Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Suizos en el extranjero


V Suiza, por reformas en la elección de su Consejo




El Gobierno evaluará las posiblidades de contribuir al voto electrónico de los representantes de la V Suiza. (Keystone)

El Gobierno evaluará las posiblidades de contribuir al voto electrónico de los representantes de la V Suiza.

(Keystone)

Entre los expatriados, algunos estiman que el modo actual de elegir a los delegados del Consejo de los Suizos en el Extranjero (CSE) no es lo suficientemente democrático ni representativo. La organización busca soluciones.

Este sábado en Berna es la última vez que el CSE sesiona bajo su actual composición. Los delegados que componen a este órgano, calificado como el parlamento de la V Suiza, serán renovado en el marco de las elecciones que se realizan en el mundo entre enero y junio de este 2013.

La nueva cara del CSE, surgida de esas elecciones, estará en funciones durante el periodo de 2013-2017 y se reunirá en sesión por primera vez durante el congreso de verano próximo, el 16 de agosto, en Davos.

Continúa problema bancario

Las dificultades que los suizos en el extranjero tienen para abrir o mantener una cuenta bancaria en Suiza fueron un tema esencial en la sesión del Consejo de la V Suiza, realizado el 16 de marzo en Berna.

Una moción del diputado Roland Büchel, que será abordada en el Parlamento, solicita que el servicio bancario de PostFinance ofrezca a este grupo de personas suizas con residencia en el extranjera la posiblidad de abrir y mantener una cuenta helvética.

El Gobierno se ha pronunciado en contra de esta solución, pero la OSE conserva la espreanza de que la moci'on sea aceptada por las dos cámaras parlamentarias federales.

En el caso de los residentes en EE.UU., la solución podría ser la entrada en vigor del acuerdo FATCA.

(Texto de actualización al término de la sesión)

Descontento en Francia

Los delegados son elegidos por entidades que representan a las asociaciones o clubes suizos del extranjero ante la Organización de Suizos en el Extranjero (OSE). Y en aquellos países donde no hay una plataforma que aglutine a estas agrupaciones, las asociaciones mismas realizan la elección. 

“Estas organizaciones representativas o las instituciones reconocidas por la OSE proceden a la elección en conformidad con su propio estatuto”, indica Rudolf Wyder, director de esta entidad.

Todo suizo que viva en el extranjero y sea miembro de una de estas asociaciones reconocidas por la OSE puede participar en la elección de delegados.

Según sea el caso, los que eligen son aquellos presentes en una asamblea general o los representantes de estas organizaciones en un país determinado.

 

Este modo es criticado por algunos suizos en el exterior, especialmente en Francia, donde se encuentra la principal delegación en el seno del CSE.

Candidata a delegada en este órgano, Anne Bessonet-Landry manifiesta sus dudas ante este sistema de elección practicado en la vecina Francia, donde reside.

“Cuando presenté mi candidatura, ignoraba lo que parece ser una curiosidad específica francesa en la materia: el derecho de voto está limitado a los presidentes de las asociaciones y clubes suizos de Francia. Concretamente, esto significa que los 12 delegados franceses en el CSE que representan a los 180.000 suizos en ese país, son elegidos por 70 personas, es decir, un cuerpo electoral limitado a menos del 0,05%”.

Y esta suiza en Francia pone el dedo en el renglón: “Tras mi candidatura, muchos compatriotas que no aceptan quedar desposeídos de su derecho de voto, me expresaron su malestar sobre este modo de escrutinio”.

Soluciones inmediatas

Por su parte, la Unión de Asociaciones Suizas de Francia asegura que se ocupa en mejorar la situación. "Hemos hecho ya un gran trabajo para implicar a las asociaciones", subraya su presidente Jean-Michel Begey. Y esto comienza a dar frutos. Tenemos para las próximas eleciones a 18 candidatos para los doce escaños disponibles, el 60% de ellos son nuevos nombres. Este mayor número de candidatos reduce el peso del reproche de cooptación del que se nos señala".

"Además, dirigiré el curriculum vitae de los candidatos a todos los presidentes de las asociaciones un mes antes del voto. Los presidentes de estas agrupaciones no serán así los únicos en decidir. Evidentemente, lo ideal sería que todos los miembros de las asociaciones puedan votar. Estamos abiertos a esta posibilidad. Pero a la espera de una mejor solución, asumimos este camino en la situación actual".

CSE

El Consejo de Suizos en el Extranjero (CSE) tiene 140 miembros: 120 delegados de la comunidades suizas en el exterior del país y 20 representantes residentes en Suiza.

Esos 20 ‘suizos en el interior’ son representantes del mundo político y de diferentes sectores importantes para la Quinta Suiza (economía, medios, cultura, etc.). Son elegidos por el CSE con base en la proposición del Comité de la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE).

