Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Proceso de paz “Suiza mantendrá un importante rol en Colombia"

Colombie

Un país en mutación: el proceso de paz en Colombia aún no ha concluido.

(Keystone)

El nuevo presidente de Colombia, Iván Duque, preconiza la reconciliación nacional. Sin embargo, tiene la intención de corregir el acuerdo de paz firmado por su predecesor Juan Manuel Santos con las FARC. ¿Qué significaría una revisión para el compromiso de Suiza en este Estado sudamericano? Análisis de un experto.

swissinfo.ch: Como evocan los medios, el nuevo presidente de Colombia, Iván Duque, quiere corregir el acuerdo de paz concluido en 2016 entre el gobierno y los rebeldes de las FARC. Esto plantea preocupaciones sobre el futuro del pacto. ¿Cuál es su lectura de esa declaración?

Philipp Lustenberger: Durante la campaña electoral, Iván Duque aseguró que no haría “ni trizas ni risas” con el acuerdo de paz. Esta es una posición más bien moderada por parte de un miembro del partido de derecha Centro Democrático. Muchos partidarios de esta formación, fundada por el expresidente Álvaro Uribe, desean anular el acuerdo en su totalidad. Presupongo, entonces, una cierta continuidad. El presidente Duque implementará diversos puntos del acuerdo.

Philipp Lustenberger es, desde este verano, corresponsable del programa de mediación de la Fundación Suiza por la Paz, swisspeaceEnlace externo, en Berna. Anteriormente, trabajó durante cuatro años para el proceso de paz colombiano en la Embajada de Suiza en Bogotá. En esta entrevista habla a título personal.

Fin del recuadro

swissinfo.ch: ¿Cuáles son los puntos del acuerdo de paz que critica Iván Duque?

P.L.: Dos temas, en particular, polarizan a la sociedad colombiana: las sanciones contra exguerrilleros y su participación política. Si los excombatientes de las FARC reconocen su responsabilidad en crímenes graves y ayudan a restaurar la verdad, no corren el riesgo de ser encarcelados. Además, según el acuerdo, el partido de nueva creación, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, tiene diez escaños en el Parlamento durante dos legislaturas. El partido de Iván Duque critica fuertemente estas disposiciones.

swissinfo.ch: El gobierno de Iván Duque ha presentado un proyecto de ley en el Parlamento. Ya no quiere que el tráfico de drogas y el secuestro sean etiquetados como delitos políticos.

P.L.: Sí, es exacto. En el futuro, ya no se podrían otorgar reducciones de pena por tales crímenes. Sin embargo, esta propuesta no modifica retroactivamente el acuerdo existente y el sistema de justicia transicional resultante.

Durante su campaña electora, Iván Duque, presidente de Colombia desde el 7 de agosto de 2018, aseguró que no haría “ni trizas ni risas” con el acuerdo de paz firmado entre Juan Manuel Santos y las FARC.  

(Keystone)

swissinfo.ch: El acuerdo de paz de 2016 deja abierta la posibilidad de que otros grupos armados también puedan beneficiarse de este mecanismo de justicia transicional. Si Iván Duque logra la aceptación de su proyecto de ley, grupos como el ELN pueden tener menos interés en poner fin a la lucha armada.

P.L.: En efecto, si se implementa este proyecto, será más difícil para los combatientes del ELN incorporarse a la solución actual de justicia transicional. Las penas alternativas, como las restricciones efectivas de la libertad, ya no podrían aplicarse a los delitos antes mencionados.

swissinfo.ch: Suiza está firmemente comprometida con el proceso de paz en Colombia. Desde febrero de 2017, ha estado apoyando las negociaciones entre el ELN y el gobierno.

P.L.: El gobierno y el ELN habían pedido a Suiza , así como a otros países, que acompañaran estas conversaciones. Cuando asumió el cargo, el presidente Iván Duque dijo que quería darse 30 días para evaluar el proceso. Quiere reunirse con los actores que apoyan estas negociaciones: la ONU, la Iglesia Católica, Suiza y otros Estados. El plazo concluye a principios de septiembre. Entonces sabremos si y de ser así, cómo continuarán las negociaciones con el ELN.

swissinfo.ch: Hasta hace poco, en nombre del Departamento Federal de Asuntos Exteriores de Suiza, usted trabajaba para promover la paz en ese país sudamericano. ¿No teme que este compromiso resulte en vano?

P.L.: No, no lo creo. Los actores internacionales -los Estados, pero también las organizaciones no gubernamentales- solamente tienen un papel de apoyo en un proceso de paz. Son los actores nacionales quienes deben llevar el proceso. De lo contrario, no tiene sentido. Veo mejoras en Colombia. Suiza ha podido contribuir significativamente y continuará haciéndolo.

swissinfo.ch: Suiza también se comprometió en favor de un cese al fuego entre el gobierno y las FARC y en el proceso de dejación de armas.

