Reuters internacional

El comisario económico de la Unión Europea, Pierre Moscovici, durante una conferencia de prensa en Bruselas, Bélgica. 5 de noviembre de 2015. Los bancos centrales aún tienen poder de fuego para contrarrestar una desaceleración en la expansión global que no cambia el panorama de recuperación en la zona euro, dijo el miércoles el comisario económico de la Unión Europea, Pierre Moscovici. REUTERS/Yves Herman

(reuters_tickers)

Por Paul Taylor

DAVOS, Suiza (Reuters) - Los bancos centrales aún tienen poder de fuego para contrarrestar una desaceleración en la expansión global que no cambia el panorama de recuperación en la zona euro, dijo el miércoles el comisario económico de la Unión Europea, Pierre Moscovici.

En una entrevista con Reuters Televisión en el marco del Foro Económico Mundial en Davos, Moscovici señaló que no cree que haya ningún retorno a una crisis financiera internacional, pese a las turbulencias en los mercados mundiales en el inicio del 2016 generadas por la desaceleración en China y los bajos precios del petróleo.

Consultado sobre si los principales bancos centrales del mundo se habían quedado sin municiones para reactivar la economía global tras años de políticas de alivio cuantitativo y de tasas de interés en mínimos récord, el funcionario de la UE respondió: "Tienen armas y pueden actuar".

Si bien se negó a recomendar una política al Banco Central Europeo -una entidad independiente-, el socialista francés dijo que el BCE había tomado las medidas correctas desde 2012 para preservar la unidad de la zona euro y demostrar que puede resistir cualquier impacto.

Moscovici dijo que no espera ningún cambio importante en la proyección de crecimiento de la zona euro cuando la Comisión Europea emita el pronóstico actualizado a comienzo de febrero, pese a la fuerte desaceleración en China y a las turbulencias en los mercados de acciones y de materias primas.

El brazo ejecutivo de la UE estimó en noviembre que la zona euro crecería un 1,8 por ciento este año y un 1,9 por ciento en 2017, después de un 1,6 por ciento previsto para el año pasado.

"Hoy no veo ningún cambio importante en nuestro pronóstico (...) para Europa. Pero, por supuesto, tenemos que tener en cuenta estos riesgos bajistas. No necesitamos cambiar nuestra posición política, sino reforzarla", manifestó.

El Fondo Monetario Internacional recortó el martes sus proyecciones de crecimiento global por tercera vez en menos de un año, debido a que nuevos datos desde Pekín mostraron que la economía china se expandió en 2015 a su tasa más baja en 25 años.

No obstante, el FMI señaló que los precios más bajos del petróleo ayudarán a respaldar el consumo privado en Europa y, como consecuencia, subió 0,1 punto porcentual su pronóstico de crecimiento para la zona euro este año, llevándolo a 1,7 por ciento, donde prevé que se mantenga en 2017.

Sobre la turbulencia en los mercados globales y la caída en los precios de las materias primas, Moscovici dijo: "No siento que la crisis financiera esté regresando. No sentimos que estemos enfrentando el riesgo de un colapso en el crecimiento mundial, pero hay caídas que debemos considerar".

(Reporte de Paul Taylor; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

reuters_tickers

 Reuters internacional