Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Prensa suiza


El túnel del Gotardo, hazaña, regalo y promesa




 Otro idioma: 1  Idiomas: 1
La presencia de diversos jefes de Estado dio un mayor peso a la la cobertura periodística de la inaguración del túnel del San Gotardo. (Reuters)

La presencia de diversos jefes de Estado dio un mayor peso a la la cobertura periodística de la inaguración del túnel del San Gotardo.

(Reuters)

Avalancha de comentarios en la prensa suiza un día después de la inauguración del Gotardo. El túnel ferroviario más largo del mundo es visto como una obra maestra de la destreza y de la democracia directa, un regalo para Europa y una promesa para desahogar las carreteras alpinas a condición de que todo el mundo se comprometa.

“La nueva línea través de los Alpes es mucho más que un túnel: reviste un carácter profundamente simbólico. Símbolo del éxito para Suiza, realización tecnológica y científica, la obra maestra confirma las competencias y habilidades de nuestra escuelas superiores, de nuestros ingenieros y de nuestra industria”, coinciden ‘La Liberté’, de Friburgo, y otros diarios de expresión francesa, al enfatizar que “ese túnel, gloria de un país, no debe ocultar que 80% de los obreros eran extranjeros”.

“¡Ah, nosotros los suizos!” intitulan ‘Der Bund’ y el ‘Tages Anzeiger’ al hacer referencia a las lágrimas de la ministra suiza de Transportes, Doris Leuthard, durante una entrevista con swissinfo.ch. “Se requiere un túnel para emocionar a una política suiza”, señalan.

“El nuevo túnel del Gotardo no es solamente una proeza de precisión e ingeniería, es también una obra maestra de la democracia directa”, anota el ‘Neue Luzerner Zeitung’, al recordar las votaciones de 1992 y 1998, cuando el pueblo dio su luz verde al proyecto cuyo costo ascendió a 12 000 millones de francos.

Lenta pero convincente

En el mismo tenor, el ‘Aarguer Zeitung’ subraya que “nuestra democracia directa mostró una vez más de lo que es capaz. Las decisiones se toman quizá más lentamente, pero los resultados son convincentes”.

Al reproducir la postura del ministro del Interior, Alain Berset, el diario ‘Le Temps’, de Ginebra, escribe que esta inauguración “no es el fin del proceso, sino el inicio de una nueva era”.

Mejora una Europa trabajadora

El ‘Corriere del Ticino’ alude a las difíciles relaciones entre Suiza y la Unión Europea. “La tendencia a la cerrazón subsiste entre una parte de nuestra población. En el Tesino, es incluso una parte preponderante, como lo han mostrado diversas votaciones. Ayer, la Unión Europea no estaba oficialmente presente en la inauguración, era más bien Europa, Europa de la que Suiza forma parte. Esta Europa en la que se erigen nuevos muros mientras que nosotros inauguramos aquí el túnel más largo del mundo”.

“Ciertamente, la Europa de la libre circulación es criticable y crea problemas –prosigue el cotidiano-, pero las alternativas políticas que se le oponen en diversos países son aún peores. La Europa trabajadora del túnel es preferible a la Europa rencorosa de las alambradas”.

Y a usted, estimado lector, ¿qué reflexión le provoca esta obra de ingeniería?

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook


Traducido por Marcela Águila Rubín

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×