Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Previsión para la vejez


Desafíos del retiro en una Suiza que envejece




Hoy existen 3,4 personas activas por una persona jubilada. A mediados de siglo esta proporción será de 2 por 1.  (swissinfo.ch)

Hoy existen 3,4 personas activas por una persona jubilada. A mediados de siglo esta proporción será de 2 por 1. 

(swissinfo.ch)

Después de casi 70 años de existencia, el denominado Seguro para la Vejez y la Sobrevivencia garantiza una renta para los jubilados. Pero, confrontada a importantes cambios demográficos, el sistema comienza a rasgarse. El análisis en gráficos.

El 2016 es un año importante para el futuro del sistema de pensiones suizo. El Parlamento discute la reforma de la previsión para la vejez 2020, presentada por el Gobierno Federal, mientras que, en septiembre, el pueblo está llamado a decidir el futuro de la iniciativa AVSplus, que propone un aumento del 10% a las rentas del Seguro de Vejez y la Sobrevivencia (AVS, en sus siglas en francés).

Uno de los puntos de esta reforma es la propuesta de aumentar la edad del retiro de las mujeres, de 64 a 65 años, como ocurre en el caso de los hombres. 

Las incógnitas sobre el futuro del sistema helvético de pensiones – y de otros países– son esencialmente de carácter demográfico. La sociedad envejece, la esperanza de vida aumenta y la natalidad se estanca, como puede notarse en el gráfico siguiente: 

 (swissinfo.ch)
(swissinfo.ch)

En 1948, cuando se introdujo el Seguro para la Vejez y la Sobrevivencia, había más de seis personas activas (entre los 20 y los 64 años) por cada persona jubilada. Hoy, la relación de dependencia es de 3,4 : 1. A mediados de este siglo será de 2:1. Esta disminución de la gente activa será especialmente significativa entre 2020 y 2030, cuando la generación del “baby boom” se jubile. 

Hasta ahora los cambios de esta relación entre trabajadores y jubilados no ha influido gravemente en las finanzas del AVS. El aumento de la productividad y de los salarios ha provocado un efecto compensatorio. Si en 1950 eran necesarias 7,3 personas activas para financiar un renta de 595 francos (la renta máxima en esa época), hoy se requiere solo de la contribución de 1,7 (casi dos personas). “Nutriéndose del desarrollo económico, afirman los promotores de la iniciativa AVSplus, el AVS puede otorgar rentas más numerosas y más altas y hacer frente al envejecimiento demográfico.

En su mensaje al Parlamento sobre la reforma Previsión para la vejez 2020, el Gobierno suizo tiene otra visión al respecto: según el escenario futuro más probable, “a partir del 2020 las cuentas del AVS no estarán más en equilibrio y en 2030 el déficit del financiamiento del AVS alcanzará casi los 8 300 millones de francos [anuales]”, se lee en el documento.

En el gráfico siguiente se puede observar el desarrollo de las finanzas del AVS desde su creación en 1948 y las previsiones sin la adopción de la reforma propuesta por el gobierno. La diferencia entre las entradas (contribuciones al salario bruto) y las salidas (rentas dirigidas a los jubilados), que en el lenguaje de los seguros se denomina “resultado de repartición”, figura en negro: 

Según los cálculos de Berna, la reforma que debate actualmente el Parlamento no permitirá cubrir todas las pérdidas. Pero en 2030, el déficit no será de 8 300 millones de francos anuales, sino de poco más de mil millones.

Otro elemento que ha permitido compensar los efectos de la baja tasa de natalidad y del aumento de la esperanza de vida en el sistema de pensiones es la inmigración. Sin las contribuciones de los trabajadores inmigrantes, el resultado del AVS sería ya negativo a partir del 2001, escribe el Gobierno de Suiza. En efecto, como puede notarse en este gráfico sobre la estructura de la población en Suiza, los extranjeros son mucho más numerosos en las capas de población en edad de trabajar, si se compara con el número de personas con el pasaporte helvético económicamente activas.

Aumentar la edad para la jubilación, ¿un paso indispensable para hacer frente al desarrollo demográfico? Su opinión nos interesa

Contacte a los autores vía twitter: Daniele Mariani y Duc-Quang Nguyen



(Traducción del italiano: Patricia Islas)

×