Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Proyecto piloto


Un sistema de evaluación veloz para el asilo


Por Jo Fahy


Suiza acaba de implementar un proyecto piloto para acelerar la evaluación de las demandas de asilo en un centro de recepción en Zúrich. (Keystone)

Suiza acaba de implementar un proyecto piloto para acelerar la evaluación de las demandas de asilo en un centro de recepción en Zúrich.

(Keystone)

Frente a un creciente número de solicitantes de asilo, Suiza quiere reducir a menos de 5 meses el tiempo para evaluar un expediente. swissinfo.ch compara las ventajas y desventajas potenciales de los procedimientos de evaluación de mayor celeridad en otros países europeos.

En este continente, los Países Bajos destacan por haber adoptado una serie de medidas radicales para recortar drásticamente el tiempo necesario para la evaluación de las solicitudes de asilo.

Hasta julio de 2010, el proceso para presentar un expediente y recibir una respuesta sobre el caso ocupaba apenas 48 horas. No obstante, esta vía veloz fue desechada y reemplazada por otra que se efectúa en menos de ocho días.

En 2011, el Consejo Holandés para los Refugiados entrevistó a solicitantes de asilo, abogados y a aquellos que participan directamente en los centros de recepción para analizar el funcionamiento de este sistema y concluyó que el proceder es satisfactorio. Lenny Reesink, uno de los responsables de la investigación y encargado de la política de asilo en el Consejo resume: “Los solicitantes de asilo conocen la respuesta a su demanda en 8 días, saben si se les concede o no asilo”.

La Organización Suiza de Ayuda a los Refugiados (OSAR) se dirigió a los Países Bajos también en 2011 para conocer con detalle cómo se ha aplicado este procedimiento veloz. "Lo que nos sorprendió especialmente del sistema holandés es que se ofrezca asistencia jurídica independiente a todos los solicitantes de asilo durante todo el procedimiento", señala Beat Meiner, secretario general de OSAR.

"Esto es crucial para un proceso justo. La tarea de los abogados tiene una gran influencia en la resolución de estos casos. Esto también existirá en Suiza en el marco de un nuevo proyecto piloto en Zúrich. El hecho de que el gobierno pague la asistencia jurídica, en lugar de las iglesias y las organizaciones civiles de ayuda, significará una gran diferencia."

Tiempo para prepararse

No obstante,  al Consejo Holandés para los Refugiados le preocupa que los solicitantes de asilo sean entrevistados demasiado pronto por las autoridades, al tercer día de presentar su expediente. Pero esta audición se produce solo transcurridos al menos seis días después de su llegada al país.

"Esto significa que hay un riesgo de que los solicitantes de asilo con cuadros complejos no tengan tiempo suficiente para preparar su documentación. Esto puede significar el rechazo de su solicitud ", comenta Reesink.

Varias organizaciones de defensa de los refugiados siguen de cerca el desarrollo del procedimiento de asilo holandés, por ejemplo el Consejo Europeo de Refugiados y Desplazados. Kris Pollet, especialista jurídico de esa organización comenta a swissinfo.ch que aún es muy pronto para hacer una valoración conclusiva sobe el funcionamiento del sistema holandés”.

"En términos generales hay riesgos en ese tipo de procedimiento rápido, ya que las autoridades disponen de menos tiempo para investigar los hechos relacionados con cada caso”, comenta.

En Suiza, OSAR observa con beneplácito el proyecto piloto en Zúrich, semejante al modelo holandés, en el que el Estado se encargará de pagar la asesoría legal para los solicitantes de asilo. No obstante, esta organización también considera que para casos difíciles se requerirá de más tiempo para tomar una decisión.

"Un abogado tendrá diez días para presentar una apelación contra una negativa, pero si los documentos necesarios para probar un caso están fuera del país y son difíciles de obtener, este plazo no será suficiente," argumenta Beat Meiner.

