Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Naciones Unidas


Suiza quiere reformar la elección del titular de la ONU


Por Rita Emch, Nueva York


El mandato del secretario general de la ONU Ban Ki-moon expira a finales de 2016. El grupo ACT, coordinado por Suiza e integrado por diversos Estados, busca mejorar la nominación del más alto cargo de las Naciones Unidas, proceso considerado demasiado opaco.

La selección y la nominación del secretario general de las Naciones Unidas carecen de transparencia. No existe un procedimiento real, declaró Paul Seger, embajador de Suiza ante la ONU en Nueva York hasta finales de julio. “La nominación del secretario general es menos transparente que la del Papa”, dijo la semana pasada en una entrevista con swissinfo.ch, y la agencia de noticias ATS.

Bajo el lema ‘A call for ACTion’ (llamado a la acción), Suiza, coordinadora del Grupo suprarregional de Estados ACT (Accountability, Coherence, Transpareny fiabilidad, coherencia, transparencia) organizó un debate público el 30 de junio en Nueva York. El objetivo era presentar sus propuestas para mejorar el proceso de selección y nominación, las cuales fueron expuestas en una carta a los presidentes del Consejo de Seguridad y la Asamblea General.

El artículo 97 de la Carta de la ONU establece que la Asamblea General nombra al secretario general bajo las recomendaciones del Consejo de Seguridad. ACT no quiere cambiar nada del proceso actual, pero considera que hay mucho que hacer para mejorar su transparencia y que todos los Estados miembros deben tener una mayor implicación.

Un número creciente de Estados miembros de la ONU, así como personas interesadas y organizaciones de la sociedad civil expresaron su decepción y desaprobación con respecto al proceso actual y exigen mejoras. Estiman que en la actualidad, China, Rusia y Estados Unidos, los más poderosos de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, deciden prácticamente entre ellos quién debe convertirse en secretario general.

Uno para todos

“El Secretario General no solamente es el secretario general de esos tres miembros permanentes, sino de los 193 Estados miembros. Está ahí para todos nosotros”, dijo Paul Seger. “Por lo tanto, es justo que todos los Estados miembros tengan la palabra en la nominación. Al menos deberían estar mejor informados sobre la identidad de los candidatos”. Además, el puesto de Secretario General debe ser para una autoridad moral.

“Hemos hecho propuestas concretas sobre la organización de la próxima nominación, con una convocatoria pública y una lista de candidatos, con audiencias públicas que permitan a los candidatos exponer sus motivaciones y su visión de la ONU. Y, ello, para que todos los Estados miembros pueden tener una idea de su personalidad y sus valores”.

“Suiza y los otros miembros del ACT piensan que la ONU tiene mucho que ganar a largo plazo con un proceso más abierto, más transparentes y más inclusivo, condiciones esenciales para mejorar la credibilidad y la confianza mutua”. El grupo espera alcanzar sus objetivos para la nominación siguiente.

Equilibrio de género

Entre los participantes en el debate público se encontraba Mary Robinson, primera mujer presidenta de Irlanda. La también otrora Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos habló como representante de ‘The Elders’, un grupo independiente de altos funcionarios internacionales retirados. Militante por la paz y los derechos humanos, el grupo fue creado en 2007 por Nelson Mandela.

ACT: fiabilidad, coherencia, transparencia

El acrónimo ACT (fiabilidad, coherencia, transparencia) abarca un grupo suprarregional de 27 países pequeños y medianos que se esfuerzan por mejorar la coherencia y la transparencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

Coordinado por Suiza, ACT fue creado en mayo de 2013 y se concentra en el funcionamiento y la labor del Consejo de Seguridad y sus relaciones con otros Estados miembros de la ONU.

Con propuestas concretas y pragmáticas, ACT trata de mejorar los métodos de trabajo del Consejo de Seguridad en su forma actual, así como su transparencia y apertura.

Como ACT, ‘The Elders’ se interesa en el proceso de selección y nominación del secretario general. “Debe ser una persona de alta moralidad, que defienda a los pobres y los marginados, pero al mismo tiempo con muy buena capacidad de gestión”, dijo Mary Robinson. Explicó que su grupo insta a los Estados miembros de la ONU a apoyar las propuestas del ACT.

Estas van lejos. “Pero habría que ser aún más valiente”, dijo Mary Robinson. El secretario general debería representar a todos los seres humanos. ¿Por qué no aumentar la participación de la sociedad civil? Además, sería bueno que el Consejo de Seguridad presente solamente un candidato. “El secretario general debe ser una persona independiente que no tenga que rendir cuentas a nadie. También creemos que debería cumplir solamente un mandato, que podría prolongarse a siete años”. (El período actual es de cinco).

“Por otra parte, después de ocho secretarios generales, ya es hora de que una mujer llegue a esa posición, incluso si un hombre pareciera el mejor candidato”, añadió Robinson, para quien la nominación de una mujer tendría un gran valor simbólico. Además, las mujeres a menudo tienen una forma diferente de dirigir, una manera más conveniente de abordar las cosas.

“El cambio que quisiéramos lograr es factible ahora, no hay ninguna necesidad de modificar la Carta de la ONU. Si pudiéramos convencer al Consejo de Seguridad, se podría avanzar desde ahora”. Para Mary Robinson, una mejora en la transparencia y la estructura en el proceso también sería un signo de que la ONU es capaz de desarrollarse, si un sistema determinado ya no es aceptable.

Suficiente con veinte años de discusión

En el debate participó también William Pace, director ejecutivo del Instituto para la política global que representaba ‘1 para 7 000 millones’, una campaña por una mayor democracia en la elección del secretario general y que reúne a 100 organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo.

Como ACT y ‘The Elders’, la campaña lamenta la carencia total de criterios formales de selección, de plazos específicos, de una lista pública de los candidatos y de cualquier posibilidad de que todos los Estados miembros puedan escucharlos. La campaña también se involucra fuertemente a favor de un mandato no renovable para evitar que el primer mandato sirva de tribuna para hacer campaña en vista de un segundo. Lamenta que ninguna mujer haya considerado seriamente presentarse para el cargo.

William Pace también espera que los Estados miembros de la ONU y el Consejo de Seguridad, después de casi veinte años de debates sobre esta cuestión, den un paso adelante este año “para encontrar a los candidatos mejor calificados, ya que millones de personas cuentan con la ONU para mejorar su calidad de vida. Sería trágico si el proceso no pudiera ser mejorado en el futuro”.

Con Mateo Rycroft, embajador de Gran Bretaña ante la ONU, el debate también incluyó a uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad. El diplomático explicó que Gran Bretaña apoya algunas reformas, incluida aquella respecto al género.

Gran Bretaña aboga también por una agenda regular y fiable, según Matthew Rycroft, quien indicó que trabajará en el Consejo de Seguridad para apoyar esos cambios. El diplomático también está a favor de la mejora en la transparencia y la apertura del proceso de nominación del secretario general, lo que permitiría a los candidatos (as) presentarse a la sede de la ONU o a otro órgano, que también incluiría a la sociedad civil.


Traducido del francés por Marcela Águila Rubín, swissinfo.ch

×