Reuters internacional

Foto de archivo del primer ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson, durante una conferencia de prensa en Estocolmo, Suecia. 19 de junio de 2013. El primer ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson, renunció el martes, después de que los documentos filtrados por un bufete panameño mostraron que su esposa tiene una compañía 'offshore' acreedora de los quebrados bancos de su país, informó su partido el martes. REUTERS/Bertil Enevag Ericson/Scanpix/Files

(reuters_tickers)

Por Kylie MacLellan y Ragnhildur Sigurdardottir

LONDRES/REIKIAVIK (Reuters) - El primer ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson, renunció el martes, informó su partido, convirtiéndose en la primera víctima de los documentos filtrados de un bufete panameño, que han puesto de relieve las finanzas de políticos y figuras públicas de todo el mundo.

Los "Papeles de Panamá" mostraron que la esposa del primer ministro tiene una compañía 'offshore' acreedora de los quebrados bancos de su país, lo que irritó a muchos de sus compatriotas, que salieron a las calles para pedir su dimisión.

Los más de 11,5 millones de documentos, filtrados desde el bufete panameño Mossack Fonseca, provocaron la ira mundial por la capacidad que tienen los ricos y famosos para distribuir su dinero y evitar impuestos mientras muchas personas sufren por la austeridad y las dificultades.

Mossack Fonseca negó haber cometido irregularidades y el ministro de la Presidencia panameño, Álvaro Alemán, dijo en una conferencia de prensa el martes que su Gobierno podría tomar represalias contra Francia tras su anuncio de que volvería a colocar al país centroamericano en su lista negra de jurisdicciones fiscales no cooperantes.

Alemán aseguró que ninguna empresa panameña ha sido acusada de cometer ilegalidades. "No vamos a aceptar que utilicen a Panamá como chivo expiatorio de terceros, cada país es responsable", afirmó.

Entre las personas mencionadas en los documentos están amigos del presidente de Rusia, Vladimir Putin, familiares de los líderes de China, Reino Unido y Pakistán y el mandatario de Ucrania.

Gunnlaugsson renunció antes de votarse una moción de censura, horas después de pedir al presidente la disolución del Parlamento. El número dos del gobernante Partido Progresista, Sigurdur Ingi Johansson, dijo a los periodistas que su formación sugerirá a sus socios de coalición el Partido Independencia su nombramiento como primer ministro, aunque las fuerzas opositoras abogan por un adelanto electoral.

La onda expansiva generada por la filtración se extendía por el mundo, mientras el primer ministro británico, David Cameron, recibía las críticas de sus rivales, que le acusaron de permitir que una elite rica evadiera impuestos.

El Gobierno chino rechazó, en tanto, las "acusaciones infundadas" que indicaban que familiares del presidente Xi Jinping y otros líderes actuales y pasados del país estaban relacionados con cuentas 'offshore'.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que los "Papeles de Panamá" demuestran que la evasión fiscal es un gran problema e instó al Congreso a actuar para evitar que las compañías de su país se aprovechen de las lagunas que le permiten evitar el pago de impuestos.

"Con esta avalancha de datos que está saliendo de Panamá tenemos un nuevo recordatorio de que la evasión tributaria es un gran problema global", dijo a los periodistas. "No es algo exclusivo de otros países, porque, francamente, hay gente aquí en Estados Unidos que se está aprovechando de lo mismo. Muchas cosas son legales y ese es exactamente el problema", afirmó.

"LOS ABUSOS DEBEN PARAR"

En Gran Bretaña, el líder del opositor Partido Laborista exigió al Gobierno que combata a los paraísos fiscales, afirmando que ya es tiempo de que Cameron deje de permitir "que la elite súper acaudalada eluda impuestos".

"No puede haber unas reglas fiscales para la elite rica y otras para el resto", dijo el líder laborista, Jeremy Corbyn. "La injusticia y el abuso deben parar", agregó.

Aseguró que Londres tiene una gran responsabilidad, ya que muchos paraísos fiscales como las Islas Vírgenes Británicas y las Islas Caimán son territorios británicos de ultramar, mientras otros como Jersey o la Isla de Man dependen de la Corona británica.

Cameron se ha presentado a sí mismo como un campeón en la lucha contra la evasión fiscal en los territorios con lazos con Reino Unido. Sin embargo, se vio complicado por las filtraciones, que incluyen a su difunto padre y a miembros del gobernante Partido Conservador entre la lista de clientes que usaron los servicios Mossack Fonseca.

Cameron dijo que "tengo un salario como primer ministro y algunos ahorros, de los que obtengo algunos intereses, y tengo una casa. No tengo acciones, ni fondos 'offshore', ni nada parecido".

Otras destacadas figuras e instituciones financieras respondieron a las filtraciones negando haber cometido irregularidades, mientras fiscales y reguladores empiezan a revisar la investigación elaborada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), con sede en Estados Unidos, y otras organizaciones de medios.

Reino Unido, Francia, Australia, Nueva Zelanda, Austria, Suecia y Holanda se encuentran entre las naciones que han iniciado investigaciones. Panamá es uno de los paraísos fiscales más herméticos del mundo y se ha negado a adherirse a una iniciativa de transparencia global.

Mossack Fonseca ha creado más de 240.000 sociedades 'offshore' para clientes de todo el mundo, pero niega haber cometido ilícitos. Asegura que es víctima de una campaña contra la privacidad y que los informes de los medios deforman la naturaleza de su negocio.

Credit Suisse y HSBC, dos de los gestores de patrimonio más grandes del mundo, rechazaron la idea de que estén utilizando activamente estructuras 'offshore' para ayudar a sus clientes a evadir impuestos.

Entre las celebridades relacionadas con el escándalo está el astro del fútbol mundial Lionel Messi. Las autoridades tributarias españolas dijeron que investigan acusaciones de irregularidades cometidas por el delantero argentino del Barcelona tras la filtración de los documentos.

(Reporte de Oficinas de Reuters; escrito por Angus MacSwan y Grant McCool; editado en español por Marion Giraldo, Carlos Aliaga y Carlos Serrano)

reuters_tickers

 Reuters internacional