Si una decisión no se puede tomar en un plazo de 8 días, el caso pasa a la categoría del procedimiento extendido, que no debe ser tratado en un periodo menor a seis meses.

El centro-piloto de Zúrich

Este lunes se abrió el centro piloto de Zúrich, que aplica un procedimiento acelerado de tratamiento de los casos de asilo en Suiza.

Treinta colaboradores de la Oficina Federal de Migración (OFM) se encargan de registrar a los solicitantes de asilo, cuyos expedientes son tratados allí.

Se calcula que entre 1300 y 1400 casos serán tratados anualmente.

Elegidos al azar de los otros centros de registro helvéticos, los solicitantes de asilo que verán resolver sus casos en Zúrich deben registrar sus huellas digitales en el sistema de registro de datos de solicitantes de asilo.

Esta identificación forma parte de la fase preparatoria del análisis de sus casos, al igual que la primera audición y los exámenes médicos, explica la OFM.

Al final de esta etapa, la ODM espera que 20% de las solicitudes hayan sido tratadas. Otro 40% de los casos, se estima, son competencia de otro Estado europeo.

El otro 40% restante puede tratarse de expedientes complejos que deberán ser examinados con mayor detalle en la sede de la OFM, en Berna. Los solicitantes implicados serán albergados en los centros de acogida cantonales.

La fase piloto de este programa está programada hasta el 28 de septiembre de 2015. Expertos externos se encargarán de evaluar la eficacia de este proyecto.

En busca de mayor eficiencia

Los países de Europa buscan establecer una política colectiva de asilo en el marco del Sistema de Asilo Europeo Común (SAEC), pero subsiste aún una gran diversidad de políticas locales.

Algunos países han experimentado importantes incrementos en la llegada de solicitantes de asilo en los últimos años, pero todavía tienen la flexibilidad de elegir diversas maneras para tratar este fenómeno. Varios Estados intentan inyectar más recursos al inicio del proceso, a fin de acelerarlo. Es el caso de Suecia.

Uno de los cambios clave en el sistema sueco consiste en proceder a la audición de los solicitantes de asilo de modo precoz, utilizando más personal durante esta fase inicial. “Creemos que tiene sentido invertir tiempo suficiente y recursos para asegurar que la decisión en la primera instancia sea la adecuada”, comenta Marcus Toremar, jefe del Centro Lean y encargado del programa de asilo para la Oficina de Migración Sueca.

En un mundo ideal

El asilo y la localización de los centros de acogida para los solicitantes de asilo son temas muy controvertidos en Suiza. Varias comunas han protestado contra la construcción de estos albergues en sus territorios, preocupadas por la seguridad de sus habitantes y la criminalidad. La calidad de estos sitios, a veces localizados en refugios subterráneos o en zonas aisladas, provoca también críticas.

En junio pasado, la ciudadanía aceptó el endurecimiento de la Ley de Asilo. Los solicitantes ya no pueden presentar su expediente en las embajadas de Suiza en el extranjero. Por otra parte, el estatuto de refugiado ya no se otorga en el caso de los objetores de conciencia.

El 6 de enero, Suiza inició un proyecto piloto a través del cual se implementa un procedimiento más rápido para la evaluación de las solicitudes de asilo en un nuevo centro federal en Zúrich, que puede recibir a 300 personas. El objetivo es resolver cada caso en menos de cinco meses. Treinta colaboradores de la Oficina Federal de Migración formarán parte de esta tarea. “Si una decisión puede ser tomada en seis meses, creo que esto será una situación ideal”, comenta Kris Pollet.

“En el clima actual, con una opinión pública poco favorable a los solicitantes de asilo y partidos políticos que explotan el tema para ganar votos, esto será una mejora sensacional si Suiza logra implementar este sistema. Los procedimientos rápidos y justos son lo mejor para todo el mundo”, juzga, por su parte, Beat Meiner, de OSAR.


Traducción del inglés: Patricia Islas, swissinfo.ch



Enlaces

×