Los 120 delegados del extranjero representan a la comunidad helvética en el mundo. Los escaños están repartidos en función del peso demográfico de las comunidades suizas en cada país. Al nivel de continentes, Europa cuenta con 60 delegados, América, 30; África, 8; Asia, 16; Oceanía, 6.

Al nivel de países, Francia cuenta con el mayor número de delegados (12). Le siguen Alemania (8), EE.UU. (8), Italia (6) y Canadá (5).

Por mayor legitimidad

En swisscommunity.org, la plataforma de intercambio en línea de los expatriados, son muchos aquellos que denuncian el hecho de deber formar parte de una asociación reconocida por la OSE para ser candidato al CSE o para elegir a sus delegados.

“Es cierto que hay un problema de legitimidad democrática”, deplora el diputado Carlo Sommaruga, miembro del Consejo de los Suizos en el Extranjero y de la Comisión de política exterior de la cámara baja del Parlamento suizo.

La mayor parte de los suizos que viven fuera de su país no forman parte de estas asociaciones. Este modelo, que se adaptaba muy bien a las décadas de 1960 y 1970, no es adecuado en una época en la que los expatriados son cada vez más móviles. Muchos de ellos no comprenden porqué deben formar parte de una asociación de canto o de juego de cartas suizo para ser representados”.

Para Rudolf Wyder, delegar las elecciones a diversas asociaciones y organizaciones nacionales tiene sus ventajas. Esto permite estar cerca de las realidad de cada lugar; no obstante, reconoce: “Nos percatamos de la necesidad de ampliar la base electoral”.

El concepto en ciernes se dirige hacia un proceso de elección directa a través del voto electrónico.

Protección de datos

Una posibilidad sería organizar la elección en el sitio swisscommunity.org ; pero esta soluciones es insuficiente, pues no permite verificar si los electores tienen realmente el derecho de voto o si no votarían más de una vez para cada elección. “De hecho, solo el Estado puede garantizar la validez del voto”, sostiene Rudolf Wyder.

Por consecuencia, convendría que los expatriados inscritos en los registros electorales (unos 185.000, es decir, más de 25% de los suizos que viven fuera de las fronteras helvéticas) votaran vía digital. Un modo prometedor, ya que los ensayos del voto electrónico se han realizado con éxito durante los escrutinios federales.

Un proyecto piloto está previsto para las actuales elecciones del CSE. El Consejo Federal se expresó negativamente sobre el concepto, al responder a una moción de la Comisión de Política Exterior de la diputación federal. Esta moción solicitaba que la OSE tuviera acceso electrónicamente a los expatriados inscritos en los registros electorales.

El gobierno justificó al respecto: “Los datos contenidos en el sistema pueden ser tratados solo con fines consulares. La comunicación de estos datos personales a terceros del sector privado, como la OSE, no está prevista ni es posible, según la ley Federal de Protección de Datos, a excepción de que la persona concernida dé su consentimiento expreso”.

Las puertas no están definitivamente cerradas. “En 2015 un sistema en el marco de la estrategia suiza de ciberadministración probablemente sustituirá al actual. El Gobierno examinará la posibilidad de una solución que permitiría a la Administración Federal sostener el voto vía internet de los delegados al CSE”, precisa el gobierno.

Con esta eventual elección electrónica del CSE surge otra cuestión sobre el papel de los clubes y asociaciones suizas en el extranjero. “Uno se puede preguntar qué perderán estas agrupaciones con este cambio,”, indica Wyder. NO obstante, “Creemos que desempeñarían en ese contexto un papel más importante que el que tienen actualmente, en el marco de las campañas electorales del CSE.

¿Hay que ser rico?

Los delegados del CSE tienen la obligación de reunirse en Suiza dos veces por año para sus sesiones. Por ello reciben cien francos y una comida, un pago de sus gastos suficientemente simbólico.

El costo de desplazamiento, sobre todo de aquellos delegados que vienen de lejos- puede resultar un obstáculo. Un foro de swisscommunity.org aborda el tema con la pregunta : « ¿Un delegado del CSE debe ser rico? »

« Es evidente que esto puede representar gastos de desplazamiento muy importantes para un delgado que sea, por ejemplo, un estudiante o un joven activo al inicio de su carrara”, subraya Anne Bessonnet-Landry. Rudolf Wyder reconoce que « hay que tener tiempo y medios  financieros », para ser delegado.

Actualmente, varias asociaciones participan en estos gastos de sus delegados. Pero esta práctica podría ser revisada el día en que estén menos implicadas en el proceso de elección. “La OSE debe encontrar un medio de participar en los costes”, estima su director. Efectivamente, instaurar una elección directa sin reducir el umbral para poder sesionar en Suiza no sería un beneficio para la democracia”.


(Traducción: Patricia Islas), swissinfo.ch



Enlaces

×