época, para el Partido de los Trabajadores.

El juez federal Sergio Moro ordenó más tarde el jueves la liberación de Mantega, algo que se produjo ocho horas después de su detención.

Moro señaló que la cooperación de Mantega con las autoridades, el hecho de que ya habían allanado su casa y que estaba dando apoyo a su mujer enferma son señales suficientes de que no obstaculizará la investigación.

La detención ocurre dos días después de que Moro decidió llevar a juicio al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva bajo la sospecha de que aceptó más de 1 millón de dólares en coimas de una firma de ingeniería involucrada en el escándalo de Petrobras.

Mantega, de 67 años, fue ministro de Hacienda por casi una década durante los mandatos de Rousseff y Lula, amigo al que ayudó a que llegar a la presidencia en 2002, lideró la mayor economía de América Latina en medio de un auge de las materias primas en el mejor momento del Gobierno del PT.

Pero el ex ministro empezó a ser duramente criticado desde 2011, cuando la economía brasileña comenzó a entrar en su peor recesión en más de ocho décadas. Mantega abandonó el cargo de ministro en 2015, al inicio del segundo mandato de Rousseff, tras años de críticas desde Wall Street por sus pronósticos económicos errados y políticas industriales ineficaces.

Los abogados de Mantega no respondieron de inmediato a llamados para recabar comentarios, pero sus aliados políticos criticaron duramente el arresto.

(Reporte adicional de Alexandre Caverni en Sao Paulo y Pedro Fonseca en Río de Janeiro. Editado en español por Marion Giraldo y Ana Laura Mitidieri)

reuters_tickers

 Reuters internacional