Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Honduras: Berna pide restablecer Estado de derecho


El Golpe de Estado contra el presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, está destinado a fracasar bajo la condena de la comunidad internacional, en particular de Estados Unidos: Walter Suter.

El ex embajador suizo en Venezuela descarta que la insurrección ponga en peligro los procesos democráticos de América Latina. Berna, por su parte, exhorta al restablecimiento del orden constitucional y el Estado de derecho.

"El Ministerio suizo de Exteriores expresa su inquietud ante los acontecimientos registrados durante los últimos días en Honduras", manifiesta la dependencia en un comunicado emitido este lunes.

En el texto, Berna exhorta a los responsables "al restablecimiento del orden constitucional y del Estado de derecho", así como a "una resolución democrática y pacífica de la crisis".

"Coletazo de animal herido"

"No es más que el coletazo de un animal herido", califica Walter Suter a la acción contra el Gobierno de Honduras. "Tengo una bien fundada confianza en que las aguas volverán a su cauce y el Gobierno legítimo de Zelaya será reinstaurado", agrega en entrevista con swissinfo.ch

¿Esta acción pone en riesgo la estabilidad política de América Latina?

"No lo creo. Ese sería el caso si realmente no hubiera solidaridad. Sin embargo, los países miembros de la OEA se han declarado en contra de esta acción y la consideran ilegal", responde el ex diplomático suizo que ha ocupado puestos en Chile, Argentina, Paraguay...

"Si la solidaridad de todos los Estados de América Latina consigue que se restablezca el orden en Honduras, quedará demostrado realmente que los cambios hacia las democracias se consolidan en la región".

Pero no sólo los Estados americanos se han pronunciado en contra de los golpistas, las Naciones Unidas, la Unión Europea, amén de diversas organizaciones civiles, han manifestado su repudio a la acción en contra del régimen democrático de Tegucigalpa.

Walter Suter, cuya labor diplomática lo mantuvo en la región Latinoamérica por espacio de varias décadas, apuesta a esa solidaridad internacional para hacer naufragar la acción de los golpistas.

Para el experto, la postura asumida por Estados Unidos –que advirtió que sólo reconocía al Gobierno de Zelaya- es una pieza clave en el contexto.

Reunión de urgencia

"El presidente fue detenido en su residencia y llevado por los militares a la base aérea. Hubo un enfrentamiento entre los atacantes y la guardia personal del mandatario", informó a la AP el secretario privado del mandatario, Carlos Enrique Reina.

Informó que unos 200 militares llegaron en la madrugada del domingo (28.06) a bordo de camiones, rodearon la residencia de Zelaya en Tegucigalpa, desarmaron a sus guardias y arrestaron al mandatario que poco después fue expulsado del país.

Manuel Zelaya se encuentra ya en Managua donde participa este lunes en una reunión de urgencia de los países de la región. Poco antes, desde San José, a donde fue llevado por sus captores, el mandatario había declarado su intención de participar en el encuentro de la capital nicaragüense

"Voy a ir a Managua como presidente de Honduras. Voy a ir a exigir los derechos del pueblo hondureño (...) Mi período termina hasta el 2010", enfatizó.

EE UU; pieza clave

Inédita, la actitud de Washington, con Obama al frente, contrasta con la postura de los gobiernos estadounidenses anteriores en apoyo a las acciones antidemocráticas en el Continente. Por sólo citar un ejemplo, el Golpe de Estado "made in USA", en 1973, contra el Gobierno democrático de Salvador Allende en Chile.

"Aunque tímida, la declaración del Gobierno de Barack Obama, está en consonancia con la posición asumida en la Cumbre de las Américas de abril pasado en Trinidad y Tobago por el mandatario de EE UU y confirma que la estrategia de ese país en el continente es la de reconocer únicamente procesos democráticos constitucionales", subrayó nuestro interlocutor.

Cabe recordar que un grupo de militares arrestó la víspera al presidente Manuel Zelaya poco antes de que iniciara una "consulta popular" para tratar de reformar la Constitución en busca de ser reelegido.

Un mismo "modus operandi"

"La metodología (de los putschistas) es idéntica a la empleada contra (el mandatario venezolano) Hugo Chávez en 2002. De la misma manera detuvieron al presidente, lo sacaron del país y declararon vacío de poder", destacó Walter Suter.

Por su parte, la Embajada de Venezuela en Berna expresó su repudio al Golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya. En un comunicado, la representación diplomática advirtió que esa acción "arremete contra la soberanía nacional y de la región" e instó a la comunidad internacional a adoptar las medidas necesarias para restablecer al Gobierno democrático en Honduras.

Asimismo, el Gobierno de Caracas lanzó en Europa una convocatoria a la que se han sumado diversas personalidades y organizaciones no gubernamentales en apoyo de la legalidad en el país centroamericano.

Para Walter Suter, la medida golpista contra Zelaya está destinada al fracaso merced también al impulso de los movimientos democráticos en la región.

"Yo no creo que van a tener éxito con esta tentativa. Seguramente tendrán que retroceder. Creo que más bien es un coletazo de animal herido y no un retorno significativo a los tiempos antiguos".

Marcela Águila Rubín, swissinfo.ch

Datos clave

Los Jefes de Misión de Cuba, Ecuador, Paraguay y Venezuela, representantes de los países miembros y observadores de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) en Berna, condenaron el golpe de Estado en Honduras y exigieron la restitución del presidente Manuel Zelaya en sus funciones.

Cooperación suiza

En el marco del programa regional elaborado por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) para América Central, Suiza invierte en Honduras entre 5 y 7 millones de francos por año.

La inversión está destinada particularmente a los sectores de la agricultura, el medio ambiente y el aprovisionamiento de agua potable.

La ejecución de la estrategia está asegurada por medio de la oficina de la COSUDE en la capital hondureña de Tegucigalpa.

Unos 270 suizos (as) viven en Honduras.

Honduras

El Ejército hondureño derrocó el domingo (28.06) al presidente Manuel Zelaya.

Con uso de la fuerza, los soldados sacaron a Zelaya de su domicilio y lo enviaron a bordo de un avión a San José.

La acción se produjo para impedir que Zelaya convocara a una consulta popular encaminada a posibilitar su reelección.

El Golpe de Estado desató una fuerte condena internacional.

El Gobierno estadounidense de Barack Obama llamó a respetar la democracia en Honduras y dijo que consideraba que el único presidente constitucional era Zelaya.

El secretario general de la ONU, Ban ki-moon, la OEA y la Unión Europea exhortaron a la restitución del Gobierno elegido democráticamente.

El Congreso hondureño designó el domingo por la tarde al jefe del Parlamento, Roberto Micheletti, como presidente interino, argumentando violaciones constitucionales de Zelaya.

Micheletti desclaró el toque de queda, mientras decenas de simpatizantes de Zelaya se manifestaban en las calles.

"Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para restituir al Gobierno (de Honduras)", advirtió (28.06) el presidente venezolano, Hugo Chávez.

Los nueve países de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) realizan este lunes una reunión de urgencia en Managua para brindar apoyo a Zelaya.



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×