Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Programa nuclear iraní


La apertura de Teherán se confirma en Ginebra


Por Frédéric Burnand, Ginebra


El ministro iraní de Exteriores, Mohammad Javad Zarif, ante la prensa, el miércoles 16 de octubre en Ginebra. (Keystone)

El ministro iraní de Exteriores, Mohammad Javad Zarif, ante la prensa, el miércoles 16 de octubre en Ginebra.

(Keystone)

Luego de 10 años de prórrogas, las negociaciones multilaterales sobre la situación nuclear en Irán comienzan a salir del estancamiento. Para el profesor Reza Djalili, esa es la señal que transmite el encuentro realizado esta semana en Ginebra.

Los días 15 y 16 de octubre se reunieron en el Palacio de las Naciones de la  ciudad suiza representantes de Teherán, los cinco miembros del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania para abordar el desarrollo de la energía nuclear en Irán.

Una declaración conjunta firmada por los responsables de Exteriores de la Unión Europea, Catherine Ashton, y de Irán, Mohamed Javad Zarifsu, anuncia otro encuentro en Ginebra los días 7 y 8 de noviembre. Esa nueva ronda de conversaciones será precedida por reuniones técnicas de expertos en materia nuclear y sus sanciones.

El texto señala: “Al apoyarse en la atmósfera positiva de la primera reunión ministerial efectuada en Nueva York el 26 de septiembre, el ministro de Asuntos Exteriores de la República Islámica de Irán presentó las grandes líneas de un plan como base para una negociación. Una propuesta que es considerada como una contribución importante para los E3+3 y examinada con atención”.

Mohammad-Reza Djalili, profesor emérito en el Instituto Universitario de Estudios Superiores Internacionales y del Desarrollo de Ginebra, analiza estos resultados iniciales.

swissinfo.ch: De las negociaciones celebradas en Ginebra surgió una declaración conjunta. Es la primera vez que sucede. ¿Es un signo de avance real?

Mohammad-Reza Djalili: Con el viento de optimismo que soplaba esos dos días en Ginebra, se esperaban avances notables y no fue el caso. Pero la firma de una declaración conjunta y el establecimiento de una nueva reunión generan optimismo.

Apertura de Irán

15 de junio 2013: Hassan Rohani es elegido para la presidencia iraní, en sucesión de Mahmoud Ahmadineyad. Dos días más tarde, durante su primera conferencia de prensa como presidente electo, anuncia que Irán está dispuesto a una mayor transparencia en materia nuclear y a mejorar sus relaciones con Estados Unidos y el resto del mundo, pero reafirma el derecho de su país a enriquecer el uranio.

28 de agosto: En un informe trimestral, la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) subraya que Irán ha incrementado su capacidad de enriquecimiento de uranio, pero estima que con  186 kg de uranio enriquecido al 20%, se mantiene por debajo de los 240-250 kg considerados necesarios para producir una bomba.

27 de septiembre: Barack Obama y Hassan Rohani conversan por teléfono. Es la primera vez que presidentes de esos países se comunican directamente, tras la ruptura de las relaciones diplomáticas durante la crisis de los rehenes en la embajada de EE.UU. en Teherán, en 1980. El presidente estadounidense habla de una “oportunidad única” para el avance en el tema nuclear.

swissinfo.ch: La declaración conjunta menciona también encuentros previos entre expertos en asuntos nucleares y en el sistema de sanciones. ¿Es una forma pertinente?

M-R.D: Es muy positivo. Esta reunión en Ginebra comienza a reconstruir la confianza entre Irán y los otros seis Estados. Los técnicos dedicarán las próximas tres semanas a prepararse para la próxima reunión, que podría dar lugar a propuestas más concretas. Los diplomáticos tendrán tiempo para ponerse de acuerdo con sus respectivos gobiernos sobre las respuestas a las propuestas iraníes. No conocemos los elementos, puesto que los participantes decidieron mantenerlos en secreto.

swissinfo.ch: ¿Irán busca ganar tiempo, como en el pasado?

M-R.D.: Si ese fuera el caso, la próxima reunión habría sido fijada para dentro de seis meses. No, ese no es el caso porque el presidente Rohani está apurado. La situación económica es catastrófica. Fue elegido justamente para corregirla. Todos los ultras que se oponen al nuevo presidente de Irán - y hay muchos- están a la espera de una oportunidad para contraatacarlo. Incluso el líder de la Revolución vacilaba en iniciar estas conversaciones. El presidente Rohani tiene entonces más prisa que los otros seis gobernantes involucrados en las negociaciones.

swissinfo.ch: El levantamiento, incluso parcial, de las sanciones contra Irán pesa entonces más que la capacidad nuclear de Teherán?

M-R.D.: Por supuesto. Rohani busca la normalización de las relaciones con Occidente para poder financiar la reactivación de la economía iraní. Si hay un rápido avance sobre el tema nuclear será posible levantar algunas sanciones, como las que afectan al sector bancario, lo que sería una bocanada de aire fresco para la economía iraní.

swissinfo.ch: ¿Si las actuales negociaciones avanzan, abrirán nuevas perspectivas para todo el Medio Oriente, bajo tensión por la guerra en Siria?

M-R.D.: Por supuesto. Eso permitiría tomar en consideración, de una mejor manera, la política regional de Irán, lo que podría influir sobre el tema sirio.

Eso también podría conducir a un acercamiento entre Riad y Teherán en momentos en que hay una especie de guerra fría entre Arabia Saudita e Irán. Un acercamiento que permitiría atenuar las tensiones entre el eje sunita y el arco chiita, lo que tendría enormes consecuencias para la región.

Irán es un país muy estable en comparación con sus vecinos, como Irak, Siria, Pakistán y Afganistán. Las tensiones que perturban a toda la región desde hace tres años también podrían disminuir.

Encuentro Burkhalter - Javad Zarif

El titular suizo de la cartera de Exteriores, Didier Burkhalter, se reunió el miércoles 16 de octubre, en Ginebra, con su homólogo iraní Mohammad Javad Zarif.

Los ministros abordaron el avance de las discusiones relativas al expediente nuclear iraní así como “las futuras etapas del proceso”, informó la dependencia helvética.

También analizaron el estado de las relaciones Berna-Teherán y los temas vinculados con el mandato suizo de protección de los intereses estadounidenses en Irán.

(Fuente: ATS)

swissinfo.ch: ¿Cuáles son los intereses de Rusia en este asunto?

M-R.D.: Las negociaciones que comenzaron en Ginebra son asimismo positivas para Rusia, que también aplica sanciones contra Irán al tiempo que permanece a su lado diplomáticamente. Los rusos son bastante flexibles en las negociaciones, mucho más que Francia, que mantiene posiciones bastante duras en comparación con otros países europeos.

swissinfo.ch: ¿China se hace oír en estas negociaciones?

M-R.D.: Pekín es cercano a Teherán por sus lazos económicos, sobre todo desde el embargo petrolero. China está interesada en mantener buenas relaciones con Irán, en particular con respecto a Afganistán, Pakistán y la región del Golfo. China, al igual que Rusia, se asocia con Irán a través del Grupo de Shanghái.


Traducción, Marcela Águila Rubín, swissinfo.ch



Enlaces

×