Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Protección ambiental El Parlamento rechaza gravar pasajes aéreos

Un avión de Swiss despegando

En 2016, el tráfico aéreo internacional causó un 10% de las emisiones de gases con efecto invernadero de Suiza.

(Keystone)

La introducción en Suiza de un impuesto climático a los billetes de avión no convenció. La cámara baja del Parlamento rechazó añadir esa medida a la Ley sobre CO2.

Suiza se mantendrá como uno de los pocos países de Europa Central que no aplican un impuesto a los pasajes aéreos. El Consejo Nacional (cámara baja del Parlamento) declinó introducir esa medida por 93 votos contra 88 y 8 abstenciones.

“Volar se ha vuelto extremadamente barato. Es un desafío al sentido común”

Lisa Mazzone, Los Verdes

Fin de la cita

La izquierda y una parte del centro (verdes liberales y demócratas cristianos) querían aprovechar la revisión de la Ley sobre CO2 para añadir ese impuesto con el objetivo de concienciar a los ciudadanos sobre sus emisiones de gases de efecto invernadero y limitar así sus desplazamientos en avión. “Volar se ha vuelto extremadamente barato. Es un desafío al sentido común”, dijo la diputada verde Lisa Mazzone.

Cada vez son más los suizos que viajan en avión. El número de pasajeros aumentó un 60% entre 2000 y 2017, según el más reciente informe federalEnlace externo sobre movilidad. Y ello, con importantes consecuencias para el clima: el transporte aéreo internacional representa el 10% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero de Suiza, según datos de la Oficina Federal de Medio Ambiente (OFEVEnlace externo). En la Unión Europea (UE) ese porcentaje es de solamente el 3%. Once países europeosEnlace externo, entre los cuales Alemania, Italia, Francia y Gran Bretaña, aplican un impuesto a los billetes de avión. Su importe puede variar entre 3 y 160 euros según el país y el destino.

Aviación favorecida

“En la actualidad, subvencionamos el tráfico aéreo, cuidamos ese sector”, subrayó Roger Nussbaumer, diputado socialista. En Suiza, los vuelos al extranjero están exentos del impuesto sobre el combustible, el IVA y el impuesto sobre el CO2. Esa situación cambiará, ya que el Parlamento acordó asociar su sistema de intercambioEnlace externo de cuotas de emisión con el de la UE. Las compañías aéreas no deberán superar un determinado umbral de contaminación y deberán compensar sus emisiones. Una medida que tendrá consecuencias para las empresas, pero pocas para los viajeros: el precio del billete solamente debería aumentar unos cuantos céntimos.

Este primer paso convenció a la mayoría de la derecha en el Parlamento para que renunciara al impuesto sobre los billetes. “No debemos imponer una doble carga financiera a la aviación”, defendió Christian Imark, diputado de la Unión Democrática de Centro (derecha conservadora). “Eso no aportaría nada y debilitaría la posición de Suiza”. El lado incentivador del impuesto también ha sido cuestionado: “Con la caída del precio del petróleo, las empresas podrán, sin duda, mantener los precios muy bajos”, señaló Benoît Genecand, diputado del Partido Liberal Radical (PLR).  

El propio Consejo Federal (Gobierno) se opuso a la introducción de un impuesto sobre los billetes de avión. “Esos bajos precios no están vinculados a exenciones fiscales, sino más bien a la excesiva competencia de las compañías aéreas”, declaró la ministra de Transportes, Doris Leuthard. Teme que los viajeros se vean fuertemente penalizados y emigren a los aeropuertos del otro lado de la frontera. Leuthard también cree que el incentivo sería muy limitado: “Para los vuelos de largo recorrido, no hay alternativa. Es una ilusión pensar que alguien renunciará a su viaje o que las aerolíneas cancelarán los vuelos”.


Traducido del francés por Marcela Águila Rubín

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes