Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Política de asilo


No es casual que Suiza defienda el acuerdo de Dublín




¿Qué acogida para los migrantes en Europa? Mientras Italia pide a gritos la abolición del acuerdo de Dublín, Suiza y otros países europeos siguen defendiendo de forma imperturbable la importancia de este convenio. Y no es una casualidad. Desde 2009, Suiza es el país que más refugiados ha transferido a otro Estado, sobre todo, hacia Italia.

Pese a que Suiza no es uno de los destinos europeos predilectos de los solicitantes de asilo, entre los años 2009 y 2014 encabeza otra clasificación: la de las transferencias de migrantes a otro Estado miembro de la Unión Europea (UE). Una práctica que contempla el denominado tratado de Dublín. Firmado en 1990 y adoptado por Suiza en diciembre de 2008, este acuerdo prevé que una solicitud de asilo sea analizada una única vez, por regla general en el primer país donde se registra un emigrante. Italia y Grecia a la cabeza.

Sin embargo, no todos los países son iguales frente al convenio de Dublín. En primer lugar, el registro de los migrantes no es sistemático, por lo que la regla ‘del primer país de tránsito’ se aplica con mayor o menor rigor y algunos países son más reacios a aceptar en su territorio a los demandantes de asilo devueltos.

Estos elementos explican, en parte, las disparidades que ilustra el gráfico. En el espacio de seis años, Suiza ha devuelto a 19 517 personas a otro país europeo, es decir, el 15% de todos los solicitantes de asilo. Alemania, el principal destino, ha transferido el 3% (18 331) y Suecia, el 4% (9 946).

La presión migratoria somete hoy el convenio de Dublín a una dura prueba. En 2015, la Secretaría de Estado de Migración (SEM) pidió la transferencia de 17 3777 personas, pero solo 2 461 abandonaron el territorio helvético. Las transferencias efectivas disminuyeron un 5,8% respecto al año precedente y esto a pesar de que las solicitudes de asilo han aumentado un 66,3% (cerca de 40 000). Esto se atribuye, según la SEM, a que la colaboración con la vecina Italia es cada vez más difícil.

En el periodo 2009-2014, Suiza se ha beneficiado claramente del acuerdo de Dublín: devolvió a 19 517 demandante de asilo, pero acogió solamente a 2 523.

El siguiente gráfico muestra la diferencia entre las solicitudes de transferencia recibidas de un país y el número efectivo de migrantes que aceptó en virtud del convenio de Dublín.


Traducción del italiano: Belén Coucdeiro, swissinfo.ch

×