Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Espionaje industrial


Ciberataque contra Ministerio suizo de Defensa


El Ministerio de Defensa de Suiza y la empresa estatal RUAG, fueron objetivos de piratas informáticos en enero, confirmó el responsable de esa dependencia, Guy Parmelin.

“Se trató de espionaje industrial”, precisó el ministro de Defensa a los diarios suizos ‘Tages-Anzeiger’ y ‘Bund’ en una entrevista publicada este miércoles.

De acuerdo con esos periódicos, Rusia estaría detrás de los ataques informáticos.

Parmelin puntualizó que el espionaje tuvo lugar durante la celebración del Foro Económico Mundial de Davos a principios de año.

“Logramos que todo funcionara adecuadamente, a pesar del pirateo”, agregó.

Los intrusos no causaron daños en el Ministerio de Defensa ni en la red de la administración federal, afirmó la dependencia en un comunicado.

Investigación

En enero, el Servicio de Inteligencia de la Confederación expresó a la fiscalía federal su sospecha de que los ordenadores de la empresa estatal de defensa, RUAG, habían sido infectados con un virus. La fiscalía inició una investigación.

Después de ser notificado, Parmelin puso al corriente al resto de los miembros del Gobierno y fue integrada una comisión encargada de reforzar la seguridad de los servicios informáticos. El 23 de marzo, el Ejecutivo aprobó un total de 14 medidas de corto y mediano plazo cuyo contenido no se dio a conocer.

RUAG y el ejército suizo mantienen vínculos estrechos y comparten diversos sistemas informáticos. Un grupo de trabajo de la Defensa investiga también si el ataque cibernético podría haberse extendido a otras unidades de la administración federal.

Una delegación parlamentaria criticó que el Gobierno mantuviera en secreto el ataque.

Aviso de un servicio de inteligencia europeo

El diario Tages Anzeiger, de Zúrich, indica que el acto de espionaje a la productora de armamento helvética Ruag, en manos del gobierno, fue advertido al Servicio de Inteligencia de Suiza por un centro homólogo europeo, como indica Alex Kuprecht, presidente de la delegación parlamentaria de verificación de negocios.

Otros ataques

Esta no ha sido la primera vez que se produce un ataque cibernético a la red computacional gubernamental. Las autoridades federales ya han sido afectadas por piratas digitales tres veces desde 2011. En Octubre de 2009, el objetivo fue el Ministerio de Asuntos Exteriores.

En marzo de este año, el principal partido helvético, la Unión Democrática de Centro (UDC) y Ferrocarriles Federales Suizos (FFS) confirmaron también intromisiones de ese tipo.

Siga a swissinfo.ch en español, también vía Facebook:

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×