El presidente egipcio Abdel Fatah Al Sisi negó el sábado las acusaciones de corrupción lanzadas por un empresario de su país que está exiliado en España y aseguró que es "honesto y fiel" a su pueblo y a su ejército.

Una serie de videos que acusan al presidente Sisi y al ejército de corrupción agitan desde hace varios días las redes sociales en Egipto.

En esos videos en árabe, el empresario, Mohamed Aly, afirma que las autoridades le deben millones de libras egipcias por trabajos que efectuó su constructora, Amlaak.

Aly no da en esos videos ninguna prueba de sus acusaciones, que la AFP no pudo comprobar.

Por su lado el ejército, solicitado por la AFP, no quiso hacer comentarios.

"Tomaron todo mi dinero y no me dieron ninguna compensación" dijo Aly en una de esas grabaciones en la que menciona un proyecto en el que Amlaak trabajó con el ejército.

Según ese empresario, el ejército "ha construido numerosos proyectos fallidos que no aportaron ningún ingreso", y luego, mediante largos monólogos, fustiga con ironía los "proyectos orgullosos" de las autoridades.

"Son mentiras que tienen como objetivo romper la voluntad de los egipcios y hacerles perder confianza en ellos mismos" dijo Sisi ante un congreso de jóvenes en El Cairo.

El presidente egipcio, citado por las televisiones locales, afirmó que ha decidido responder a "esas acusaciones mentirosas, a pesar de que los órganos del Estado me pidieron que las ignorara".

Aunque no hay cifras creíbles sobre su peso exacto en la economía egipcia, el ejército interviene en numerosos sectores de producción, desde las máquinas lavadoras hasta las pastas alimenticias, o en la construcción de carreteras.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes