Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Igualdad de género


Suiza requiere cuotas de género en puestos directivos




 Otros idiomas: 3  Idiomas: 3

El Gobierno suizo ratificó su apoyo a la imposición de cuotas de género en los  consejos de administración y las direcciones de las empresas que cotizan en la bolsa. Lo anterior forma parte de una amplia enmienda legislativa que será discutida por el Parlamento.

De acuerdo con el proyecto de ley, los consejos de administración deberán contar con al menos 30% de mujeres y las direcciones, 20%. No se prevén sanciones, pero las firmas que no respetan esos umbrales, tendrán que explicar las razones y dar cuenta de las medidas que contemplan para remediarlas.

“El Gobierno acordó que las reglas son necesarias”, dijo la ministra de Justicia Simonetta Sommaruga, el miércoles.

Para el Ejecutivo suizo, la obligación de dar cuenta de los motivos por los que no se cumpla con las cuotas establecidas impulsará al sector económico a promover el acceso de las mujeres a los puestos superiores.

Se han previsto amplios períodos de transición, cinco años para los consejos de administración y diez para las direcciones, merced a que el proyecto ha tomado en cuenta la oposición de la comunidad empresarial, explicó Sommaruga.

Informe de diversidad de género

En los últimos años, la autorregulación en las empresas suizas no ha dado como resultado un equilibrio de género en los más altos puestos directivos.

Según el Informe de Schilling de 2016 sobre la diversidad de género, la proporción de mujeres en puestos ejecutivos entre las 100 mayores empresas suizas aumentó de 10% en 2010 a 16% en 2016. Mientras tanto, las mujeres ocupan solamente el 6% de los puestos de dirección, una cifra que no ha variado desde 2013.

En promedio, 39% de los empleados de las 100 empresas suizas más grandes son mujeres, en comparación con el 23% de los mandos medios y 15% de los puestos directivos.

A principios de este mes Suiza, defendió ante un comité de las Naciones Unidas  la situación en materia de igualdad de género.

Se discutió ampliamente el escaso número de mujeres en las juntas ejecutivas y en otros cargos directivos y de toma de decisiones. El panel destacó las preocupaciones sobre las “barreras estructurales y los sesgos de género”.

“Suiza carece todavía de instalaciones asequibles para el cuidado infantil, modelos de trabajo aptos para la familia y permisos de paternidad”, subrayó. “La disparidad salarial entre hombres y mujeres en los sectores público y privado persiste, con el consecuente impacto negativo en el desarrollo profesional de las mujeres y en los beneficios de las pensiones”.


Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín

×