Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Batalla ganada


El Estado de Suiza compensará a los 'niños de nadie'




 Otro idioma: 1  Idiomas: 1
Emotivo momento hoy en el Parlamento de Suiza para los impulsores de la iniciativa popular para compensar financieramente a las víctimas de abusos.  (Keystone)

Emotivo momento hoy en el Parlamento de Suiza para los impulsores de la iniciativa popular para compensar financieramente a las víctimas de abusos. 

(Keystone)

Las personas que durante su infancia sufrieron desplazamientos extrafamiliares decididos por el Estado y que en ese marco sufrieron abusos recibirán una contribución financiera, concluyó hoy el Parlamento de Suiza.

El anuncio se traduce en el logro de una prolongada batalla para el reconocimiento de estos casos e impulsado, de modo indirecto, por la democracia directa helvética. Vayamos por partes.

Sí, miles de niños fueron sacados del seno familiar para recolocarlos en otras familias y emplearlos como mano de obra barata, todo bajo el consentimiento y dirección del propio Estado. Tras décadas de denuncias, archivos desaparecidos sobre estas injusticias y mucha rabia en las venas de aquellos que sufrieron los abusos, hoy, de algún modo, se cierra el primer capítulo de esta batalla para compensar esos sufrimientos. 

Estos niños, hoy casi todos ya ancianos, han debido revivir una y otra vez sus historias, narrarlas a los medios, para ser finalmente oídos por el Gobierno. Es el caso también de los chicos que terminaron en orfanatos, donde poca humanidad reinaba:

Breve: Más de 100 000 niños fueron internados en instituciones o entregados a familias de acogida, al menos hasta 1960. Sobre todo, niños pobres e hijos ilegítimos arrancados de la custodia de sus padres para darlos a terceras personas.

Los 'niños bajo contrato' o 'niños colocados', como se les denominaba,  eran dirigidos, sobre todo, a familias campesinas. Las comunas les pagaban una cuota para su alimento y  alojamiento. Los niños concernidos debían hacer labores pesadas y muchos de ellos sufrieron maltratos.

Este modo de tratar a los más desprotegidos era común: A finales del siglo XIX en muchos poblados los 'niños de nadie' eran ofrecidos al mejor postor, incluso en mercados. En el cantón de Lucerna esta costumbre fue prohibida en 1856, por ejemplo.

Del perdón, a la compensación

Pero pese a los testimonios de los afectados y a algunos estudios al respecto no avanzaba el reconocimiento del Estado sobre estos abusos, aunque en abril de 2013 presentó sus excusas a las víctimas.

Pese a esto, los afectados mantenían la exigencia de reparación financiera. Para ser escuchados optaron por la vía de la democracia directa: en marzo de 2014 lanzaron la iniciativa popular 'para la reparación', para solicitar la creación de un fondo de 500 millones de francos que esos fines.

Gracias a esta iniciativa popular, apoyada por más de 110 firmas ciudadanas, el Parlamento debió analizar el tema y presentó un contraproyecto indirecto para ofrecer su propia respuesta a esta demanda de compensar los daños hechos a esos menores, hoy ya en edad avanzada. Y este jueves, el Senado se sumó al resplado de la cámara baja sobre este contraproyecto, que redujo de 500 a 300 la suma total de las compensaciones.

No es una indemnización

Los montos decididos por ley, de entre 20 a 25 000 francos por persona, se obtendrán de un fondo de 300 millones de francos. Los medios serán atribuidos solo bajo solicitud y solo a personas directa y gravemente afectadas, estipuló la Asamblea Federal.

Las diferencias, en comparación con la iniciativa

Como ya hemos dicho, la iniciativa reclamaba la creación de un fondo de reparación de 500 millones de francos. El Gobierno situó el monto en 300 millones, dado que sus cálculos sitúan al número de afectados aún con vida en 12 000, y no en 15 000, como indican los precursores de la iniciativa.

Por lo demás, la contrapropuesta gubernamental se adhiere a las exigencias de la iniciativa: incluye el reconocimiento oficial del sufrimiento de las víctimas por los abusos sufridos y la creación de un programa nacional de investigación dedicado a este obscuro capítulo de la historia de la ayuda social helvética, en la que cientos de niños sufrieron por negligencia o abusos, e incluso, algunos, fueron forzados a la esterilización o a participar en experimentos médicos.

Una batalla ganada tras años de silencio

El proceso de Tratamiento del Pasado (TdP), nacido desde la sociedad y los afectados, lleva años de debates y un inmenso trabajo de sensibilización . Incluso un filme fue realizado al respecto:

Los autores de la iniciativa consideran aceptable la contrapropuesta respaldada por el Legislativo, por lo que retirarán su iniciativa popular. Lo que significa, de algún modo, que su iniciativa impulsó y aceleró el posicionamiento y decision gubernamental. Un éxito "indirecto". 

Si no se presenta un referéndum contra este contraproyecto estatal, las primeras compensaciones podrán dirigirse en abril de 2017.

"Hoy es un día histórico. Las víctimas debieron esperar décadas para que se produjera este momento", indicó Guido Fluri, uno de los principales promotores de la iniciativa para la compensación, y que estuvo hoy presente en el Palacio Federal de Berna.

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook


swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×