P.L.: Sí, Suiza trabajó no solamente con las dos partes en las negociaciones, sino también con la sociedad civil colombiana y las comunidades en las zonas concernidas por el cese al fuego. El proceso funcionó bien. En general, la violencia en Colombia ha disminuido significativamente. Sin embargo, se debe mencionar que continúa o incluso aumenta en algunas regiones.

swissinfo.ch: Suiza también ha desempeñado el papel de intermediario entre los diversos actores del conflicto. Este es un trabajo muy discreto. ¿Puede hablarnos de algún aspecto?

P.L.: Tomemos el ejemplo de las fuerzas armadas y de las comunidades indígenas. Su relación es históricamente muy tensa. Suiza facilitó reuniones y promovió el diálogo. En estos espacios, los participantes se pueden escuchar unos a otros e intentar comprender el punto de vista de sus interlocutores.

swissinfo.ch: Como ya lo mencionó, la violencia continúa e incluso aumenta en algunas partes del país. El número de líderes sociales asesinados que promueven la paz en las comunidades también aumenta. ¿Son esos problemas “normales” en un proceso de paz?

P.L.: La experiencia internacional muestra que los procesos de paz son muy complejos y no lineales. La fase de implementación de un acuerdo suele ser significativamente más difícil que el proceso de negociación. Una observación que también es válida en Colombia.

En las zonas donde las FARC ejercían un cierto control antes de dejar las armas, el Estado aún no ha logrado recuperar el control. Hoy, otros grupos armados están tratando de ganar influencia. El narcotráfico, el contrabando y la explotación ilegal del oro gangrenan esas regiones. Esos grupos armado afectan cada vez más a la población civil y, en particular, a los líderes sociales y defensores de derechos humanos.

Niños corretean en una calle de Colombia

El conflicto armado en Colombia ha dejado más de 220 000 muertos, 6 millones de desplazados y 60 000 desaparecidos.

(Keystone)

swissinfo.ch: El conflicto con las FARC desgarró a Colombia por más de 50 años. ¿Es mejor el acuerdo de paz de 2016 que los intentos anteriores?

P.L.: Con el tiempo, sin duda se ha aprendido mucho y obtenido lecciones de otros procesos internacionales de paz. Este acuerdo está considerado extremadamente innovador e integral: la sociedad colombiana ha sido incluida en el proceso de paz.

Un ejemplo: hasta finales de la década de 1980, la mayoría de la fuerza pública estaba considerada como opuesta a cualquier proceso de paz. En esta ocasión, fueron incluidas en las negociaciones que dieron origen al acuerdo de 2016. Las víctimas del conflicto también pudieron expresar sus preocupaciones y el texto tiene en cuenta en gran medida sus derechos.

swissinfo.ch: Si fuera adivino, ¿qué escenario dibujaría para Colombia, bajo la presidencia de Iván Duque?

P.L.: En Colombia, se habla mucho acerca del vaso medio lleno o medio vacío sobre el proceso de paz. Yo diría que el vaso está medio lleno y lo estará un poco más en cuatro años. Muchos temas como la violencia y las grandes desigualdades sociales, particularmente entre las áreas urbanas y rurales, serán motivo de preocupación para Colombia más allá del mandato de cuatro años de Iván Duque.

Ensombrecer las cosas y condenar a Iván Duque por la línea dura de su partido es inútil. Debe ser juzgado por sus acciones. En su discurso inaugural, hizo de la reconciliación nacional su prioridad. Ahora debe mostrar cómo pretende lograrla. Asumió el cargo apenas a principios de agosto.

swissinfo.ch: El presidente saliente Juan Manuel Santos fue elegido, como Iván Duque, gracias al apoyo de Álvaro Uribe. Este último consideró las negociaciones de paz con las FARC como un acto de traición. ¿Podría Iván Duque alejarse de Álvaro Uribe?

P.L.: Difícilmente. Juan Manuel Santos era un político con mucha experiencia. Viene de una de las familias más ricas e influyentes de Colombia. Iván Duque, por otro lado, era hace poco un “don nadie” en política. Sin embargo, siento que es lo suficientemente ambicioso e inteligente para seguir su propio camino. No se separará de Álvaro Uribe y del ala dura de su partido, pero intentará encontrar un equilibrio político.

En 2016, Juan Manuel Santos recibió el Premio Nobel de la Paz por el acuerdo logrados con las FARC para poner fin a un conflicto armado de más de medio siglo.

(Keystone)


Traducido del francés por M.Aguila

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes